Las sombras de Netflix: la plataforma no tiene un camino de rosas por delante en España

netflix-portada

El 20 de octubre. No hace ni un mes que Netflix se instaló definitivamente en nuestro país y su andadura está siendo seguida al milímetro por todos los expertos en comunicación y marketing. Su llegada puede suponer toda una revolución para la forma de ver televisión pero, a la vez, tendrá que hacer frente a una serie de problemas que ya se están planteando.

Por mucho reconocimiento internacional que tengas, a pesar de ser un pionero y llamar la atención de propios y extraños con tus series originales… llegar a un nuevo lugar, con sus particularidades, y triunfar, no es nada sencillo. ¿Repasamos los problemas más graves a los que debe enfrentarse el gigante de video on demand?

Problema nº1: El catálogo

Resulta más que evidente, para que un producto pueda triunfar, es necesario que su contenido sea el mejor posible. Si trasladamos este axioma a un servicio como Netflix, la correlación es clara: para que pueda ser un éxito, necesita tener un catálogo realmente atractivo, interesante y en permanente renovación; si no cuenta con las películas y las series de las que habla todo el mundo, no podrá superar a sus competidores. Como bien nos explica Marina Such, coordinadora del blog ¡Vaya Tele!: “Tiene que mejorar bastante el catálogo si quiere atraer de verdad clientes. Netflix afirma que sus planes son llegar a un tercio de los hogares españoles en siete años. Será interesante ver si lo consiguen, y si ahora mismo, sus series originales son suficientes para picar la curiosidad, al menos, del público más acostumbrado a ver series por Internet.

netflix-catalogo

Porque el catálogo de Netflix cuenta con algunas trabas. Para empezar, la más importante, no podemos ver ni ‘House of Cards‘ ni ‘Orange is the New Black‘. Paradojas de la vida: Netflix se ha hecho enormemente popular desde que ha apostado por el contenido propio y por series llenas de calidad, que pertenecen a su servicio. De hecho, tanto éxito y reconocimiento tenían, que las plataformas españolas vieron la necesidad de contar con ellas en su oferta. Así, Movistar+ se hizo con los derechos de las mismas, unas producciones que suman un total de 10 Premios Emmys (por el momento), para alegría de sus abonados. En cambio, la propia Netflix, mediante los acuerdos firmados, no puede emitirlas a pesar de que, desde el origen, son suyas.

El catálogo de Netflix en nuestro país cuenta con alrededor de 1.000 títulos, lo que muchos se han apresurado a calificar como muy corto. Se trata de cifras que le sitúan cerca de lo que sucede en lugares como Italia o Francia, pero muy lejos de la omnipotente imagen que se vende desde EEUU, donde encontramos cerca de 10.000 archivos. Por supuesto, las razones de este problema no se encuentran en una actitud pasiva de Netflix, sino a las negociaciones que ahora tiene que llevar a cabo para ir ampliando su repertorio. Los contratos con las dueñas de series o películas no se hacen de una manera global, al revés, tienen que trabajarse país por país, de acuerdo con su legislación y sus reglas, por lo que puede repercutir en un desequilibrio entre la diversidad de ofertas o que nos encontremos con la “curiosa” situación que ya hemos explicado acerca de sus ficciones estrella.

Y no sólo no cuenta con su propias series de éxito sino que, a nivel internacional, las series más valoradas por el gran público son todas emitidas por Movistar+. ‘Juego de Tronos‘ o ‘The Walking Dead‘, entre muchísimas otras, tienen los derechos comprometidos, desde hace mucho tiempo, con esta plataforma, por lo que para Netflix será difícil competir faltándole algunas de las producciones de estreno más demandadas. Movistar+ se ha movido mucho para mejorar su servicio, una de cuyas características es ofrecer el estreno en nuestro país en el menor tiempo posible: un día después de su llegada a Estados Unidos, un par de días o una semana a lo sumo, son las fechas de demora que ahora mismo se están trabajando, tiempos a los que Netflix tendrá que equipararse.

Según Susana Alosete, del blog Chica de la tele: “La llegada de Netflix a España se ha vendido desde hace tiempo como una revolución que no va a ser tan grande como esperamos, al menos no en los primeros meses o incluso años. Se ha creado esta sensación de que tener Netflix supone tener acceso a todos los contenidos de televisión (americana fundamentalmente) y nada más lejos de la realidad. Al tratarse de una plataforma con oferta de catálogo y ser este bastante antiguo y pobretón (especialmente en lo que respecta a series) no lo veo como un competidor potente en el corto plazo, no para los operadores de televisión de pago tipo Movistar TV.

Por su parte, Pere Solà Gimferrer, periodista de televisión de La Vanguardia, apunta que “Con un catálogo muy limitado, poco pueden hacer. Diez euros al mes pueden ser pocos pero tiene que haber una variedad que de momento no hay. Y, de momento, parece que Netflix trata España como un mercado poco importante y esto el espectador lo nota. ¿Cómo no se estrenaron con ‘Sense8’ y con Miguel Ángel Silvestre? ¿Cómo se estrenan en España sin un título nuevo llamativo y con ‘Master of None’ como principal novedad, cuando a Aziz Ansari no le conoce nadie por estos lares?

