Resumen de la temporada (I): los éxitos y fracasos de la televisión nacional

television

Llega el verano y cambiamos de temporada. La venida del buen tiempo marca un punto de inflexión para las cadenas de televisión y las productoras. Es hora de echar la vista atrás y fijarnos en todo lo que la pequeña pantalla nos ha ofrecido desde que septiembre marcara el inicio de curso. ¿Le ha ido bien con los contenidos elegidos?

Nos preparamos para hacer balance de temporada: ¿cuáles han sido las tendencias más fuertes en televisión?, ¿qué programas y series han triunfado?, ¿cuáles han pasado desapercibidos? Y lo más importante, ¿por qué? No os perdáis nuestro repaso.

Las series de éxito de audiencia en España

Hace varios años que nos podemos sentir muy orgullosos de la ficción que hacemos en nuestro país. Las cadenas han aprendido a apostar por un producto en el que la calidad se trabaja desde la fase inicial de guión. La evolución desde el dramedia familiar de los 90 ha sido clave y ahora funcionan mucho mejor las historias thriller con amplio recorrido argumental y personajes ricos en matices. En este artículo, ya os hablamos de cuáles eran las series más esperadas de cara a la nueva temporada 2015/2016, ¿se habrán cumplido nuestras expectativas o habremos tenido alguna sorpresa?

En primer lugar, tenemos que hablar de ‘Mar de plástico’, que se convirtió en uno de los primeros estrenos de la temporada y que dio a Antena 3 muy buenos réditos, eso sí, en unas fechas en las que no tenía mucha competencia a nivel de ficción. Esta serie es un buen ejemplo de lo que comentábamos antes: thriller, personajes llenos de recovecos y una puesta en escena que nos recuerda al buen hacer de las producciones extranjeras. Fue líder del prime time semana tras semana aunque fue perdiendo espectadores y se despidió con un 20,3% del share. La serie está renovada por una segunda temporada.

El Príncipe‘ ha sido una ficción con una repercusión indiscutible de la que nosotros ya hemos hablado. No sólo por las audiencias conseguidas, sino que también ha logrado construir una historia llena de drama y pasión gracias a su reflejo en la realidad de nuestro país. Así, se despidió por todo lo alto con un final que congregó a más de cinco millones de espectadores y consiguió el 29,2% del share. Para Telecinco, no será fácil encontrar una producción que sea tan competitiva.

Cuéntame‘ es otra de las grandes bazas de la tele nacional. Su paso por TVE  ha reportado al ente público muchos y grandes momentos de idilio con las audiencias. A pesar de que el paso de las temporadas (ya llevamos 17) ha marcado cierto desgaste natural, los espectadores le siguen acompañando, se despidió con un 17,3%. Eso sí, su continuidad no está asegurada, después de que la producción se haya visto afectada por varios escándalos ajenos al propio producto.

La serie que más consumimos en diferido es ‘La que se avecina‘. Este producto, que cambió de cadena y potenció todos los ingredientes que le hicieron triunfar es una sitcom atípica: se ha especializado en un humor irreverente, ácido e incluso negro. Se aparta de otras sitcoms de carácter amigable con unos personajes que rozan la delincuencia en muchas tramas. Pero es una serie valiente también por otras causas: se atreve a romper la cuarta pared y a jugar con el espectador, como sucedió en el capítulo 100 y también apuesta por capítulos temáticos en los que vemos géneros tan alejados de los que solemos tener en nuestras series como es el terror o el gore.

La temporada 2015/2016 también se ha caracterizado por el éxito de las producciones ya consagradas y por la dificultad de los estrenos de ganarse a la audiencia. ‘Mar de plástico’ es una excepción (aunque ya hemos hablado de su prime time poco competitivo). Por su parte, otra producción que está destacando en su estreno, aunque no consigue cifras estratosféricas es ‘La embajada’, una propuesta de Bambú para Antena 3. La serie se estrenó con un 22,5% y más de cuatro millones de espectadores aunque después ha perdido fuerza.

Tenemos que hablar también de dos producciones que viven una doble existencia fruto de esa multipantalla a la que nos estamos acostumbrando más y más. Se trata de ‘El Ministerio del tiempo’ y ‘Vis a vis‘. Ambas ficciones cosechan unas críticas muy positivas por la calidad de sus capítulos y se encuentran entre las más seguidas y comentadas por redes sociales. Eso sí, no cuentan con tantos seguidores en su primer pase y no suelen ser líderes en televisión. Pero para nuestra televisión son todo un éxito, porque la oleada de fans que las sigue y jalea a través de Twitter, que pide su renovación, son un tipo de público muy interesante y que marca la evolución de lo que veremos en televisión en los próximos años. #Queremos3TemporadaVisAVis se convirtió en trending topic y los actores de la serie también participaron de la campaña.

