Fiesta del Cine 2014: ¿realmente la clave está en el precio?

 

logo-cine

La Fiesta del Cine ya está aquí. Hoy día 27 de octubre, y también a lo largo del día 28 y el miércoles 29, la actividad será frenética en los 356 cines y las 3.048 pantallas que se han adherido a la iniciativa. Desde BlogginZenith, ya os hablamos en su momento de esta celebración: esta “fiesta” supone que, durante tres días, los tan cacareados precios de las entradas bajen hasta los 2,90 euros, para estimular la asistencia de espectadores.

Así, viviremos la séptima edición de una iniciativa que se ha convertido en un aliciente para que, por unos días, toda una sociedad empuje esta parte de su cultura. La Fiesta del Cine es una iniciativa de las instituciones más importantes del sector: FAPAE, FEDICINE, FECE e ICAA.

La Fiesta del Cine, la fiesta de los precios bajos

Demasiadas veces hemos oído hablar del despoblamiento de nuestras salas. Los espectadores han dejado de considerar la asistencia a la proyección de películas como una actividad prioritaria de su tiempo de ocio. Existen diversos factores que lo explican, entre ellos, claramente, el precio de las entradas. El debate sobre este punto siempre es intenso y una actividad como la Fiesta del Cine parece darles la razón a los que se ponen de parte de este argumento.

Durante la pasada Fiesta del Cine, en abril de 2014 (pues las buenas cifras han hecho que este evento se convierta en bianual) más de 1.800.000 espectadores llenaron las salas aprovechando los descuentos. Los números hablan por sí solos, pues este dato supuso un 206%  más de visitas que en la semana anterior. Y no sólo comparando con “días normales”, también la Fiesta del Cine es cada vez más popular, pues respecto a la edición anterior, el incremento fue del 15%.

Todo el sector se une para hacer de esta celebración un evento popular al máximo nivel, que llegue al mayor número de potenciales espectadores. Este empuje de “todos a una” hace que el trabajo global mejore y la sensación de unidad del sector da muy buena imagen frente a la sociedad.

Una fiesta institucionalizada

fiesta-cine

Para que el funcionamiento sea más fluido, la página web de la Fiesta del Cine trabaja a pleno rendimiento y, desde todos los medios de comunicación de nuestro país, se publicita la manera en que los espectadores pueden beneficiarse de la bajada de precios. Hay que registrarse en esta web y conseguir la acreditación  que, sencillamente, se puede llevar en el móvil y presentar a la entrada de los cines. Más de 700.000 personas están ya acreditadas para disfrutar de la fiesta en estas jornadas de octubre.

La parte “negativa” del asunto son las largas colas y las aglomeraciones que se viven, una incomodidad que los espectadores suelen soportar con una sonrisa. Aún así, la organización también facilita que las entradas se puedan comprar por Internet. Y, pensando en la expansión total del evento, esta edición incorpora una novedad: que a través de una única dirección web se puedan conseguir hasta diez acreditaciones distintas.

Hacer de la necesidad, virtud

Al margen de cifras (que, como hemos visto, son realmente positivas), la Fiesta del Cine tiene unas connotaciones sociales y casi morales que resultan muy interesantes de tratar más detenidamente. En primer lugar, este tipo de iniciativas ponen el dedo en la llaga en un problema económico respecto a un sector cultural que siempre ha levantado profundas simpatías entre la sociedad.

cartel-cine

Los espectadores se sienten motivados para ir al cine, incluso si no hay una película que les llame especialmente la atención. El mero hecho de participar en un evento a nivel nacional, que engloba a tantas partes, que tiene tanta repercusión, del que se habla por activa y por pasiva durante tres días, es un buen aliciente para formar parte de esa masa que acudirá a las salas de proyección.

Hay aquí una parte de solidaridad y de sentimiento de unidad social frente a la adversidad. El mundo del cine, acuciado por los efectos de la crisis económica, hace un “llamamiento” a esos espectadores por los que nace y vive. En unos momentos en los que tantos han de apretarse el cinturón, parece que se puede ayudar a un sector que también necesita un empujón económico. Y la forma en la que esa ayuda se presta es altamente sencilla y satisfactoria: acudir a una sala de cine, pagar menos por una entrada y disfrutar durante dos horas de la magia de los fotogramas.

Los problemas del cine español

La Fiesta del Cine nos deja otras importantes reflexiones. Las protagonistas estos días parecen ser las salas de exhibición, pero nadie puede dudar de que el beneficio económico redunda en todo el sector, y, principalmente, en el estímulo a la producción nacional. Como esa famosa pescadilla que se muerde eternamente la cola y que, eternamente, parece servirnos de ejemplo para tantas cosas, la taquilla está muy relacionada con la creación de películas.

El hecho de que baje el número de espectadores es un problema para salas, distribuidores y demás pero, principalmente, para una producción nacional que mayoritariamente, se exhibe en esas salas, pues muchas cintas españolas no tienen la oportunidad de salir al extranjero y sólo se pueden ver en nuestro país.

El número de producciones patrias se ha reducido, entre otras cosas, porque han bajado la subvenciones al sector, y eso, también cabe considerarlo, ha tenido una curiosa contrapartida, pues muchos aseguran que la menor cantidad de filmes ha redundado en el incremento de la calidad de unos proyectos que han de ser meditados y repensados antes de tener el visto bueno de los productores.

Las películas beneficiadas

Por último, no podemos dejar de notar que, el hecho de escoger los días 27, 28 y 29 de octubre como los protagonistas de la Fiesta del Cine, beneficia claramente a las películas que se encuentran en ese momento en cartel, un hecho importante, pues puede ayudar a un título a relanzar sus cifras.

Las cintas que actualmente se encuentran en las salas son algunos de los estrenos de otoño, una de las temporadas preferidas para lanzar los títulos más sonados. Nombres españoles como ‘Torrente: Operación Eurovegas‘, ‘La isla mínima’ o ‘El niño‘, y películas extranjeras como ‘Ninja Turtles’, ‘Perdida’ o ‘Annabelle‘ son algunas de las agraciadas.

De momento, no se sabe de ninguna película que, oficialmente, haya esperado a estrenarse cuando se celebra la Fiesta del Cine, pero estamos seguros de que todo esto llegará también. Pues, a pesar de la reducción en el precio, es imposible no darse cuenta de que el incremento de espectadores y, así, de la charla social que genera el producto audiovisual tiene efectos muy positivos para todos.

Imagen | ABC, Fiesta del Cine 2014
En BlogginZenith |  ‘Torrente’ y otras películas que triunfan: ¿gracias al apoyo de la televisión?

 

 

En campaña con Zenith

3 comentarios

  1. Es obvio que la gente quiere ir al cine pero no a los precios de siempre. Estas iniciativas lo ponen de relieve.

  2. Yo soy de las que aprovecha estos tres días para hacer una de esas visitas al cine que, en estos tiempos, es una pena, pero cada vez son más espaciadas. ¡Saludos!

  3. Pingback: La Fiesta del Cine bate su récord – Marketing y Servicios

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>