“La resintonización no tendrá ningún beneficio para los telespectadores, sólo perjuicios”. Entrevista a Merche Moreno, Directora de Compra Medio Televisión en Zenith

Parece que fue ayer pero han pasado ya más de dos años desde que se produjo el apagón analógico en España. Un proyecto de gran envergadura que pudo hacerse realidad gracias al Plan Avanza diseñado por el Gobierno, el empuje de las cadenas de televisión asociadas en Impulsa TDT, la complicidad de los medios de comunicación que desarrollaron una gran labor informativa y por supuesto, la colaboración ciudadana ante el reto.

Pero el reto no ha terminado aún; las reformas del sector audiovisual en España continúan.

Soy Merche Moreno, una Alcarreña que nació hace años en Bujalaro, una aldea de Guadalajara. Pasé unos cuantos años estudiando en un internado, lo cual me indujo a poner en práctica la negociación desde el minuto uno. Ya no he salido de él. Soy una Técnico Administrativo que en ningún momento se planteó trabajar en Publicidad, hasta que llegó una gran amiga contándome historias del sector. Comencé en el mundo laboral en el año 83. Me contrataron en Central Media para el Departamento de Planificación, un año después me ubicaron en el mundo audiovisual. Actualmente dirijo el Departamento de Televisión de Zenith.

Ahora se deben  liberar determinadas frecuencias, utilizadas actualmente para la difusión de la TDT, para ser asignadas  a las operadoras de telefonía móvil de cuarta generación a partir de 2015. Lo que se conoce como el dividendo digital. Como consecuencia habrá que trasladar la mayoría de las emisiones actuales de la TDT, es decir, tendremos que resintonizar nuestros televisores. 

Nuevo reto, con menos recursos y menor cobertura en los medios, del que queremos que estés informado para lo cual hemos entrevistado a quien más sabe de la televisión en Zenith: Merche Moreno, Directora de Compra Medio Televisión.

1.- ¿Qué beneficios tiene de cara al espectador? ¿Y perjuicios?

La resintonización no tendrá ningún beneficio para los telespectadores, en cambio producirá muchos perjuicios. El cambio de frecuencias exige de los espectadores varias acciones.

Dependiendo de cómo sintonice ahora las emisiones de TDT:

-En el caso de una vivienda individual, el espectador deberá resintonizar sus televisiones y ordenar la ubicación de los mismos.

-En el caso de una vivienda en comunidad, habrá que solicitar del antenista la colocación de nuevos amplificadores en su antena colectiva, resintonizar los televisores y ordenar la ubicación de los nuevos canales.

Este proceso tendrá lugar a partir del próximo otoño como consecuencia de la nueva reordenación de frecuencias para dejar espacio a la telefonía móvil de cuarta generación (4G).

Estamos hablando de 1,4 millones de comunidades de  vecinos que se van a encontrar en estas circunstancias. Se calcula que este proceso tendrá un coste medio que puede oscilar entre los 400 y los 500 euros por comunidad. Aunque en algunos casos la factura se puede disparar hasta los 2.000 euros.

El Gobierno anterior se había comprometido a través de la Ley de Economía Sostenible a asumir completamente esos costes, que en total pueden ascender a 800 millones de euros, según los cálculos del Ejecutivo. A cambio, recibió de las operadoras de telefonía móvil más de 1.800 millones de euros en las subastas que tuvieron lugar el verano pasado para la asignación de esa franja de frecuencias ocupada hasta ahora por los canales de televisión. Es lo que se conoce como el dividendo digital.

Dada la situación crítica por la que atraviesan las cuentas públicas, el Gobierno de Mariano Rajoy ha tomado la decisión de subvencionar sólo con 45 millones esta reantenización. El resto del coste, hasta los 800 millones, se cargará al contribuyente, es este caso, a las comunidades de vecinos y los particulares que habiten en viviendas unifamiliares.

2.- ¿Tendremos problemas para encontrar los canales durante los primeros meses o disfrutaremos de plena cobertura?

Durante el periodo de cambio de frecuencias se establece una fase  de seis meses en la cual las televisiones emitirán simultáneamente por dos canales,  en el actual y en el futuro; simulcast. Pasado ese periodo la cobertura se puede ver afectada; dependerá de la ubicación geográfica, de la reorientación de las antenas …

El simulcast, no está previsto que se vaya a sufragar con fondos públicos. Las ayudas para este período, (6 meses), han sido declaradas no compatibles con el Tratado de la UE.

3.- ¿Es un proceso único en España? ¿Qué ha pasado en otros países?

Es un problema que afecta de manera significativa a España. A diferencia de otros países europeos, habíamos “colocado” los canales de la TDT en las frecuencias más altas, que son las que ahora se deben desalojar para pasarlas a los operadores de Telecomunicaciones, quienes las habían comprado en las subastas de espectro, celebradas el verano pasado.

En otros  países les afectó de una manera parcial –algún múltiplex-, mientras que en España afecta de lleno a los operadores privados (MUX 67, 68, 69) y parcialmente a los operadores públicos nacional y autonómicos.

4.- Las cadenas pueden verse muy perjudicadas si el cambio no se produce rápido. ¿Cuáles serán los efectos reales en sus audiencias? ¿Tendremos grandes variaciones e incluso pérdidas en algunos sectores de la población?

Las cadenas de la TDT comienzan a cambiar de frecuencia a partir de julio de 2012, lo que  implica que los hogares tengan que adaptar de nuevo su antena y volver a sintonizar sus televisiones a partir de ese momento, aunque la fecha en que habrá que ajustarse al cambio dependerá de cada territorio, según el Plan Marco para la liberación del dividendo digital.

