¿Cómo frenar el adblocking? Evitar la publicidad emergente y otras acciones pueden ser la solución

adblocking-laptop

En algunas ocasiones, ya os hemos hablado desde BlogginZenith del fenómeno del adblocking y sus consecuencias. Se trata de la instalación, por parte del usuario, de programas y/o extensiones que bloquean la publicidad cuando se navega por Internet. El desarrollo de herramientas de este tipo está consolidándose más y más.

Pero, para el posicionamiento de marcas y empresas, tiene negativas repercusiones que, finalmente, pueden perjudicar a todos. También a los usuarios, pues Internet, para consolidarse y seguir creciendo, necesita que las posibilidades de darse a conocer se construyan y afiancen día a día.

Entender el problema para poder solucionarlo

En 2006 se lanzó oficialmente Adblock Plus, una herramienta que, en la actualidad, puede usarse en Firefox, Google Chrome, Internet Explorer… y cuyo objetivo es filtrar contenidos de las páginas, como los anuncios, para que éstos no interfieran en ningún momento en la navegación del usuario. Desde entonces, su implantación su ha parado de crecer.

adblocking-rueda

 

Sólo en nuestro país, el número de usuarios que visitó la página de Adblock Plus subió hasta los 350.000 el pasado mes de octubre. El perfil de estos visitantes se situaría además en una de las franjas más interesantes para los anunciantes, la de los millenials: personas de entre 25 a 34 años. Lo que se traduce en que un 16% de los usuarios españoles estarían empleando adblocking. Por poner otros ejemplos, según un reciente estudio de Teads, la plataforma de publicidad en vídeo digital, el incremento del uso de bloqueadores ha subido en Reino Unido, en tan solo un año, en un 82%.

Pero, ¿por qué se produce este fenómeno? Realmente, si los usuarios invierten tanto esfuerzo en evitar la presencia de spots, anuncios, ventanas emergentes, en su visita a cualquier web, debemos considerar que una de las causas es porque consideran que estos contenidos son intrusivos y molestos. Según recoge Teads en su estudio, en el que se hace eco de informes como los presentados por IAB U.K., el 73% de los encuestados revelaba que usa bloqueadores porque no les gusta que su navegación y su actividad normal por Internet se vea interrumpida por ese contenido inesperado y no solicitado. De la misma forma, el 55% afirmaba que el diseño molesto era también una causa para hacer del adblocking una actividad cotidiana y, en una línea parecida, el 46% afirmaba que su motivo principal era la presencia de anuncios irrelevantes y de escaso interés.

A estas causas, cabe sumar otras que no pueden ser pasadas por alto: el 54% de los encuestados hablaba de la ralentización en la navegación, mientras que el 31% abogaba por causas referidas a la intimidad. Y aquí tenemos uno de los factores clave que los desarrolladores han de tener en cuenta: la presencia de anuncios personalizados, o los relacionados con búsquedas que hacen los propios usuarios, pueden ser considerados desde una doble perspectiva: si bien para algunos tiene repercusiones positivas, que atraen su atención; para otros supone una puesta en riesgo de su intimidad y privacidad, una de las preocupaciones que más está creciendo en relación al uso de Internet.

Algunas soluciones para frenar el adblocking

adblocking-motivos

Los intentos por denunciar las herramientas de adblocking y los desarrolladores que las ponen en marcha nos han dejado procesos como el visto en Alemania, donde los tribunales fallaron en favor de los demandados. Por supuesto, también han aparecido acciones “contra-adblocking”, lo que viene a significar que se están desarrollando herramientas que bloquean,  a su vez, los adblocker, lo que supone un toma y daca con un futuro incierto, pues nos introduce en una espiral en la que no se ve un fin cierto. Otros editores toman cartas en el asunto limitando el acceso a sus páginas a aquellos usuarios que utilizan bloqueadores de anuncios en su navegación.

