Instagram cumple 5 años: así es su historia

instagram

Fue un día como el de hoy, pero en 2010, cuando Kevin Systrom y Mike Krieger decidieron dar el paso y lanzar Instagram, que se ha convertido en la red social de fotografía más importante del momento. Sus creadores, ambos graduados por la Universidad de Stanford, desarrollaron este proyecto a partir de la pasión que compartían: hacer fotos.

Esta aplicación gratuita para iPhone (hoy también para Android), que permite aplicar efectos fotográficos a las imágenes, ha pasado en estos 5 años por múltiples acontecimientos. Pero ¿cuál fue la primera foto publicada? ¿Por qué fue adquirida por Facebook previo pago de mil millones de dólares? ¿Cuál es el secreto para seguir siendo la preferida por los usuarios para compartir sus imágenes? De todo ello hablamos hoy, que Instagram cumple sus primeros 5 años de vida.

Los orígenes de Instagram: empezando por el principio

La primera foto que se lanzó en Instagram salió en julio de 2010. Fue entonces cuando uno de sus fundadores, Kevin Systrom, testaba la red social que acababa de crear. Utilizó la foto de un perro para instituir una nueva era en la que los usuarios, a través de la aplicación móvil, compartirían sus fotografías más personales. A los tres meses, y tal día como hoy pero en 2010, Instagram salía al mercado de las aplicaciones para smartphones.

Curioso es el origen del nombre de esta red, siendo la combinación de dos conceptos que se encuentran en la esencia de esta: las instantáneas (fotografías) y los telegramas (escritos). De ahí el nombre que recibe. Pero más curioso es, si cabe, su primera fotografía. Era ésta.

pic-insta

Si hay un adjetivo que describa la fotografía ése es sencillez. Al principio, la competición consistía en ver quién era el más rápido. Ahora hay un añadido. A ver quién es el más fugaz pero a la vez el más original y espectacular. Sólo hay que ver el ejemplo de Systrom, su primera publicación fue un simpático perro acompañado del pie de su dueño. Sin grandes complicaciones. Pero vayamos al origen de nuevo. ¿Qué querían “solucionar” sus fundadores con Instagram?

Recordemos, como mencionamos anteriormente, que el origen estaba en la pasión compartida de sus fundadores de hacer fotos y siempre pensaron que hacer fotos interesantes requería de una cámara grande y un par de años de la escuela de arte. Pero a medida que las cámaras de los smartphones comenzaron a mejorar, decidieron desafiar esa suposición. Y crearon lo que hoy conocemos como Instagram con el fin de resolver tres problemas sencillos:

  • Las fotos en el móvil siempre tenían un aspecto mediocre. Con los filtros podíamos transformar las fotos en instantáneas de aspecto profesional.
  • Compartir en múltiples plataformas a la vez. Puedes tomar una foto de una vez, y luego compartirlo (al instante) en múltiples servicios.
  • La mayoría de las experiencias tardan una eternidad en subir las imágenes, por lo que optimizaron la experiencia para que fuera rápida y eficiente.

Así, sin más complicaciones, comienza el despegue de Instagram. El proceso para que se implantara con éxito esta red social fue rápido: en algo más de 2 meses alcanzaron el millón de usuarios, concretamente el 12 de diciembre de 2010. Eso sí, todavía lejos de los 400 millones de usuarios que tiene actualmente.

En enero de 2011, Instagram añadió hashtags para ayudar a los usuarios a descubrir las fotos que los demás usuarios compartían sobre un mismo tema. Instagram animaba así a sus usuarios a añadir hashtags relevantes y específicos, en lugar de etiquetar palabras como “foto” con el objetivo de hacer las fotografías más populares, atraer a un mayor número de fanes y conseguir más likes.

Otro hito importante ocurrió cuando la app llega a Android. Fue el 3 de abril de 2012, cuando salió la versión abierta al público. Sin embargo, algunas semanas antes, Instagram había anunciado que estaba llevando a cabo pruebas en la plataforma mediante una beta cerrada. En dicho momento, se dio la posibilidad de registrarse en una web para recibir un aviso una vez fuera lanzada la aplicación final, lo cual hicieron unas 430.000 personas. Una vez lanzada, la versión para Android consiguió más de un millón de descargas, ojo, en menos de 24 horas. Android recibió por tanto la app con los brazos bien abiertos.

El otro gran hito: la adquisición por parte de Facebook

Si el 3 de abril de 2012 Instagram llega a Android, fue el 9 de este mismo mes cuando Instagram se une a Facebook. Esta adquisición causó por entonces un gran impacto en el mundo de las redes sociales. Después de que la empresa de Mark Zuckerberg la adquiriera por 1.000 millones de dólares el número asciendía a más de 30 millones de descargas.

Mark Zuckerberg aprovechó su Timeline para anunciar la compra de una de las más recientes joyas de la corona de lo social. Lo hizo así: “durante años, nos hemos centrado en construir la mejor experiencia para compartir fotos con los amigos y la familia. Ahora seremos capaces de trabajar de manera aún más cercana con el equipo de Instagram para ofrecer la mejor experiencia en compartir hermosas fotografías de móvil con gente con tus mismos intereses.”

