¿Qué es y cómo funciona la “generación xennial”? DicZionario

music casette

Es la última generación en llamar al teléfono fijo de sus amigos. No había Tinder, ni WhatsApp. Y cuando querías quedar, no quedaba más remedio que hacerlo a una hora y en un sitio determinado. Y si querías coquetear por el fijo, esperabas ansioso que no lo cogiera el padre o la madre de la susodicha. Escuchábamos las canciones que nos gustaban en casettes o discos en el walkman, mirábamos la hora en nuestros Casio y si queríamos ver una película nueva, había que ir al cine a verla o comprar el VHS.

Entregábamos los trabajos del colegio y del instituto a máquina (de escribir), aunque después llegarían las electrónicas. Hacíamos algunas consultas en la enciclopedia del salón (o en la Encarta para los afortunados que ya tenían ordenador). Y hacíamos fotos con cámaras de rollo, que probablemente tardabas en revelar. Vivimos y recordamos los comienzos del móvil y los SMS. Si naciste entre 1977 y 1983, piensa que no eres ni de la Generación X ni ‘millennial’. Eres un ‘xennial’, probablemente la última que recordará cómo era la vida antes de que llegara internet.

Definición de “Generación Xennial”

¿Qué es un “xennial”? Según el meme que se ha ido propagando en los últimos meses en redes sociales, estamos ante una microgeneración nacida en el umbral de la Generación X y los millennials. Es decir, entre 1977 y 1983 (o cuando se estrenó la trilogía original de Star Wars). Los xennials han experimentado una infancia analógica y una edad adulta digital. Poseen tanto el cinismo de la Generación X como el optimismo y el dinamismo de los millennials.

No es un término nuevo, sino que aparece por primera vez en un artículo de 2014 de la web Good. Se denominaba “Reasonable People Disagree about the Post-Gen X, Pre-Millennial Generation”, publicado el 25 de septiembre de 2014. El concepto, que mezcla la X con el final de la palabra millennial, ha llegado como una “reacción”, y se ha definido por lo que no es. Es decir, los xennials son una generación bisagra, que se halla entre el descontento de la Generación X y el alegre optimismo de los millennials, pero sin estar tan enfadados como la Generación X ni tan seguros como los millennials.

Recordemos que tan solo el 40% de los estadounidenses que entran dentro de la categoría millenial se sienten parte de ella, según el centro de investigaciones sociológicas Pew Research. De hecho, un 33% se considera parte de la Generación X, probablemente ahora se identifiquen con los xennials.

Dan Woodman, sociólogo de la Universidad de Melbourne, se ha convertido de forma accidental en el sociólogo oficial de los xennials. La web Mamamia le entrevistó en un artículo sobre el tema, pero otros medios han pasado a otorgarle el mérito de haber acuñado la palabra: “Se lo han inventado. Se lleva hablando del término en internet desde hace unos cuantos años“, se sincera al afirmar.

De los rasgos que se señalaban en la imagen anteriormente expuesta, probablemente el rasgo más significativo sea el de que es “la última generación que recordará cómo era la vida antes de internet”. Así mismo lo manifestaba el periodista Michael Harris en su libro The End of Absence (‘El fin de la ausencia’). “Tienen una perspectiva única que desaparecerá con ellos”, escribe Harris. “Después de que se hayan ido, sólo existirá la generación «online». Los que nacimos antes de 1985 tenemos la obligación de reflexionar acerca de los grandes cambios que hemos experimentado y de sus efectos en el mundo y en nuestras mentes”.

Bien es cierto, como han asegurado distintos expertos, que los xennials forman parte de un colectivo muy heterogéneo y resulta muy difícil definirlos a todos con los mismos adjetivos . “Parece que solo se haga para venderles productos, que ponerles una etiqueta sea como ponerles un precio”, reconoce Almudena Moreno, profesora de sociología de la Universidad de Valladolid.

“Ninguna generación tiene una serie homogénea de creencias y valores”, reconoce también Woodman. Pero ¿qué deberían tener en cuenta las marcas que desean acercarse a esta nueva generación? ¿En qué se diferencia el proceso de compra de un Xennial de todos los demás?