Esta fase de transición no ocurrirá a la vez en toda España, sino que en cada territorio las cadenas cambiarán de frecuencias entre julio de 2012 y el 31 de diciembre de 2014, fecha límite para completar el dividendo digital.

Como he comentado antes el Gobierno tiene aprobada una partida de 45 millones para ayudar en este período de transición, aunque todavía no han decidido cómo invertirlo. Sí parece que una parte  se destine a una campaña de comunicación.

El apagón que se llevó a cabo la noche del 1 al 2 de junio, es parte de un proceso de ajuste que comenzó hace cinco meses, momento en que se permitió emitir por dos frecuencias diferentes a los canales que se verían afectados por esta primera etapa de adaptación a la Directiva Europea en materia de asignación de frecuencias para la TV digital.

La madrugada del 1 al 2 de junio Intereconomía, Teledeporte y Veo tuvieron que migrar del canal 66 al 68. Casi un mes más tarde se aprecian importantes mermas en sus datos de audiencia. El más afectado ha sido Teledeporte que se ha dejado casi un 65,1%, mientras que Veo ha perdido 57,7 %  e Intereconomía un 14,02%

En los primeros análisis que se han podido realizar, se observa una pérdida de audiencia superior al 20%, siendo éste el dato más favorable de los experimentados hasta la fecha.

En septiembre viviremos nuevos cambios, se comunicarán a través de una campaña informativa nacional: se dejará de emitir cualquier señal por encima del canal 60. Este nuevo cambio afectará a Antena-3 y de nuevo a Intereconomía, que tendrá que volver a cambiar su señal.

Este proceso afecta en mayor medida a los canales de Unidad Editorial y Grupo Intereconomía, (serán los únicos canales en abierto que deberán pasar dos veces por una migración).

5.- ¿Qué medidas o estrategias tomarán las cadenas para paliar estos efectos? ¿Habrá campaña de comunicación masiva como en los inicios de la TDT?

Para ahorrar costes, el Ministerio de Industria quiere que los 6 operadores privados que obtuvieron un canal múltiple de cobertura nacional, con cuatro diales cada uno, (Telecinco, Antena, Cuatro, Sexta, NET TV y Veo), se acomoden ahora en cinco, compartan otro y y se dejen otros dos para las emisiones de alta definición.

Fuentes del sector consideran que la oferta del Ministerio es una “aberración”. Los operadores dejarían de tener un múltiple a su disposición. No podrían gestionar de una manera independiente. Lo consideran una expropiación.

Los intensos sondeos que en los últimos días han llevado a cabo los principales responsables de Industria, desde el ministro José Manuel Soria, hasta el Secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, Víctor Calvo Sotelo, han encontrado una firme oposición por parte de los operadores. Especialmente de los privados.

En unas declaraciones de un alto directivo de una cadena pudimos leer lo siguiente:

“Si el Gobierno nos quita la mitad de los canales, nos veremos en los tribunales. Exigiremos indemnizaciones por daños y perjuicios. Las licencias, según la ley se han adjudicado por un período de 15 años y en la mayoría de los casos ese tiempo no expira hasta el 2025.”

Jurídicamente, sería muy complicado que el Gobierno nos quitara canales. Ante estos comentarios Industria declinó pronunciarse.

Seguramente que veremos campaña de comunicación pero muy diferente a como lo fue en los inicios de la TDT. Pensemos que esta la tendría que sufragar el Gobierno y con la partida que tiene destinada para todo este proceso, no parece que tenga capacidad para hacer una gran campaña en medios masivos.

En este aspecto, es muy probable que  las cadenas colaboren en gran  medida, ya que de toda esta fiesta, es una de  las áreas más perjudicada. Si se lleva a cabo, será por un único objetivo: no perder audiencia.

6.-Desde otro punto de vista, ¿puede ser un buen momento para arriesgar?. ¿Supondría perder programas favoritos o una oportunidad para encontrar nuevos?.

Creo que es el peor momento para arriesgar en programación, existen ya datos en los que nos podemos basar para ver las consecuencias que arrastra esta transición, (grandes pérdidas de audiencia).

Ante el desconcierto que va a generar de cara a los consumidores, los operadores deberían esperar a que acabe esta transición y apostar en gran medida por la comunicación/información de los pasos que debe seguir el consumidor para  encontrar sus programas con la menor dificultad  posible.

7.- Aprovechando la ocasión el Ministerio de Industria pide que se ceda un Multiplex para dar cabida  a la nueva generación de Internet Móvil ¿Es una solución probable?

El Gobierno, para minimizar el problema, pretende reducir el número de múltiplex, los operadores están siendo sometidos a una situación de gran chantaje, es probable que se ceda algún múltiplex, pero no en la medida que se está planteando desde el Ministerio de Industria.

8.- El cambio afectará al mundo publicitario ¿en qué medida están las agencias preparadas para el cambio?

Si  finalmente se reduce el número de múltiples para los operadores de cadenas y se les otorga a operadores de Telecomunicaciones, lo que va a ocurrir es que tendremos más producto/oferta en otros medios y menos cadenas de Televisión. Esto significa que alguna innovación en nuestras estrategias/campañas tendremos que realizar.

La gran mayoría de los agencias estamos preparados para estos cambios y para muchos más, que llegarán a gran velocidad.

Gracias a Merche Moreno – Directora de Compra Medio Televisión, por responder a nuestras preguntas. 

En Bloggin Zenith | Entrevistas

En campaña con Zenith

Un comentario

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>