Un buen jingle puede incrementar el recuerdo publicitario y te damos los motivos

jingle 1 (3)

Estamos relajados, haciendo nuestras tareas diarias y, sin darnos cuenta, nos ponemos a tararear. ¿Pero, el qué? De nuestra boca no sale la canción que copa las listas de los éxitos más vendidos, sino la que escuchamos el otro día en la tele, la de ese anuncio publicitario que nos hizo tanta gracia. Eso es un buen jingle.

Vender productos no es sencillo. Se necesitan muchos elementos para conseguir hacerlo. Y hacerlo bien, claro está. Y la música no es el menos importante de ellos, precisamente. El jingle es un palabra que ha acompañado a los marketeros, prácticamente, desde que se inventó la publicidad. Su existencia puede ser fundamental para conseguir calar en el consumidor. ¿Sabéis por qué?

¿Qué es un jingle?

Un jingle es un pieza musical que se utiliza en publicidad. Puede pertenecer a cualquier género, pero suele ser alegre y melódico. Muchas veces, a esta pieza, se le añade también letra, algo que favorece el objetivo fundamental del jingle: hacer que el espectador recuerde la marca y el producto con mayor facilidad. Esa letra hará referencia pues, a las características del producto, potenciando sus cualidades.

En algunas ocasiones, se utiliza también una canción que ya existe, un éxito musical que el espectador reconoce inmediatamente, y se modifica su letra para adecuarla a las necesidades de la campaña. Esta letra puede ser, de hecho, el eslogan del spot. Jingle y eslogan suelen ser parte fundamental de un anuncio aunque, como decimos, no todas las marcas optan por esta estrategia.

jingle 1 (2)

Un jingle no sólo está asociado a vender productos por televisión. En la radio, ha sido muy efectivo al no poder contar este medio con el elemento visual, condición que le ha obligado a hacerse fuerte en las referencias sonoras. Pero no sólo eso. Los programas de televisión, los de radios, incluso los partidos políticos, hacen uso del jingle para promocionarse y conseguir llegar de una manera más clara al receptor.

La importancia del jingle

Pero, ¿por qué esas notas son tan importantes para una campaña? Porque consiguen incrementar el recuerdo del mensaje. El jingle se graba en nuestra memoria y hace que tener presente ese producto comercial sea más sencillo para las marcas, por lo que se coloca como un instrumento de gran utilidad.

El jingle se identificará totalmente con el producto, por lo que debe reunir las características principales de éste. Será la manera más efectiva de conseguir que un espectador asocie una filosofía de vida, promocionada en el spot, con esas cualidades que la marca nos quiere transmitir para generar reconocimiento. El jingle va más allá de un mensaje objetivo, hace referencia a nuestros sentimientos, pasiones, motivaciones… Apunta a lo más íntimo y hace salir nuestro lado lúdico, divertido, festivo, consiguiendo una conexión mayor con el producto, que ha quedado revestido de todas esas cualidades que la pequeña (y efectiva) canción ha querido conferirle.

Su importancia se fundamente en varios puntos. En primer lugar, son fáciles de recordar. Aquí, el mérito ha de ser del profesional que la compone y crea. De hecho, uno de los “trucos” de los estudiantes para memorizar un tema es acompañarlo de una música: nos aprendemos más fácilmente una canción que un texto. En publicidad lo saben y no dudan en hacer uso de ello, pues, al recordar el jingle, también recordaremos el objeto. También por ello, muchas veces se emplean canciones ya conocidas por el receptor, de esa manera, se avanza más rápidamente en esa carrera por generar recuerdo.

En segundo lugar, son persuasivos. El eslogan se repite y cala en la mente del espectador. Un buen jingle no pierde de vista su objetivo principal: vender un producto, por ello, sabe ser directo y contundente, eso sí, sin resultar invasivo. Finalmente, todo esto se consigue por algo que ya hemos comentado: el jingle sirve para construir una relación afectiva del espectador con la marca. Esa compañía elige un universo que vender en su spot, un storytelling que le acerque al ciudadano, siempre receptivo a las historias con alma. El jingle construye ese mundo, esas asociaciones mentales que se convertirán en recuerdos positivos.

jingle - menfis

Fijémonos en datos para explicar todo esto. El estudio Menfis Radio de Zennith dejó unos resultados muy claros al respecto. En él, tenemos un gráfico que nos muestra los niveles de recuerdo de una cuña con o sin música y el protagonismo de la misma. Pues bien, según el estudio, las cuñas que usan la música como protagonista son un 15% más recordadas.