También hemos de hablar de la creación de las “listas blancas”, que Adblock Plus puso en marcha en 2011 y que supone que la herramienta no bloquea aquellos anuncios que pueden incluirse en la  ‘Iniciativa de publicidad aceptable‘, que delimita qué es publicidad intrusiva (y, por tanto, bloqueable) y qué no lo es, por lo que el usuario que emplea Abdlock Plus (y también Adblock) seguirá viendo este tipo de anuncios mientras navega, un contenido que básicamente, puede definirse como no intrusivo.

Y es que, aquí está una de las claves para frenar el adblocking y construir una publicidad verdaderamente interesante y eficaz: conseguir que el receptor no la vea como un contenido molesto y distorsionador, sino como una fuente de información útil y relevante, que haga crecer su experiencia en Internet.

El uso de ciertos formatos es fundamental. Los interstitials y las ventanas emergentes son de los que los usuarios consideran más intrusivos, pues interrumpen el flujo natural de sus acciones de una manera tajante. Se están manifestando como poco prácticos, pues se cierran sin que sus mensajes tengan tiempo para crear un impacto real en el consumidor. De igual forma, el formato pre-roll (vídeos que no pueden ser omitidos) entra en la terna de los que más disgustan a los usuarios.

adblocking-plus

En general, se hace necesario el uso de publicidad que se integre en el entorno. Se generará una sensación de continuidad y pertenencia, por lo que la aceptación de la publicidad se desarrollará de una manera más naturalizada. Así pues, también se perciben como mucho más útiles los anuncios que se engloban en la publicidad contextual, esto es, que tienen relación con el contenido de la web que el usuario está visitando. El hecho de entrar en el site ya supone un interés por parte del internauta, una publicidad relacionada supondrá un aporte de relevancia a ese contenido, por lo que se mejora el impacto de la marca y su recuerdo, sin interferir en la navegación.

Las características de los anuncios también pueden ajustarse a lo que un usuario puede considerar como aceptable, tratando de no superar nunca la volátil barrera del intrusismo. Estrategias tan sencillas y efectivas como acortar la duración de los vídeos, pueden ayudar a que el usuario preste atención al spot sin que lo vea como un elemento molesto. De igual manera, darle el control sobre el volumen de ese anuncio ayudará a que el internauta perciba que la marca respeta y se preocupa por ese tiempo que emplea en navegar por la gran red.

Después, existen algunas preocupaciones por parte del usuario que son objetivables y lógicas y a las que las marcas y las empresas de publicidad pueden mostrar mayor atención para evitar que éstos opten por el adblocking. Por ejemplo, la cuestión de la captación de datos, que es un tema que los editores deben trabajar de manera responsable. Así como tener en cuenta las tarifas de datos de los internautas. Indefectiblemente, un usuario percibirá como nociva cualquier tipo de publicidad que consuma sus datos o provoque la ralentización de su navegación.

Por último, no deberíamos desestimar un factor como es el de la concienciación del consumidor. El internauta no es un ser sin sentido común, sin nociones sobre la vida empresarial, del que no se puede esperar ningún tipo de feedback o compromiso. La publicidad es necesaria, es el motor que impulsará a que muchas webs puedan seguir creciendo y, sin ella, el futuro de las publicaciones es incierto. Los sites no se llenan de contenido e imágenes de manera “mágica”. Detrás, hay un esfuerzo, un compromiso y un trabajo que debe de ser remunerado y, muchas veces, este pago no se encuentran en otro lugar sino en la inserción de publicidad. Hacer entender al usuario esta necesidad, que repercute en su propio beneficio, pues le permite seguir disfrutando de esa web que tanto visita, contribuirá a un desarrollo sostenible y a que el uso del adblocking pueda descender de una forma realmente eficaz.

Imagen | LeadsIAB UK, comscore, Pixabay
En BlogginZenith | Los ad filters o los ad blockers, ¿es el fin de la publicidad en internet?

En campaña con Zenith

Un comentario

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>