La forzada pero rentable relación entre TV y cine: ‘Un monstruo viene a verme’ no es el único caso de éxito

umvv-cine

En los últimos años, nos hemos acostumbrado a que muchos éxitos de la taquilla española tengan que ver con las grandes empresas del audiovisual. Son cintas que tienen el respaldo de los tótems de la televisión nacional. El último ejemplo de ello es ‘Un monstruo viene a verme‘.

Se trata de un trabajo de Juan Antonio Bayona y supone un gran espaldarazo para la taquilla de nuestro país. Pero también para una empresa como Telecinco. Obligadas a invertir en cine, las televisiones nacionales están sabiendo aprovechar esa oportunidad. Se adentran en un universo que les da notoriedad y les conecta con el público. Así es como la televisión invierte en el cine.

‘Un monstruo viene a verme’, un éxito viene a quedarse

Las cifras de ‘Un monstruo viene a verme’ son, pocas semanas después de su estreno, un éxito. Pero, la verdad es que no nos sorprende este hecho. Sin duda, desde que comenzamos a oír hablar de esta película, imaginamos su poder en salas. En su primer fin de semana, la cinta se situó en el número uno de la taquilla. Sus espectadores superaron el medio millón, con un 40% de la cuota del mercado. La recaudación de sólo ese fin de semana fue superior a los 3 millones y medio de euros.

Por si todo esto fuera poco, la cinta se colocó en el top 20 de las películas más vistas a nivel mundial. La semana siguiente a su estreno, volvía a conseguir una recaudación similar y ascendía dos puestos en ese top, posicionándose en el número 18 del ranking. Todas estas cifras no se han logrado de la nada o por casualidad. La promoción realizada por Mediaset ha sido y sigue siendo clave para ayudar a su éxito.

Una estudiada campaña

La campaña de marketing de esta cinta se remonta a tiempo atrás. La estudiada estrategia por parte de Telecinco nos habla de la importancia que tienen este tipo de productos. Fue en Nochevieja cuando pudimos ver un primer teaser de la cinta. Se acababan las Campanadas y todos los canales del grupo mostraban las primeras y esperadas imágenes. Así, se aseguraban la atención de todo ese público que estaba frente a la pantalla. Asociándola a una festividad como la llegada de Año Nuevo, se revestía a ‘Un monstruo viene a verme’ de mayor consideración. La película pasaba a ser un gran evento que generaba más y más expectación.

Han sido meses de promoción en todos los ámbitos comunicativos. Entrevistas, portadas, noticias, avances… Pero también una gran difusión en cada uno de los programas del grupo. Así, la televisión se convierte en el gran aliado del cine, pues es un altavoz que funciona las 24 horas del día. Y, por supuesto, imposible olvidar las redes sociales. Telecinco Cinema ha movido su campaña por los sites en los que el público “vive” su experiencia online.

Sin duda, Telecinco Cinema, la productora para contenidos cinéfilos de Mediaset, tiene que estar más que satisfecha con el esfuerzo invertido. Sobre todo, sabiendo que este tipo de iniciativas partieron, en un primer lugar, de una legislación que cayó como una jarro de agua fría a las televisiones del país.

A vueltas con la ley del cine

Porque si ahora podemos disfrutar de este tipo de eventos es porque en 2004, se aprobó un Real Decreto sobre la materia. El mismo obligaba a las televisiones a invertir un 5% de sus ingresos anuales en cine. Una cifra que subía hasta el 6% en el caso de las televisiones públicas. Se trataba de una vieja reivindicación del mundo del celuloide a los que la falta de financiación causaba problemas.

Más de diez años después, seguimos a vueltas con este asunto. El pasado mes de marzo, el Tribunal Constitucional ratificaba la validez del decreto. Para el Tribunal, se trata de una protección a una manifestación cultural como es el cine, algo que también señala la Constitución. De esta forma, supone una medida de respaldo frente a fuertes competidores extranjeros como pueden ser las grandes cintas que llegan de Hollywood.

