Instagram, una red social ‘bonita’, pero ¿por qué también “mi favorita”?

leonorruiz

No es nada nuevo decir que a partir de Internet todo ha cambiado, nos hemos vuelto consumidores más activos, hemos empezado a crear contenido, a participar, a expresarnos, a investigar y a recomendar. Internet ha roto las barreras geográficas para hacernos más globales y más individuales al mismo tiempo. Internet ha venido de la mano de la tecnología, la cual hemos adoptado hasta hacerla parte de nuestras vidas, sin apenas darnos cuenta. Como todo, tiene aspectos positivos y negativos pero en mi opinión uno de los puntos más positivos es que hace todo un poco más ‘bonito’.

Lo tenemos ya tan somatizado que no nos damos cuenta, pero es increíble poder hablar por Skype con personas que están a kilómetros de distancia, poder aprender a tocar un instrumento nuevo gracias a tutoriales en YouTube que sube la comunidad, aprender a montar la rueda de una bici gracias a un blog, saber cuántas horas dormí y cuantas calorías quemé mientras me desplazo al trabajo en la bici, entre innumerables ejemplos por los que creo que la tecnología ha hecho mi vida más ‘bonita’. ¿E Instagram?

LeonorRuiz Mexicana de nacimiento y española de adopción, he vivido cruzando el charco con frecuencia. Mi corazón se reparte a partes iguales entre ambos países. Adoro los tacos al pastor y me encanta el arroz caldoso, monto a caballo y bailo flamenco … Mi tiempo libre es sobre todo para Duque, mi perro, para restaurar muebles antiguos y para Instagram. Me encanta esta red social. Por algo soy tecky, millenial y Consumer Insight Planner de ZenithOptimedia. Leonor Ruiz.

Instagram: ¿por qué la favorita?

El aspecto que quisiera destacar es la posibilidad de poder utilizar la tecnología para expresiones de creatividad como pintar, diseñar en 3D, editar vídeos con el móvil, hacer fotografías y no solo eso, sino hacerlo en el momento en el que lo necesitas o te apetece. Si voy en el AVE a Barcelona y quiero pintar en acuarela sería sumamente complicado hacerlo, pero gracias a un iPad abro la aplicación de pintura y pinto una acuarela. ¿No os parece ‘bonito’? O lo ‘bonito’ de no tener que llevar una cámara “pepino” para inmortalizar mis momentos en cualquier momento del día y no solo eso, sino que además puedo editarlos y compartirlos desde mi móvil. ¿Mejor? ¿Peor? Simplemente para mí, más ‘bonito’.

Gracias a la tecnología tenemos hoy infinidad de vías para poder experimentar con la auto-expresión y creo que muchas redes sociales son fruto de ese fin o esa necesidad. En nuestro estudio sobre Millenials de ZenithOptimedia sabemos que la necesidad y el gusto por crear, colaborar y compartir es característico de nuestras generaciones. Estas generaciones tienen una incipiente facilidad para crear y compartir, con el ideal de fondo de crear una identidad digital hacia fuera y para buscarse hueco entre la jungla de contenido digital. Pero no solo eso, sino que ahora el contenido que demandan estas generaciones es contenido visual, por lo que en ello Instagram encaja perfectamente al ser una plataforma de imagen y vídeo.

¿Recuerdas cuándo usaste Instagram por primera vez?

Recuerdo la primera vez que bajé la aplicación de Instagram, la descubrí porque suelo navegar para ver qué hay nuevo, sobre todo en aplicaciones de arte, fotografía, pintura, diseño… Y cuando la descargué y la probé, lo he de reconocer: me flipó y hasta día de hoy es mi aplicación favorita. Desde luego la aplicación ha cambiado bastante de su inicio hasta hoy: al principio no se podían ni siquiera poner comentarios en las fotos, después aumentaron el número de filtros, después podías ver los likes que hacían otros a las fotos, crearon los #instameets en donde las personas de instagram se reúnen, han introducido el video con #hyperlapse y así ha ido evolucionando hasta hoy que es una de las redes sociales más utilizadas con 200 millones de usuarios activos en donde se comparten 20 billones de fotos, lo cual equivale a 216.000 fotos ¡cada minuto! Además de tener una opción para marcas con su Sponsored Photos & Videos.

¿Y a mí, por qué me gusta tanto Instagram? Para mí visualmente es una alegría entrar a la aplicación y ver las fotos de todo aquello que he elegido seguir. A esto se suma las fotos que publico yo en mi perfil, reflejo de lo que me gusta, de lo que me apasiona, de lo que me interesa, en resumen de lo que soy; es mi vida y lo que soy en fotos, dice algo sobre mí.