Se trata de ficciones de las que sus creadores están obteniendo máxima rentabilidad. No sólo tenemos programas que nos explican cómo es el rodaje y los avatares de la producción, como ‘Los archivos del Ministerio‘ o ‘Tercer grado‘; también están a la vanguardia de recursos novedosos como el uso de la realidad virtual en un capítulo especial que ‘El Ministerio del Tiempo’ aloja en su web o complementan su oferta con incluso capítulos “ideados” por los fans e impulsados desde Twitter, como ‘Tiempo de chupitos’.

Sobre nuestra ficción nacional y su evolución en el tiempo, hoy contamos con las declaraciones de Laura Aguado, Research Analyst de Zenith, que nos ofrece una interesante reflexión: “Si bien es cierto que la ficción en nuestro país ha dado un gran salto cualitativo en los últimos años y ha ido abandonando los formatos más blancos que operan sobre temas universales para captar al mayor público posible, es momento de que dé un paso más y se arriesgue de verdad en ofrecer contenido rompedor sin miedo a dirigirse a públicos “nicho”. Detecto cierta tensión entre las productoras y las cadenas, pues las primeras apuestan por planteamientos novedosos en nuestro país, mirando hacia modelos de éxito internacionales y con mayor calado en la comunidad fandom, con la intención de llegar a un espectador más seriéfilo que tiende a despreciar las propuestas nacionales, mientras que las segundas se muestran reticentes a darles continuidad si no se traducen en grandes cifras de audiencia. Esto es un error por dos motivos: primero, porque el público más seriéfilo no es necesariamente un gran consumidor de televisión lineal –la audiencia en diferido que registran series como “El Ministerio del Tiempo” o “Vis a Vis” lo pone en evidencia-; segundo, porque pierden la oportunidad de conectar con un target muy difícil de alcanzar a través del medio televisivo y que, sin embargo, es de gran relevancia estratégica para los anunciantes. En un entorno en el que nuevos proveedores de contenido audiovisual –Netflix, y próximamente HBO y Amazon- se están abriendo camino en nuestro mercado con una oferta cada vez más completa, será fundamental un enfoque arriesgado, ambicioso, para que las cadenas construyan una imagen sólida y diferenciadora de cara al consumidor de series. Si no lo hacen ellas, lo harán estos nuevos competidores en el momento que empiecen a apostar por ficción española, que lo harán porque tiene potencial. Tal vez sea el momento de explorar nuevas formas de obtener beneficio, mucho más allá del GRP y, desde luego, cruzando las fronteras de la televisión lineal.”

Los programas de éxito en audiencia en la televisión en España

Si hablamos de programas de televisión, no podemos dejar de mencionar el tremendo éxito que ha supuesto ‘En la tuya o en la mía‘. Se trata de un formato que atiende al género de entrevistas, concebido como un programa en el que la personalidad del entrevistador es clave para conectar con el entrevistado y con la audiencia. Bertín Osborne ha vuelto a la televisión nacional  por la puerta grande, haciendo gala de una empatía con la que ha conectado con los espectadores. En febrero de este año, batió su propio récord con el 24,5% de cuota que logró con la visita de Casillas. Por eso, para TVE ha supuesto un pequeño drama la marcha del espacio, al que las cadenas privadas pronto echaron el ojo en vista de su éxito. ‘Mi casa es la tuya‘ debutó en Telecinco en abril y ya se ha colocado como uno de los programas más vistos del mes. La entrevista a Miguel Ángel Revilla consiguió más de cuatro millones de espectadores y el 22,5% del share.

Tal y como hemos visto en las series, los programas consagrados de nuestra parrilla siguen cosechando buenas audiencias, demostrando que la fidelización y la consecución de una masa de fans es una gran manera de conservar un potente share, que prolonga su eficacia en el tiempo. Así, Atresmedia hace valer el éxito de su ‘Salvados’ con Jordi Évole, que incluso consiguió ser el programa más visto en octubre de toda la parrilla nacional.

Otro espacio que prueba su eficacia día a día es ‘El Hormiguero‘. Su dificultad puede considerarse mayor que la de otros espacios pues tiene el mérito de producir un programa de éxito cuatro noches por semana, lo que le deja menos margen de maniobra. Además, su pase en el access prime time otorga ventaja a Antena 3 quien siempre logrará retener a una parte de la audiencia que ya está viendo a Pablo Motos. No nos extraña que este producto sea de los más exportados de nuestro país.