Música, esencial para el hombre

Hagamos un pequeño alto en el camino para hacernos una pregunta. ¿Creemos en la magia? La respuesta debería de ser sí, pues todos conocemos un elemento increíble, capaz de cambiar nuestro estado de ánimo, nuestra percepción de las cosas, de alegrarnos o ponernos melancólicos, de conectar millones de corazones que se identifican unos con otros cuando disfrutan de lo que la música es capaz de conseguir. Música, ésa es la clave.

La música es unos de los inventos más maravillosos creados por el hombre, que nace sin ningún propósito material, sólo para alimentar el espíritu y poder canalizar nuestros sentimientos. Y a todos nos gusta. A todos se nos han puesto los pelos de punta alguna vez al escuchar una canción. ¿Cómo pueden conseguir las asociaciones de notas esos terribles efectos? ¿Es magia o no?

Y es universal, porque cualquier persona, desde cualquier lugar remoto, aunque no comparta idioma, cultura, tradiciones o creencias, sabe perfectamente qué está transmitiéndole una melodía. Porque la música golpea a lo más profundo, a lo que nos hace humanos. Disciplinas como la publicidad han sabido trabajar con la música porque ayuda a transmitir un mensaje, a hacerlo más digerible y duradero y a que incluso construya el imaginario colectivo de una sociedad. Por eso, a pesar de la evolución humana, a pesar de Internet, de Google, de Facebook, Twitter, Instagram o WhatsApp, la música se mantiene como un arma imprescindible, porque las personas la necesitaremos siempre para vivir.

Quiero un jingle, ¿cómo consigo que sea un éxito?

jingle 1 (1)

Ojalá pudiéramos contestar a esta pregunta. Es otro de los misterios asociados a la publicidad y también a la música. Claramente, cuando se diseña una campaña publicitaria y se apuesta por un jingle, se trabaja en pos del mejor resultado. No siempre se consigue, porque no hay fórmulas milagrosas. Pero sí tenemos una serie de características que distinguen a todo buen jingle.

El jingle debe de ser corto. Para que sea persuasivo y facilite el recuerdo, como es uno de sus propósitos, es fundamental que su duración no sea excesiva. Muchos recomiendan no sobrepasar los 30 segundos. ¿Recordáis cuando hablamos de Bumper Ads, la nueva estrategia de YouTube, que se basaba en estudios que decían que los vídeos de más de seis segundos no eran prácticos? El cerebro del consumidor está sobrecargado de mensajes, así que, cuanto más breve, mejor.

Y también cuanto más claro, una característica que va asociada a la primera. Y que se asocia a los mensajes publicitarios en general. El mensaje se debe entender fácilmente por parte de la inmensa mayoría de las personas. Sencillo y directo, serán dos buenos adjetivos a aplicar, que ayudarán a que cale en la mente del receptor. Así se conseguirá dar en el clavo de la tercera característica: que sea fácilmente identificable. Redundará en nuestros objetivos y conseguirá construir esa relación emocional con la marca de la que ya hemos hablado.

Y ¿qué estilo usaremos? ¿Hay géneros musicales que funcionan mejor con unos productos que con otros? Diseñar una campaña es construir, en primer lugar, un universo alrededor del producto. Definir qué queremos transmitir con el mensaje. A partir de ahí todos los elementos acompañarán, tanto los visuales como los sonoros. Así, un mismo producto puede venderse a través de una música más alegre u otra más pausada. Lo importante es que sea coherente con los valores que se establecerán para identificar el producto.

El jingle es uno de esos instrumentos fundamentales para la publicidad. Sirve para generar recuerdo y para vender una idea de mundo. Y todo, porque sabe usar con inteligencia la música, una pieza clave en el día a día de las personas, una de las mejores “medicinas” para el alma.

Imagen | Pixabay
En BlogginZenith | Jeansy Aúz, compositor: “La música, en los buenos spots, se utiliza como medio para sorprender”

En campaña con Zenith
   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>