La “Generación X” y la “Generación Y”: ¿el santo grial para las marcas? (I)

madrehija

Ni mediocres, ni inseguros, ni angustiados. Según un estudio realizado por la Universidad de Michigan, la mayoría de los miembros de la llamada Generación X (nacidos entre 1961 y 1981) tienen vidas activas, equilibradas y felices, y dedican su tiempo libre a la cultura, el ocio al aire libre o a la lectura, entre otras actividades.

Por su parte, los miembros de la Generación Y son los hijos de los de la Generación X. Las características de unos y de otros vienen marcadas profundamente por el contexto vital en el que se encuentran. Ahora bien, ¿en qué consisten? ¿Es viable hacer esta segmentación por edades para las marcas? De todo ello hablamos en la presente entrada.

Generación X: ¿la generación del conformismo?

Todos aquellos que han nacido aproximadamente entre 1963-1980 se engloban dentro de la conocida como la Generación X, etiquetados por algunos como la generación de los “vagos”, sin compromiso y con falta de enfoque. Es la generación del “¿por qué yo?”. Ellos son la primera generación que ha experimentado el divorcio a gran escala y es probable que hayan cambiado varias veces de carreras. Mientras que sus padres crecieron en la era del movimiento de derechos civiles, la Generación X es más tendente a mantener la cabeza baja antes que querer cambiar el mundo.

Frente a esta definición, de una “muy gris” generación X, el científico John D. Miller los define como “activos en sus comunidades, mayormente satisfechos con sus empleos y capaces de equilibrar el trabajo, la familia y el esparcimiento”. Además se declaran que son felices con sus vidas, con un nivel promedio de 7,5 en una escala de diez puntos en la cual el 10 equivale a “muy feliz”.

Un estudio realizado hace unos años por CP Proximity sobre esta generación divide a los miembros de este colectivo en tres grupos: los Cruisers o vividores, los Nesters (personas liberales pero reflexivas) y los Super Breeder (los super-papás). De este modo se logra orientar a las marcas para llegar a estos grupos con estrategias concretas.

No son muy prolíficos los estudios en relación a esta generación. Uno de los últimos, de la Universidad de Michigan, publicado en enero de este año, afirmaba que los miembros de la generación X son tan propensos a conectarse con sus amigos, familiares y compañeros de trabajo por vía de Internet como lo hacen en persona. Hay que tener presente que no han nacido con la tecnología.

En cuanto a las redes electrónicas, las mujeres resultaron algo más activas, con el inicio de 76 contactos comparado con 71 para los hombres. De hecho, en un mes, los participantes de este estudio dijeron que habían enviado 39 mensajes electrónicos no relacionados con el trabajo, habían usado Facebook casi 23 veces, habían usado Twitter cuatro veces, Skype una vez y habían enviado fotos digitales siete veces. Aún así tienen que aprender de la generación que le sucede, la Y, y son una generación consumidora de los medios más tradicionales.

Generación Y: en búsqueda de la libertad más absoluta

“Son criticados por ser impacientes, malcriados y sobre todo, por tener un título académico”. Así comienza el artículo de Leslie Kwoh en The Wall Street Journal de la conocida “Generación Y”, que ya tratamos en este artículo. Sin duda son múltiples los conceptos para definir a una generación nacida entre los años 1980-1995 y criados bajo el paraguas de la prosperidad económica. Todo ello ha favorecido, según dicen, en que se conviertan en personas egocéntricas, muy inteligentes y con una gran preparación académica.

Ante esto hay quien dice que los nacidos en estos años son muy perezosos, están agobiados por las deudas y siempre van a la búsqueda y captura de la gratificación instantánea. Ellos se presentan como exigentes y poco realistas en sus aspiraciones profesionales. Son “adictos a internet” y la “soledad” es una actitud clave en sus vidas.

Sin embargo hay una característica definitoria, que saca a la luz Sergio Rodríguez, director de Investigaciones Estratégicas de la agencia de medios OMD. Para él este colectivo “tiene una mentalidad más abierta que ‘vive la vida’ y no es tan agresiva como la de sus padres, que trabajaban sólo para ganar dinero y obtener un buen puesto en una empresa”. Igualmente, esta generación tiene hasta un 111% de más poder de compra que sus padres, con la necesidad de libertad para probar y buscando sentirse al mando. Son los grandes “influencers”, sobre todo sobre la Generación X.

Tanto es así que Natalia Quintana, de Edelman, la mayor empresa mundial de Relaciones Públicas, afirma que “las oportunidades que hoy tienen las marcas y compañías para relacionarse con esta generación y ganar su confianza y credibilidad es ofrecerles productos o servicios que les permitan vivir con pasión lo que hacen, aquí y ahora, involucrarlos en proyectos o actividades que marquen una diferencia; y sobre todo tener una contribución significativa con lo que hacen”. Por ello las marcas deben dar un paso más, ser más abiertas, más transgresoras, con una postura definida.

En la actualidad, “los X” es una generación ya madura, que se diferencia de los “jóvenes Y”, porque estos últimos son materialistas, digitales y están más obsesionados por la estética. Son conscientes del diálogo con las marcas y son inflexibles, en muchas ocasiones, con los errores. Ahora bien, ahora que conocemos más a una generación y otra, ¿es efectiva realmente esta segmentación por edades para las marcas?

Imagen | Noticiero Digital
En BlogginZenith | Marketing para Millennials: el nuevo reto publicitario del siglo XXI

En campaña con Zenith

2 comentarios

  1. Pingback: La "Generación Z" y "Alpha": ¿el santo grial para las marcas? (II) - Bloggin Zenith

  2. Pingback: Todas las claves del "Millennials shopping behaviour"Bloggin Zenith

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>