Zuckerberg hacía especial hincapié en que lo que ofrecían Instagram y Facebook eran experiencias muy diferentes y que, por eso mismo, aunque la compra sirviera para mejorar la integración con Facebook, no dejarían de desarrollar y hacer crecer de manera independiente al servicio que compraron entonces. Y cumplieron con su palabra. “Millones de personas adoran la aplicación y la marca de Instagram, y nuestra meta es ayudar a extenderlas a más personas todavía.”

Por su parte, desde Instagram, en un mensaje mucho más escueto, también resaltaban que esto no implicaba el adiós o la desaparición de la aplicación: “La aplicación de Instagram seguirá siendo la misma que conocéis y queréis. Seguiréis teniendo a la misma gente que os sigue y a la que seguís. Seguiréis pudiendo compartir en otras redes sociales. Y también tendréis todas las otras funciones que hacen de esta app algo divertido y único”.

De ahí, se dio el salto a la web, concretamente el 28 de junio de 2012. De esta forma, Instagram pasó de ser una aplicación exclusiva para dispositivos móviles a tener presencia también en la red tradicional con una nueva versión de escritorio. En noviembre se presentaron los perfiles, que cualquier usuario podía consultar desde su ordenador y sin necesidad de tener instalada la app en el móvil (incluyendo no registrados). Este lanzamiento se complementó con la llegada de la versión web casi completa, pudiendo comentar, marcar con un “like” y navegar por todas las fotos que están subiendo los contactos del usuario.

El primer gran error: la política de privacidad

Los instagrammers eran personas amables y simpáticas hasta que Instagram anunció un cambio en la política de privacidad, allá por diciembre de 2012. Fue cuando se actualizó sus términos de privacidad y condiciones de uso, otorgándose así el derecho a vender las fotos de los usuarios a terceros sin notificación o compensación a partir del 16 de enero de 2013. La finalidad era que los anunciantes dispusieran de acceso a los datos de los usuarios —entre ellos sus fotos— con fines publicitarios. “Instagram, básicamente, pone tu vida a la venta”, se quejó el experto en redes sociales Chris Taylor, en la web tecnológica Mashable.

Su interpretación de los cambios era demoledora: “Usted está de acuerdo con que una empresa de negocios u otra entidad nos pague por obtener su nombre de usuario, imagen, fotos (junto con cualquier metadata relacionado), sin compensación para usted”.

Si bien es cierto que desmintieron inmediatamente este hecho con un “no es nuestra intención vender tus fotos”, esta actitud podía venir promovida, según Gabriel Samper, conocido como @kainxs en Instagram, y creador del primer congreso de Instagramers, por “la necesidad que tiene Facebook de monetizar su inversión con Instagram y busca fuentes de financiación, si lo hacen, que lo hagan pero no con nuestras fotos, si en algún momento han valorado esta opción”.

Este revuelo mediático, a nivel mundial, llevó a Instagram a deshacer los cambios impuestos en la declaración de los términos de privacidad. Aún así, perdió gran parte de usuarios, que optaron por cambiarse a otros servicios similares, y sobre todo parte de su credibilidad. No con ello queremos decir que lo haya perdido actualmente.

El futuro, ¿pasa por monetizar la plataforma?

Las fotos y vídeos patrocinados en 2013, así como los mensajes directos; la opción “Descubre” y sus 300 millones de usuarios en 2014, o el lanzamiento de un buscador que incluye lugares y tendencias en 2015, han sido otros de los hitos que se ha marcado esta red social en estos (pocos) años de vida. ¿Pero cuál es la clave de todo?

Una de las claves de Instagram es su engagement. Y es que sus niveles, por así decirlo, superan en ocasiones y con creces los del resto de competidores. Un estudio publicado por Forrester Research analizó esta tendencia, llegando a la conclusión de que Instagram es la mejor plataforma para las marcas que quieren interactuar con los usuarios. Y las marcas lo han sabido aprovechar desde sus orígenes.

instagram_forrester

James Quarles, responsable mundial de desarrollo de negocio y marca de Instagram, da las claves en relación al futuro de Instagram. En primer lugar, hace mención a las etapas de la red social, considerando que “la primera etapa de nuestro negocio pasó por colaborar con las marcas para ayudarles a encontrar una manera nativa de expresarse con éxito en Instagram. El segundo capítulo fue demostrar que podíamos crear valorpara los negocios y para la comunidad al mismo tiempo. La última etapa de este viaje, la tercera, ha sido la de abrir nuestros servicios a más negocios. Es muy importante para nosotros estar a disposición de las marcas, sea cual sea su tamaño. Y en todos los mercados”.

Quarles no se olvida de que Facebook ha tenido una relevancia clave en el éxito reciente de Instagram: “desde que Facebook compró la plataforma, Instagram ha pasado de 30 millones de usuarios activos cada mes a 400 millones. Facebook nos proporciona filtros para evitar el spam y la tecnología necesaria para que los usuarios puedan recuperar sus cuentas. Y desde el principio nos ha ayudado en el terreno de las soluciones publicitarias. Gracias a Facebook somos capaces de mostrar a la gente los anuncios más relevantes para ellos al contar con señales demográficas que nos permiten segmentar la publicidad que entregamos. Además, también nos ayuda en el campo de la medición”. Ahora solo toca esperar si la adquisición comienza a dar sus primeros frutos económicos. ¿Lo hará?

Imagen | Dickson Phua
En BlogginZenith | Instagram contra todos: acumulando audiencia para luchar contra Snapchat y Vine

En campaña con Zenith

Un comentario

  1. El tema de las políticas de privacidad es bastante serio 🙁

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>