‘La Voz Kids’ es solo un ejemplo: ¿qué tienen los programas con niños del Prime Time para que triunfen?

ninos-vozkids copia

A lo largo de esta noche, más de cuatro millones de espectadores sintonizarán en algún momento Telecinco. ‘La Voz Kids’ es la cita imprescindible que hoy cuenta con un aliciente incomparable: se celebra su gran final y se elegirá al ganador de entre todos los niños que compiten en esta segunda edición, lo cual quiere decir que, probablemente, sus audiencias crezcan aún más.

Los programas de televisión con niños son alabados y denostados a partes iguales. Existe un sector social que critica que se use a menores para hacer negocio televisivo, pero, por otro lado, parece que el share se dispara cuando los pequeños son protagonistas. ¿Depende del formato o un programa en el participan niños tiene más opciones de agradar al público?

Programas con niños, ¿y para niños?

‘La Voz Kids’ es uno de los grandes triunfadores de la programación otoñal de la televisión. Debutó con un 28,1% del share y casi cuatro millones de espectadores y no ha dado opción a sus rivales: la serie histórica ‘Carlos, Rey Emperador’ de TVE ha ido bajando cada semana, mientras que Antena 3 ha decidido programar cine y reservar otras propuestas. Después de su exitoso debut, Telecinco ofreció los datos por edades: el 47,5% de los niños lo había visto. Sin duda, un triunfo para la cadena.

Ahora bien, ¿a qué se debe su éxito? En muchos hogares se repite esta escena: cuando llega el momento de sentarse frente a la televisión, son los niños los que escogen el programa que quieren ver. Ellos tienen la capacidad de “arrastrar” al resto de la familia hacia el contenido que desean. Por ello, en muchas series de televisión, siempre existe un trama con un niño, para llamar la atención de los más pequeños y conseguir un amplio target que englobe a todos los integrantes del hogar.

Aún así, que un programa esté protagonizado por niños no es garantía suficiente (ni mucho menos) de éxito. En el caso de ‘La Voz Kids’ a nadie sorprenderá saber que sus buenas audiencias son el reflejo de las cifras conseguidas por el formato original (el de adultos) que, en junio de este año, se despidió con un 28,3 del share, lo que le supuso un rotundo liderazgo.

‘La Voz’ es un formato que, de forma inteligente, ha sabido darle la vuelta a los clásicos talents. Por un lado, tiene fases muy distintas, lo que otorga frescura y dinamismo. Se incluyen aquí las clásicas audiciones a ciegas, en las que el espectador “sabe” más que el coach, pues está viendo al concursante, lo que aún aumenta más el interés. Además, sabe hacerse fuerte en la personalidad de los cantantes que dirigirán a los participantes del programa. La estructura del espacio en su edición infantil repite los exitosos esquemas de su “hermano mayor”, con alguna salvedad. Por ejemplo, en la gala que se vivirá esta noche, hay seis finalistas, y no cuatro. Se intenta, de esta forma, que la elección del ganador resulte menos dramática para el resto de participantes que no consiga la victoria.

Pero, sin duda, uno de los puntos fuertes que las cadenas rentabilizan con este tipo de programas es el merchandising que se genera alrededor. En la web oficial del concurso de Telecinco encontramos productos ya clásicos como la app del programa. Pero también ha salido a la venta un videojuego para Wii e incluso un smartphone oficial, que se promociona bajo el propósito de que se convierta en el primer smartphone para el niño. Y, por supuesto, no podemos olvidar la carrera de los artistas seleccionados. Los concursantes más mediáticos sacarán discos y tendrán un hueco inamovible en la programación del grupo.

No gustan a todos

ninos-ley

Una de las quejas que se presentan ante este tipo de espacios es su horario. El pasado 7 de octubre, la Asociación de Usuarios de la Comunicación (AUC) emitió un comunicado en el que se quejaba de que un programa como ‘La Voz Kids’ concluía casi a la una de la madrugada. Para la asociación, que un espacio “dirigido” a los niños acabe tan tarde fomenta una mala calidad del descanso que puede repercutir en un bajo rendimiento escolar. En este caso, las necesidades por cubrir un exitoso prime time prevalecen y el interés de la cadena por tener un programa de éxito que se prolongue hasta la madrugada responde a las leyes del mercado televisivo.