Para Alberto Merino, Account Manager de Zenith, “la generación Xennial ha crecido adaptándose a las nuevas realidades tecnológicas, lo que le ha permitido ser una generación multidispositivo, que usa cada uno de ellos sin ningún tipo de fricción. Esto provoca que su proceso de compra esté muy marcado por la mezcla de entornos online y offline”.

Por tanto, concluye Merino, “la aproximación de las marcas ante esta generación debería estar orientada a la creación de una experiencia global del cliente a través de la omnicanalidad, es decir, el desarrollo de experiencias independientemente de los dispositivos y canales. La continuidad entre sitios web estándar y móviles (con sistemas de inicio de sesión único) o la posibilidad de recoger en tienda sus pedidos online, son disposiciones básicas si una marca quiere generar conexiones duraderas con esta generación”. Veamos algunos ejemplos.

Algunos ejemplos

reloj casio

Es, por así decirlo, la última generación que vivió sin internet. Lo más digital que tuvimos era un reloj Casio. Jugábamos en la calle a la pelota o a la goma, leíamos libros en papel y nos comunicábamos con nuestros amigos del pueblo o de la playa a través de cartas. La digitalización nos ha llegado ya en la edad adulta, normalmente en los últimos años de instituto o al comienzo de la universidad.

Se puede afirmar que los “xennials” probablemente vivieron lo mejor de las dos eras, el término de una y el inicio de otra. Por eso hay que hablarles de otra manera. De un lado, tienden a a hacer procesos mezclados de compra por Internet, por ejemplo obtener información y comparar online pero acudir a la tienda física para realizar la compra. Es el efecto ROPO del que hemos hablado en alguna ocasión.

También es posible hacer todo el proceso de compra online, pero se sienten más seguros en entornos offline, donde hacen la transacción, ya sea por el banco o en alguna tienda física. Confían más en los consejos de amigos que en los de desconocidos, y en compras de servicios o cosas intangibles como un software querrán un comprobante que puedan imprimir que les garantice su compra. Un ejemplo claro está en las todavía existentes máquinas de auto-checking que nos permiten imprimir los billetes adquiridos por internet. ¿Acabarán por desaparecer?

¿Quién no recuerda las enormes enciclopedias, por las que muchas familias se “entrampaban”? No eras nadie si no tenías una, ideal para hacer los trabajos que mandaban en la escuela o el instituto, y que al final era la misma fuente para todos los que la tenían.

Los anuncios de telefonía móvil también estaban presentes en los años 90, el anuncio de Airtel de “Hola, soy Edu, feliz navidad” tuvo mucho éxito en su momento. En esos años se destacaba el hecho de poder comunicarse de forma sencilla y llamar a todo el mundo con un teléfono móvil. Hoy en día los anuncios de telefonía tratan de luchar unos con otros en velocidad, tarifas y datos de Internet.

Jugar a la añoranza es otra de las grandes bazas a tener en cuenta hoy en el mundo de la publicidad. Los xennials reconocen de lejos qué es un walkman, y es posible que se identifiquen con un elemento que definió sus primeros años de feliz adolescencia.

También el Noklia 3310 ha vuelto 17 años después a nuestras vidas. Lo más destacable es que en la versión actual, como en la antigua es posile jugar a la serpiente, uno de los juegos más emblemáticos del terminal, que formó parte de nuestros primeros teléfonos móviles.

Una generación, la de los xennials, que en cuanto a la ideología han sido precursores de ideas como la igualdad en el matrimonio, los derechos de las parejas del mismo sexo o la equidad de género.

Por tanto, las ideas de antaño no van con ellos. Es preferible que se les hables en términos de igualdad entre sexos, tareas equitativas en los matrimonios e igualdad de derechos. De ahí a que la publicidad de hoy reconozca que ya no hay tareas asignadas por roles de género.

En cualquier caso, hablar de etiquetas y que todos estén contentos es muy cumplicado. Cada generación se solapa con la anterior y la posterior, y no son radicalmente ajenas las unas de las otras”. De esto tampoco se libra la definición de xennial, aunque se presente como bisagra.

Imágenes | Pixelheart
En BlogginZenith | Nueve anuncios de los 90 que evidencian cómo ha evolucionado la publicidad

En campaña con Zenith
   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>