Me encanta ver lo que hacen unas personas en Oregon en un taller de pintura con cerámica, me encanta ver fotos de mi sobrino, ver paisajes hermosos de la cuenta de National Geographic; gracias a Instagram conocí una revista que se llama @kinfolk que hoy es de mis favoritas, puedo ver el proceso de las gafas de madera hechas a mano por un chico de Nashville en @wesleyknight, conocer a una chica que hace joyería a mano en un taller en su casa @aheartofmanypages, sigo el proceso del taller de una chica que hace cosas únicamente con telas en azul y blanco @awelltraveledwoman y me entero de unas chaquetas militares cosidas a mano que traen de Afganistán a Madrid en el perfil de @monikmoo. También veo las fotos de lo que hacen y lo que le gusta a gente a la que conozco (familia y amigos) y de los que no conozco ¡también! Si son ‘bonitas’ claro. Y al igual que los sigo, yo expongo en fotos mi vida, lo que me gusta y lo que me apasiona compartir con esas personas.

Recuerdo en varias conversaciones discutir si Instagram sería o no sería importante para las marcas en un futuro y si las marcas tendrían un hueco en esta red social. Siempre fui de la opinión de que sí, lo pienso simplemente por mi experiencia personal. Siempre he creído que si yo fuera una marca, tendría mucho valor para mí el saber que hay consumidores del otro lado que en su feed personal están subiendo fotos utilizando mi producto o están mencionando mi producto en su foto con un hashtag y además lo están compartiendo con sus amigos y otros seguidores ¡están siendo un reflejo de algo que les gusta!

Es cierto que dudé que fuera a ser una plataforma de e-Commerce (aunque hoy en día hay usuarios que su escaparate de ventas y se vende por instagram). Sin embargo creí y creo que es una plataforma en la que se puede enamorar visualmente a los consumidores y estar en su top of mind, interactuando con ellos a través de imágenes ‘bonitas’ o de su interés, sin más afán que estar allí y enamorarlos, más allá de vender o promocionar. Según Forbes la adopción de Instagram por las marcas va a crecer un 80% a lo largo de 2014.

Ante este panorama creo que las marcas tienen un reto, ya que ante tanto cúmulo de contenido digital, es definitivamente difícil para las marcas saber identificar y generar contenido visual que sea de interés a sus consumidores o posibles consumidores, que sea ‘bonito’ y que sea útil para la marca.

Marcas españolas conocidas como Zara o El Corte Inglés se han ido ganando un hueco en la plataforma, generando contenido de interés a sus seguidores y ganando en “engagement” con ellos; tal vez al ser marcas grandes y del sector “moda” sea más fácil, pero marcas como Centro Cerámico de Talavera, con casi 1,000 seguidores me parece algo para admirar. Desde luego creo que en cuestión de contenido, las barreras que delimitan los “sectores” de las marcas, se van disolviendo al ser el entretenimiento visual del consumidor lo más importante. Lo más relevante: compartir selectivamente y de forma íntima con los consumidores para construir confianza. Así seguro que este crecimiento en la presencia de las marcas en Instagram es un éxito.

Os comparto algunos perfiles (españoles y no españoles) que son mi top #1 en Instagram, algunas son marcas y otros son consumidores, como tú y como yo, pero que hacen que cuando abro mi Instagram, se me llene la vista de cosas ‘bonitas’ ante este mundo al que todos nos enfrentamos hoy.

@damepistachos @monikmoo @natgeotravel @anotherfeather @awelltraveledwoman @aheartofmanypages @the_fleneuse @zara_worldwide @wesleyknight @taylorstitch @kinfolk @jaredchambers @wearewooden

En BlogginZenith | Instagram y Vine, ¿responsables del auge del vídeo en las redes sociales?

En campaña con Zenith

3 comentarios

  1. Hola!
    me llamo Beatrice Biella y trabajo por EMDl (Editions Maison des Langues), una editorial parisina. Les contacto porque hemos encontrado este artículo en vuestro blog y nos gustaría usar un fragmento en un libro de enseñanza de español para alumnos franceses. Espero que puedan contactarme para hablar de este proyecto!
    Muchas gracias de antemano,
    Beatrice Biella (b.biella@emdl.fr)

  2. Hola, muchas gracias!
    Además nos gustaría usar la foto y la pequeña biografía de Leonor Ruiz (no sé si tenemos que escribir a ella misma en este caso). Muchas gracias de nuevo y un cordial saludo!
    Beatrice Biella

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>