Las “Zero TV homes”: existe vida más allá de la televisión tradicional

Con la llegada de empresas como Netflix o Hulu ha aparecido un nuevo segmento de la población en Estados Unidos. Con el nombre de hogares ‘Zero TV’ se conoce a aquellas familias o personas estadounidenses que han dejado de ver contenidos tradicionales a través de sus televisores.

Según un reciente estudio de Nielsen, que además fue quien acuñó el término de ‘Zero TV’, en Estados Unidos el 95% de las personas todavía consumen contenidos audiovisuales de una forma tradicional, a través de la televisión. Sin embargo, es ese 5% restante el que cada vez está acaparando mayor atención por parte de los creadores de contenidos y también de los profesionales del marketing y publicitarios.

El número de personas que ya no utilizan la televisión para estos propósitos eran un total de tres millones en 2007. Sin embargo, en tan sólo 5 años ese número ha crecido hasta cinco millones de personas. Como bien indicaba el informe de Nielsen, esto no quiere decir que éstos no tengan en sus hogares ninguna televisión puesto que un 75% admiten tener al menos una.

Es más, el 67% de este segmento ‘Zero TV’ sigue consumiendo contenidos en vídeo pero lo hacen desde un rango de dispositivos más variado: 37% a través de los ordenadores, 16% utilizan Internet para ello, un 8% sus smartphones y un 6% tablets. Asistimos por lo tanto a una clara transición de la TV como el único método de consumo de contenidos audiovisuales a un conglomerado de dispositivos que son utilizados en diferentes ocasiones.

Estos cambios en los patrones de consumo tiene consecuencias sobre los creadores de los contenidos y las marcas, que hasta ahora tenían sólo que centrarse en un único medio para alcanzar a un segmento de la población determinado. Al no existir parrillas hay hueco para más productores y tipologías de contenidos, así como también más libertad debido a que no existen horarios. Una especie de democratización de la plataforma. Ya no son las cadenas las que deciden qué se emite y qué no Por ello, es importante responder a la siguiente pregunta:

¿Quiénes conforman los hogares ‘Zero TV’?

Este tipo de usuarios tienden a ser, según Nielsen, jóvenes de menos de 35 años (25.1%), no hispanos, que no tienen hijos y que viven sólos en una mayor proporción en comparación con los hogares o personas que sí disponen de una televisión en sus casas para un uso tradicional. Las dos principales razones por las que estos usuarios decidieron en su momento darse de baja de sus paquetes de televisión por cable o satélite fueron sus costes elevados o la falta de interés en dichos contenidos.

Y es que con la aparición en escena de servicios a la carta como Netflix, Hulu e incluso otros de música como Spotify o Rdio, muchos usuarios jóvenes no perciben valor de pagar más de 50 euros o dólares al mes por canales tradicionales de televisión. Con las propuestas anteriores pueden, al fin y al cabo, consumir los mismos contenidos o similares cuando quieren, como quieren y desde una mayor variedad de dispositivos.

¿Qué impacto tiene esta tendencia sobre la publicidad televisiva?

En un informe de PwC publicado en febrero de 2013, la consultora y auditora afirmaba que “las audiencias de televisión tradicional siguen siendo altas, por lo que las marcas y anunciantes no deben estar muy preocupados, por ahora”. Y es que en Estados Unidos la publicidad en televisión sigue teniendo una mayor influencia sobre los consumidores que los periódicos, Internet y también los móviles.

eMarketer también apuntó en un reciente informe que en los próximos años la televisión va a seguir acumulando altas cuotas de inversión publicitaria, un 39% del mercado frente a un 22% para las campañas en Internet. En España, sin embargo, la tendencia sigue siendo a la baja para el sector de la televisión aunque menos negativa que en los últimos meses como aquí mismo os indicamos hace tan sólo unos días.

A pesar de que la transición hacia hogares ‘Zero TV’ siga siendo lenta, es importante reconocer el fenómento e intentar estar preparados para el mismo. Como recientemente apuntaba Bill Rineheart, CEO de Unicorn Media, “es importante que las marcas reconozcan la importancia de este movimiento y la utilización de gadgets y dispositivos como móviles y tablets como segundas pantallas“.

Tomás Ravina López de Carrizosa, Digital Director de Zenith, opina que “aunque todavía sea un movimiento minoritario, somos conscientes de que se trata de una tendencia que sólo puede crecer. Como agencia, queremos estar preparados ante un posible cambio de panorama. Por eso, llevamos ya tiempo testando diferentes fórmulas de planificación y comercialización de estos nuevos espacios que se están abriendo ajenos al consumo habitual de la televisión. Por ejemplo, hemos cerrado un acuerdo entre Telepizza y Yomvi, el Netflix español, para ofrecer a sus clientes un producto  que consta de pizza y Tv a la carta (fútbol).”

Y vosotros, ¿seguís utilizando al televisión tanto como antaño o cada vez recurrís más a móviles, ordenadores y tablets para consumir vuestros contenidos preferidos?, ¿creéis que está tendencia se asentará en un futuro próximo y supondrá grandes cambios para marcas y anunciantes?

En BlogginZenith | Zenith Vigía: mejores expectativas en la inversión en medios y La segunda pantalla llega a la radio: ¿mejoran las redes sociales la audiencia?

Imagen | Flickr

En campaña con Zenith

Un comentario

  1. Yo ahora veo la tele en mi portátil. Desde luego, el televisor tradicional está siendo poco a poco historia.

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>