Por su parte, Telecinco se ha convertido en una cadena en la que el reality show va más allá de un simple formato de televisión. Mediaset rentabiliza al máximo los contenidos de estos espacios colocando incluso tres prime times semanales y llenando de contenido otros programas como pueden ser los magazines matinales y vespertinos. Así, sus realities con personajes populares son los que consiguen mayor seguimiento: tanto ‘Gran Hermano VIP’ (que se despidió antes más de cuatro millones de espectadores) como ‘Supervivientes’. Recordemos, además, que estos espacios aprovechan a las propias estrellas nacidas dentro de los programas de televisión de la cadena, por lo que la retroalimentación es básica.

Los talent son otro de los géneros de moda. Así, ‘MasterChef‘ triunfa en TVE, tanto en su edición infantil como en la de adultos que estamos viendo ahora. Los programas de cocina consiguen mucho apoyo en nuestro país, con una cultura gastronómica muy extendida. Al igual que ‘Tu cara me suena‘, otro talent que, en este caso, se ve en Antena 3 y que se trata de otro de esos programas consagrados para la audiencia, al que los espectadores guardan máxima fidelidad y cuyas novedades esperan con mucha expectación.

Los programas y series que han fracasado en España

Cuando arrancamos 2016, os hicimos un resumen de aquellas producciones que esperaban triunfar. Esto, obviamente, no siempre se cumple. Pues no todos los espacios, a pesar de ser trabajados con mimo y dedicación, consiguen calar en la audiencia.

Para Antena 3, dos de los productos que le han podido causar mayor decepción en cuanto a audiencias se refiere son las series ‘Bajo sospecha’ y ‘Buscando el norte’. La serie ‘Bajo sospecha’ consiguió ser una de las más vistas en su primera temporada, pero su segunda entrega se ha derrumbado quizá por la utilización de demasiados elementos comunes y reconocibles para un espectador de thrillers. Por su parte, el caso de ‘Buscando el norte’ es más significativo. Consiguió muy buenas audiencias en sus primeros capítulos, por lo que Antena 3 podía presumir de tener una nueva sitcom de éxito (un género que se le resiste). Pero la bajada progresiva ha acabado como se preveía: no habrá segunda temporada. La serie se despedía de la televisión con un 12,3% con el que marcaba mínimo de audiencia.

Mediaset tuvo su propia apuesta en la ficción de terror con ‘Rabia‘, una serie que desarrolló para su segundo canal: Cuatro. Pero las audiencias tampoco acompañaron a un formato que quería aprovechar el éxito y tirón de las series internacionales que nos hablan de plagas, infectados y, claro está, zombies. Ni siquiera su interesante plantel de actores le valió para conseguir mantenerse: relegada al late night, se despidió ante 350.000 espectadores.

La 1 vive su particular calvario respecto a las series. Siempre intenta que sus producciones para televisión vayan más allá del clásico entretenimiento, pero apuestas como ‘Olmos y Robles’ o ‘El Caso’ no consiguen grandes cifras a pesar de las buenas críticas. Quizá, este año debamos destacar ‘Carlos, Rey Emperador’, una gran serie, muy divulgativa e interesante, que llegaba como la sucesora de ‘Isabel’, pero cuyo ritmo y profusión de tramas y personajes no benefició en su conexión con la audiencia.

Por último, nos referiremos a dos talents que se las prometían muy felices. Ya hemos comentado que éste es uno de los géneros de moda en nuestra televisión. Pues bien, no todo vale para triunfar. O, si no, que le pregunten a Mediaset y su ‘Got Talent’ o a Atresmedia y ‘Top Dance‘. ‘Got Talent ‘ fue programado en un día particular: los sábados. Consiguió ser líder, pero no la repercusión social que han tenido otros espacios como ‘La voz’. Por su parte, había mucha expectación por saber cómo funcionaría el talent de baile de Antena 3, pero el programa sufrió los reveses de otros espacios del mismo género en Atresmedia, que no acaba de rendirse al formato y termina haciendo un producto que queda en tierra nadie, al que la audiencia no dio su respaldo y fue retirado tras su cuarta emisión tras un duro enfrentamiento contra el veterano ‘Deluxe’.

Un año más, repasamos qué ha sido un éxito en la parrilla y qué no ha funcionado. Las cadenas quieren cosechar éxitos pero, para ello, deben analizar sus propios movimientos y extraer conclusiones para programar de una manera más acertada y acercarse a los gustos de la audiencia, muy influida por todo lo que la ficción extranjera le hace vivir.

Imagen | Telecinco 
En BlogginZenith | Prime time, ¿por qué el Ministerio de Sanidad pide un cambio de horarios?

En campaña con Zenith

Un comentario

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>