Problema nº2: La conectividad de Netflix

Cuando un operador de este nivel echa a andar, es normal que se generen problemas de conexión que se van ajustando y arreglando según van transcurriendo los días. Pero, ahí está la cosa, eres Netflix y todos los ojos van a estar puestos sobre ti, todavía más durante tus primeros días de vida, por lo que cualquier fallo va a ser comentado hasta la extenuación.

El pasado 26 de octubre saltaba la noticia, los foros de Movistar se llenaban de comentarios y quejas: algunos de los usuarios de esta compañía que habían contratado Netflix estaban teniendo problemas para acceder correctamente a la aplicación y en cuanto al visionado de contenidos, la calidad de los mismos distaba de lo deseado: había cortes en la emisión y/o la calidad HD y 4K estaba dando también problemas.

netflix-espana

Desde Netflix, a falta de un primer informe oficial sobre la implantación de su servicio en nuestro país que seguramente no llegará hasta diciembre, sí han reconocido problemas en el servicio que ya están trabajando con Movistar para que se vean solucionados. Una de las teorías oficiales respecto al problema planteado podría estar en el peering. Explicándolo de una manera muy sencilla, hemos de saber que el peering es la conexión entre redes de Internet que son independientes, pero cuyos dueños llegan a un acuerdo para que el tráfico de clientes entre las redes sea óptimo y sin problemas. En este caso, Movistar y Netflix no tendrían un acuerdo entre ellas, no existiría peering y, de ahí, supuestamente, podrían venir los mencionados problemas de conexión.

El espectro social al que llegan este tipo de asuntos cada vez es más amplio y las suposiciones respecto al porqué del problema son diversas. Algunos apuntan a que puede deberse a una saturación puntual del servicio por el número de clientes que intentan conectarse a la vez. Otros aseguran que puede deberse al uso de conexiones WIFI  un tanto anticuadas. De lo que sí estamos seguros es de que ambas empresas están manos a la obra para solventar cualquier deficiencia.

Otro curioso fallo que se produjo durante las primeras horas de vida de Netflix España vino a cuenta de los usuarios de Vodafone que, por fallos técnicos, cuando trataban de acceder a la aplicación, eran directamente reenviados a la web de Francia. Este problema habría provocado que los clientes sólo pudieran acceder a un catálogo en lengua francesa, con el impedimento que un idioma extranjero supone en estos casos. Por lo visto, el problema estuvo generado porque la web de Netflix identificaba las IP’s de los ordenadores como francesas y, por ello, redireccionaba al país galo. Se trata de una consecuencia de la dinámica de Netflix que, al operar en tantos países, ejecuta una tarea de discriminación para saber qué catálogo tiene que suministrar a cada cliente e impedir, por otro lado, que ciudadanos de países en los que aún no está presente la VOD, se puedan dar de alta.

Problema nº3: la piratería

Los problemas 1 y 2 pueden, con mayor o menor dificultad, solucionarse; pero, ¿qué sucede con el flamante problema número 3? Estamos hablando de un asunto que preocupa a todo el sector audiovisual: la piratería de contenidos, la descarga ilegal de series, películas o documentales que se ha convertido, desde casi la misma irrupción de Internet, en el problema principal para la industria. Para Marina Such: “Netflix tiene que lograr atraer a espectadores que pagan por otros servicios, aunque se bajen series, por ejemplo. Eso quiere decir que esa gente sí está dispuesta a pagar por un servicio que funcione bien y que tenga el catálogo que les interese.

En marzo, se hizo público el estudio del Observatorio de Piratería y Hábitos de Consumo de Contenidos Digitales que hablaba de las actividades ilícitas durante 2014 y que dejaba resultados muy contundentes: a lo largo del año, se descargaron más de 4.000 millones de archivos de manera ilegal, lo que se podría traducir en un valor de mercado de 23.000 millones de euros. Tan sólo el 40% de accesos a contenidos fueron de forma legal y el número de usuarios que descargó ilegalmente productos ascendió respecto al año anterior, situándose en un 58%.

Con este panorama, ¿tiene futuro ya no sólo Netflix, sino cualquier plataforma que apueste por el contenido audiovisual? Desde la empresa se muestran optimistas, y tienen sus razones. El pasado 14 de octubre IP Awareness Foundation publicó un informe sobre la piratería digital en Australia. En él se valoraba el llamado “efecto Netflix” pues la compañía llevaba funcionando en el país desde el pasado marzo. Pues bien, tal vez algunos se sorprendan al escuchar que el estudio mostraba que, desde la llegada de Netflix, la piratería había bajado un 4%, un cambio en la actividad que se producía por primera vez en muchos años. ¿Puede el caso australiano ser un ejemplo de algo que también se podría producir en España?