En este punto, resulta interesante destacar lo sucedido en junio de este mismo año. La ley no sólo es vinculante para la televisión en abierto de nuestro país. Sino que también afecta a las plataformas de pago que se han instalado entre las ofertas televisivas. Así, la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) multó a las diferentes empresas que no están aplicando la legislación. Movistar+ fue sancionada con más de 1,5 millones de euros por los periodos de 2012 y 2013. Por su parte, Orange recibió una multa de 100.000 euros. Mientras, la de Multicanal Iberia asciende a más de 500.000 euros.

De la obligación, a la oportunidad

Para los grandes grupos de nuestro país, el acatar la ley se ha convertido en una fabulosa oportunidad. Ellos han sabido darle la vuelta a la tortilla y transformar cada una de las cintas en las que invierten en una posibilidad para mejorar su imagen de cara al público. Vivimos una curiosa dualidad. Porque, actualmente, son precisamente las películas coproducidas por los grupos televisivos las que consiguen el mayor afecto del público. Quizá porque contar con un foco promocional como son varios canales de televisión (Mediaset cuenta con siete. Atresmedia, con seis) hace que la partida del marketing sea más fácil de jugar.

Las cifras son contundentes. En este 2016 que afronta su etapa final, el 73,2% de la recaudación en taquilla pertenece a filmes producidos por Atresmedia y Mediaset. Ambas empresas han decidido trabajar para que esos títulos en los que invierten les reporten los mayores beneficios posibles. Y no sólo se trata de producir una cinta y que ésta se estrene en pantalla. Hablamos de un trabajo de marketing que pasa por todos los espacios del grupo: desde los magazines hasta los informativos. Y se refiere, por supuesto, a conseguir alargar la vida del producto más allá de su existencia en taquilla. Ese estreno se convertirá después en un contenido multimedia de primera magnitud. Y después, sus pases por televisión podrán reportar grandes audiencias y nuevos beneficios.

Muchos ejemplos

La estrategia de Mediaset ha estado muy vinculada a un director como Bayona. El barcelonés ha conseguido dar el salto a Hollywood pero también a la ficción televisiva más consumida con, por ejemplo, un título como ‘Penny Dreadful’. ‘Un monstruo viene a verme’ se concibe como la etapa final de una trilogía del director que tiene a ‘El orfanato’ y ‘Lo imposible’ como referentes. El caso de ‘Lo imposible’ es paradigmático con todo lo que estamos explicando. Rentabilizó como nadie la obligación de invertir en la industria del cine. En noviembre de 2012, se convertía en la película española más taquillera de la historia con una recaudación de 27,5 millones de euros. Su primer pase por televisión, dos años después, rompía audímetros, con más de 6 millones de espectadores.

Por su parte, Atresmedia no se ha quedado atrás en la inversión en grandes éxitos. ‘La isla mínima‘ no sólo consiguió 7,6 millones de euros en taquilla y más de tres millones de espectadores en su primer pase por televisión. También logró el reconocimiento de la crítica, con diez premios Goya que le aúpan como una producción de gran calidad. ‘Tres metros sobre el cielo’ o ‘Palmeras en la nieve’ han sido también grandes apuestas para la compañía. La primera, le sirvió para conectar con el público más joven. En un 2010 que no fue bueno para el cine español, la cinta destacó sobre el resto por sus cifras, con una recaudación de más de 8 millones de euros. ‘Palmeras en la nieve‘ incluso superó a la todopoderosa ‘Star Wars’ en promedio por pantalla.

El cine español goza de buena salud. Pero, ¿hasta qué punto es esto responsabilidad de la tele? Desde que las empresas audiovisuales comenzaron a invertir en películas, la fortuna del séptimo arte ha mejorado. Las campañas de marketing que realizan las cadenas son trabajadas al detalle. Pero, ¿cuál puede ser la consecuencia de ello? ¿Podemos encontrarnos con una producción cinematográfica excesivamente dependiente del mundo de la televisión?

Imagen | Telecinco

En BlogginZenith | Atresmedia y Mediaset, ¿amenazadas por los nuevos modelos de televisión?

En campaña con Zenith

Un comentario

  1. Y otra pregunta a hacer sería:
    Cómo es posible que una cadena pública como TVE ocupe una cuota de mercado tan ridícula más si tenemos en cuenta que al no poder emitir publicidad podría darle muchísima cancha a sus producciones?

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>