Como hemos dicho más arriba, otros negativizan el uso de menores en programas de televisión. En este sentido, la ley, a través del Real Decreto 1435/1985 de 1 de agosto establece que los niños sí pueden ser contratados en televisión u otro medio públicosiempre que dicha participación no suponga peligro para su salud física ni para su formación profesional y humana”. Por otro lado, la Ley Orgánica 1/1996 de 15 de enero, de protección jurídica del menor, establece, en su artículo 4.3 “Se considera intromisión ilegítima en el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen del menor, cualquier utilización de su imagen o su nombre en los medios de comunicación que pueda implicar menoscabo de su honra o reputación, o que sea contraria a sus intereses incluso si consta el consentimiento del menor o de sus representantes legales.

Música y cocina, los líderes del momento

Los programas musicales son un recurso muy empleado por las cadenas, y aquellos que tienen a niños se han convertido en muy deseados. Telecinco ya está promocionando la segunda edición de ‘Pequeños gigantes‘, que, en otoño de 2014, se convirtió en otro talent de repercusión que, en su final por equipos, logró ser líder frente a sus competidores con un 23,3% de la audiencia. Pero no todos los programas con niños obtienen el resultado esperado. ‘Tu cara me suena mini’, la edición infantil del programa de imitaciones de Antena 3, fue perdiendo audiencia desde su esmerado estreno, en el que logró un 23,2% del share. La final celebrada el 20 de noviembre de 2014 convocó a un 14% del share que le dejó por debajo de la media de la cadena. Y es que, aunque los niños puedan ser un reclamo fresco y divertido, por sí mismos no suponen el éxito de ningún producto. Y la fórmula que planteaba el programa resultó reiterativa.

ninos-masterchef

Aún así, las pequeñas estrellas son un tirón comercial que difícilmente se pasa por alto. Próximamente, Mediaset estrenará la serie ‘Yo quisiera’ en la que la cantante Lucía Gil será la protagonista. La joven se hizo popular tras vencer en el concurso de Disney Channel ‘My Camp Rock’, un programa que daba la oportunidad a jóvenes intérpretes infantiles. De hecho, la franquicia es más que conocida por la cantidad de niños a los que ha convertido en estrellas de la música o de la actuación…

… y de los fogones, pues no podemos olvidar el programa ‘Un, Dos, ¡Chef!‘, en el que participa el otrora concursante de ‘MasterChef Junior’: Aimar San Miguel. Este niño, a pesar de su corta edad, fue uno de los concursantes más mediáticos de la primera edición del espacio, lo que le está valiendo protagonizar una carrera televisiva en toda regla. Y es que los programas de cocina se han convertido en el otro gran formato que ha llevado a las televisiones a fijarse en los más pequeños. Las ediciones infantiles del programa de cocineros noveles están teniendo mucha repercusión. La final de ‘MasterChef Junior 2’ logró casi tres millones y medio de espectadores y una cuota del 19,7%.

Los niños, grandes consumidores de televisión, encuentran en estos programas un eco de lo que a ellos mismos les gustaría ser: cantantes, bailarines, cocineros… Los padres, pueden convertirse en espectadores gustosos siempre que un programa cumpla con las expectativas que se demandan a cualquier oferta televisiva, no importa la edad de los participantes: entretenimiento, dinamismo y emoción serán claves para que este tipo de espacios sigan funcionando en antena y las marcas puedan aprovechar el tirón de estos pequeños artistas para dar mayor recorrido comercial a su espacio.

Imagen | Telecinco, Pixabay, RTVE
En BlogginZenith | YouTube Kids y otras empresas que vieron en los niños un “filón” publicitario

En campaña con Zenith

3 comentarios

  1. Es importante que los contenidos protejan a los pequeños

  2. Odio este tipo de programas que “explotan” la imagen de niños. ¡Para nada son “programas blancos”!

  3. Creo que son programas que hacen mucho por promover el talento.

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>