Problema nº4: la competencia

Por supuesto, otro de los problemas que Netflix, y cualquier nueva empresa deberá enfrentar siempre, es la competencia, esos rivales que ya llevan un tiempo funcionando y creciendo en un mercado que ya conocen. Susana Alosete nos apunta que “Netflix está acostumbrada a competir en entornos con alta competencia, por lo que la existencia de un mercado con otros actores en juego es algo que no temen y que pueden utilizar en su beneficio, pues ya se encuentran un público objetivo que demanda el servicio. En este sentido, lejos de suponer un problema, la competencia no ha hecho sino abrirles un camino en el que ellos se manejan con soltura.”

Para Pere Solà, el hecho de sobresalir o no frente a sus rivales tendrá mucho que ver, de nuevo, con lo que ya comentábamos en el punto número 1, el catálogo: Movistar tiene casi todas las series y casi al momento. Hasta que Netflix no ofrezca más catálogo (de verdad, tienen muy poca cosa americana), poco podrán hacer. Pero lo triste sería que no apostaran del todo por este mercado y luego digan que la culpa es de la piratería cuando no ha habido un esfuerzo real. De momento, hay que darles el beneficio de la duda porque, como ellos repiten una y otra vez, esto es sólo el principio y en sus planes está aumentar el catálogo”.

Por otro lado, hay otro aspecto en referencia a Netflix que puede afectarle mucho en nuestro país. Como bien sabemos todos, uno de los motivos principales por los que un usuario se lanza a contratar un servicio de televisión de pago es porque tiene la posibilidad de acceder al deporte y, más concretamente, al fútbol. Netflix no cuenta con esta opción, mientras que muchos de sus competidores se hacen fuertes, a nivel de promoción, precisamente en este aspecto. ¿Puede suponerle un déficit no contar con estos servicios?

El futuro de Netflix y de una parte muy representativa de lo que puede ser el futuro de la televisión en nuestro país está en juego. Seguro que dentro de unos meses, nos volvemos a asomar a estas pantallas para seguir contando cómo evoluciona la difícil carrera hacia el mañana.

Imagen | Netflix
En BlogginZenith | Y Netflix llegó a España, todo lo que necesitas saber sobre el aterrizaje del gigante

En campaña con Zenith

4 comentarios

  1. Hola Eduardo, un gusto leerte!

    Antes de nada decir que soy cliente de Canal+ desde hace 5 años, que he utilizado la versión de Yomvi y probado servicios como el de Wuaki, Filmin…

    Aunque el catálogo de Netflix es mucho más reducido que el de Movistar+ -en este momento- la realidad es que es mucho más accesible, la experiencia de usuario facilita que el consumidor encuentre los contenidos. Te pongo un ejemplo, ver una serie dentro de Yomvi a través de VOD es un tormento, tienes que descargar capítulo a capítulo, no se ordenan al bajarlos, mientras que en Netflix en este sentido es una maravilla… reproducción automática, sencillez absoluta…

    Pasa un poco igual con las películas, a pesar de que hay menos la sensación es que el esfuerzo por encontrarlas es mucho menor… su recomendador (y buscador) si funciona no como el de otros competidores…

    Por otro lado, el tema del deporte no está tan claramente definido como en años anteriores… Movistar+ sin Liga de Campeones está en una posición delicada… la compra de Canal+ -tan tardía- tan poco ha beneficiado a la compañía… la integración no está aportando ningún valor a los antiguos clientes de Canal+.

    Y ni que hablar del precio… Yo les veo un futuro más esperanzador… vamos a ver en los próximos meses… y cuándo empiecen a ampliar contenidos…

    Abrazo!

  2. el articulo parece un anuncio enorme que se resume en: Contrata Movistar+. ¿o no?

  3. Personalmente soy un convencido que la mejor opción siempre es comprar un BluRay y darle a play (no falla, mejor selección de idiomas y alta calidad sonido/imagen) obviamente tendremos que ir y comprar las películas “a ciegas”. Hasta me parecería interesante que Netflix vuelva a sus origenes por correo (lo he probado en USA y funcionaba realmente bien).

    Me he inscrito al mes de prueba y mis primeras impresiones fueron acordes con este articulo, exceptuando que no he tenido problemas de conexión. Concuerdo con David, la navegabilidad es excelente, aunque no esperaba menos de una empresa que lleva 20 años en el rubro.

    El principal problema , ya no subsanable como los otros aqui expuestos, fue la forma de salida al mercado. Si bien ofrecer un mes de prueba es un acierto, no hacerlo en HD mostrando todo el potencial fue un gran fallo. He visto 2 peliculas en una calidad poco mejor que los famosos screener y me he dado de baja, cosa que tampoco fue simple.

    Como querer ser un producto “revolucionario” y combatir la pirateria, sin ofrecer un servicio a la altura?
    Hace tiempo que los usuarios no descargan peliculas (por lo que considero irrelevante el estudio del punto 3) mas bien utilizan el P2P.
    Como salir al mercado con un servicio que no le llega a los talones a plataformas, aunque piratas y ya cerradas, como Cuevana y Popcorn?
    Una vez que vemos lo que es posible, no nos conformaremos con nada menos.

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>