Las 11 claves del Foro Mundial de la Comunicación en 11 tweets

comunicacion

El balance es claro: más de 800 profesionales de todo el mundo, 65 países representados y líder de las redes sociales los tres días en los que se ha celebrado durante la pasada semana el VIII Foro Mundial de la Comunicación (WPRF 2014), este año en Madrid.

España, a través de su asociación Dircom, ha sido la anfitriona. Ponentes de primer nivel, mensajes lanzados por personas de peso, mucho material online vía la propia web del Foro, y presencia en múltiples plataformas digitales como Youtube, han hecho de este evento todo un acontecimiento. ¿Lo repasamos? 

¿Por qué un Foro Mundial de la Comunicación?

La disrupción de Internet implica cambios en todos los órdenes y, evidentemente, también en el ámbito de la comunicación, inmersa en una transformación vertiginosa. La celebración del Foro Mundial de la Comunicación (WPRF, World Public Relations Forum) en Madrid del 21 al 23 de septiembre, organizado por Dircom y la Global Alliance for Public Relations and Communications Management, ha servido para reflexionar, debatir y aportar luz sobre lo que hay que tener presente a la hora de manejar la comunicación y relaciones públicas con éxito.

En estos días se ha conseguido, de algún modo, sentar las bases y los retos del futuro de la profesión bajo el lema “Comunicar con conciencia”, apelando a esa comunicación que repercute en la sociedad. Resumimos en 11 tweets las principales claves que se han ido viendo estos días en el Foro.

Principales conclusiones en 11 tweets

La comunicación no solo se ha visto modificada. También es cada vez más relevante para el futuro y el bienestar de las sociedades en un contexto global y participativo e indispensable para las organizaciones para llevar a cabo sus objetivos de negocio. Se acabó la comunicación unidireccional. Ahora es necesario ser auténticos, transparentes e implicándonos con aquello que se comunica. Comunicar va ahora de crear relaciones con el entorno y sociabilizar generando valor.

Como hemos visto las conexiones humanas son más importantes que nunca. Por ello, los profesionales de la comunicación deben ser gestores de sentido y generadores de relaciones. El trabajo consiste en saber interpretar lo que hay fuera para trasladarlo al interior de las organizaciones, entendiendo como no el contexto de comunicación.

Esto lo sabemos. Internet no es algo optativo. Las empresas deben tener una presencia real y efectiva en Social Media. ¿Ello qué implica? Evidentemente la digitalización de la marca y una digitalización de la compañía para poder comunicar con sus públicos de interés y hacer social business. Ya se alcanza a todos los niveles y, por tanto, hay que tener muy claro que todos los niveles deben estar implicados tecnológicamente.

Es obvio que el modo de comunicar no solo ha cambiado en sus formas. También en su fondo, aquello que se desea comunicar. De hecho, siempre se busca un compromiso real y efectivo por parte de las compañías. No vale apostar por algo porque “está bien visto socialmente”. La apuesta debe ser hasta el final y hasta sus últimas consecuencias. Debe ser real. Solo así se puede “comunicar con corazón”. Para ello también es básico que la comunicación esté integrada en el modelo de negocio.

Enlaza con la idea anterior. La sociedad está mucho más informada y, por tanto, también desconfía mucho más de las marcas. Ese es uno de los retos a los que se enfrentan los profesionales de la comunicación. Por ello el primer reto de los comunicadores es restaurar la confianza. En este sentido la transparencia juega un importante papel, así como el binomio ciudadanía-cercanía porque las entidades empresariales más próximas al ciudadano son las que logran más credibilidad y empatía.

La relación del Big Data con el marketing parte de la idea de que hoy en día las marcas y empresas saben más que nunca sobre los consumidores y, a la vez, éstos tienen también una cantidad ilimitada de información disponible sobre dichas marcas. El papel de las segundas es el de tomar decisiones fundamentadas en datos y cifras. Hacer esto de una forma correcta puede tener unos resultados muy positivos: según Nucleus Research las empresas pueden generar un incremento del ROI del 24% si utilizan las capacidades del Big Data.

El arte de contar historias, el storytelling, siempre ha acompañado al ser humano. Aunque existen muchas maneras diferentes de transmitir información, cuando se hace intentando conectar emocionalmente con el usuario, con el público objetivo, el resultado es sustancialmente diferente a cuando el consumidor de dicha información es un simple espectador pasivo. La clave está en saber contar una “historia que enganche”, que llegue al usuario. Al final, este último nos ayudará a completarla, la co-creará, y la sentirá, por ende, más suya, más propia.

Los límites entre el marketing y el periodismo comienzan a desdibujarse. Lo importante no es lo que una empresa cuenta, sino lo que otros cuentan de ella. De hecho la comunicación empieza desde la propia empresa: los empleados son los primeros embajadores de la marca. Y el usuario ya es cliente y ciudadano, sin separación aparente.

La medición se ha convertido en algo fundamental en comunicación. Sin embargo, ahora, frente a los ROI tradicionales, son necesarias nuevas métricas que se adapten a la realidad de cada compañía y que incorporen valoraciones (sentiment) y una escucha activa que integre tanto lo on-line como lo off-line. Pero nada es aislado. El ideal está en compararlas con otras métricas de la compañía, como las métricas financieras para estar a un nivel real de toma de decisiones y aportar un valor estratégico en la toma de decisiones.

La comunicación debe estar dentro del proceso estratégico de las organizaciones, algo que todavía muy pocas llevan a cabo. Ello implica dos aspectos: por un lado, una concepción distinta del papel de los Dircom, con presencia en los Comités de Dirección y Consejos de Administración. Por otra, una necesidad de que estos se formen y tengan una serie de habilidades para pasar del mundo de las “soft skills” a controlar aspectos del management, de métricas, a tener una visión holística y capacidad de gestión del riesgo aportando valor tangible y competitivo a las empresas.

Esta es la importancia real de la comunicación: una presencia efectiva en todos los ámbitos de la empresa. La idea de “tener una silla en cada mesa” transmite precisamente eso: integración 100% en todos los sectores de la compañía. No solo la tendencia es ir cada vez a una sociedad más participativa. La participación y la colaboración debe partir desde la propia compañía, entre sus propios empleados. Es ideal la búsqueda continua de nexos comunes y territorios de valores compartidos. ¿Estamos preparados para el nuevo salto? Eso ya lo veremos en Toronto, la próxima cita para el 2016.

Imagen | gratisography.com
En BlogginZenith | Del ‘Earned’ al ‘Owned’: ¿cómo las inversiones en medios se transforman en inversiones en comunicación?

En campaña con Zenith

Un comentario

  1. Estuve presente en el FORO y no lo habéis podido resumir mejor. ¡Enhorabuena!

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>