¿Funciona la publicidad en las aplicaciones de móviles y tablets?

Con la cada vez mayor penetración de los smartphones y tablets en el mercado (de hecho, en España lideramos la clasificación con un 55.2% según el último informe de comScore), cada vez son más las aplicaciones diseñadas para este tipo de dispositivos. A priori, pueden distinguirse dos grandes grupos, gratis o de pago, aunque ambos suelen tener un punto en común: la mayoría de ellas incluyen algún tipo de publicidad, que se conoce como publicidad in-app. ¿Son rentables estas aplicaciones? Es más, ¿funcionan los anuncios que se ven en gran parte de ellas?

No se suele disponer de demasiadas cifras al respecto, pero durante estos días se han filtrado los beneficios mensuales de Fruit Ninja, un juego disponible para iOS y Android. ¿Cuánto ganan los responsables del juego cada mes? Pues, según AdAge, se estaría hablando de en torno a 400.000 dólares mensuales sólo por publicidad. Si se tiene en cuenta la version premium del juego, de pago, entonces se hablaría de más de un millón de dólares.

Si bien es verdad que la cifra puede parecer elevada, no podemos olvidar que es uno de los juegos más populares que, por ejemplo, lleva más de 10 millones de descargas en Android. La estrategia que sigue Fruit Ninja es una que se ve habitualmente: una versión gratuita más simple y con menos opciones de la aplicación normal, que además incluye publicidad en formato banner. Adicionalmente, ofrecen una aplicación completa, ya de pago, que incluye material adicional y no contiene publicidad alguna.

Esta estructura la sigue también Angry Birds, otro de los juegos multiplataforma más populares de los últimos años. Aunque no existen cifras actuales y recientes, ya hace un tiempo reconocieron conseguir más dinero de la versión gratuita gracias a los anuncios que por la versión de pago.

La publicidad en aplicaciones, repleta de posibilidades

Aunque siempre se puede optar por recurrir a compañías tradicionales de anuncios, véase Adsense, existen empresas especializadas en ofrecer publicidad en aplicaciones para dispositivos móviles. Por ejemplo, mobclix, que es la que utilizan en Fruit Ninja. Los desarrolladores crean una cuenta con ellos y luego son los anunciantes los que deciden en qué aplicaciones quieren aparecer.

La ventaja de este tipo de publicidad es que es posible dirigirse a un tipo de usuarios en concreto, es más sencillo delimitar el target. Por ejemplo, si tenemos un producto de cocina, sería interesante anunciarse en una aplicación con recetas. De hecho, en Facebook ya han visto el interés que podría tener este tipo de información y podrían estar probando un tipo de publicidad personalizada basándose en las aplicaciones que el usuario utiliza identificándose con su cuenta de Facebook.

Si a eso se le suma que los usuarios pueden pasar horas y horas utilizando una determinada aplicación, la llamada publicidad in-app parte con ventaja respecto a los displays tradicionales en las páginas web optimizadas para móviles. El hecho de que los usuarios pasen tanto tiempo expuestos a una determinada campaña, hacen que ésta se recuerde mejor, con lo que resulta más efectiva. Esto mismo se demuestra en un estudio realizado por Compete, en el que la publicidad que más recordaron los participantes fue, precisamente, la que se mostraba dentro de una aplicación.

Teniendo estas dos ventajas a su favor, no es de extrañar que la publicidad en las aplicaciones haya crecido y superado en inversión a la publicidad en la web móvil. De hecho, según un estudio realizado por Strategy Analytics, se invertirán 1.700 millones durante este año sólo en anuncios en aplicaciones, mientras que para publicidad móvil tan sólo serán 934’5 millones.

En otro informe, publicado por Juniper Research, cifran esta cantidad en 2.400 millones y son bastante optimistas para el futuro: aseguran que para finales de 2015 podríamos estar hablando de más 7.100 millones anuales en los anuncios in-app. Eso sí, también han surgido los primeros críticos con este tipo de publicidad y los riesgos que ésta entraña, ya que se han publicado investigaciones en detalle que demuestran los problemas de privacidad que a veces se dan en este tipo de anuncios. ¿Conseguirá la publicidad in-app establecerse como predicen, pese a esto último, desde dentro del sector?

En campaña con Zenith

2 comentarios

  1. ¡Muy buen artículo! Yo aquí veo un par de puntos:

    1) Las aplicaciones gratuitas más descargadas ya han encontrado modelo de negocio y en un futuro pueden incluso saltarse al intermediario o retail online: iTunes, Google Play, etc…
    2) No aceptaría ni en broma publicidad por un producto que haya tenido que pagar a no ser que esa publicidad o acción comercial de una determinada marca ofrezca algo premium y enriquecedor

  2. A mí que pongan publicidad me parece bien, y si es relacionada con la temática de la publicación mejor que mejor. Pero lo que no me gusta es que en ocasiones la publicidad parece puesta a “pillar”, vamos, que no es la primera vez que le quiero dar a un botón y sin querer se hace click en el banner en cuestión. Hay casos de aplicaciones donde la publicidad es bastante molesta.

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>