¿Está en peligro el modelo de Spotify? Aurous y la música gratuita en streaming

aurous

Música, esa magia que, alternando unos pocos elementos, consigue combinaciones exquisitas, rápidas, lentas, melancólicas, esperanzadoras… que domina completamente nuestros sentidos y es capaz de modificar nuestro estado de ánimo. La música es un motor en nuestras vidas y, en consecuencia, uno de los negocios más importantes a nivel mundial.

Por ello, no es de extrañar que las diferentes empresas de Internet se interesen por todo lo que este fenómeno es capaz de mover. Las aplicaciones para disfrutar de las canciones de nuestros artistas favoritos se desarrollan a ritmo veloz. Una de las últimas en llegar es Aurous que, con su modelo, puede cambiar para siempre el universo de la música en streaming. ¿Estudiamos un poco mejor qué puede significar su irrupción en el panorama?

Aurous, música para todos

Aurous es una app desarrollada por un grupo capitaneado por Andrew Sampson con una clara premisa: ofrecer música gratuita en Internet, a través de la siempre interesante opción del streaming. ¿Cómo espera conseguirlo? Su propuesta pasa por usar redes Bit Torrent. Ellas son las que le permitirán disponer de canciones de cualquier lugar del mundo (conectado a Internet) y echar mano de ellas de una manera descentralizada, sin hospedar contenidos, dejando que sean los propios usuarios los que efectúen las búsquedas de manera Peer to Peer.

Es decir, Aurous es un gran marco que pone en contacto a los distintos usuarios que acaban compartiendo su música con otros. La idea es evitar así problemas legales. El hecho de no usar servidores externos ni alojar contenidos, sino, simplemente, posicionarse como un buscador más supone que incluso si el proyecto tuviera que cerrar su página web, el servicio podría seguir funcionando.

aurous-average

Muchos pequeños aspectos están siendo tenidos en cuenta para una app que se encuentra en desarrollo y que, supuestamente, debe de echar a andar el próximo 10 de octubre. Por ejemplo, la búsqueda de canciones no sólo se podrá hacer a través de redes Bit Torrent, sino que se podrá obtener gracias a HTTP, lo que permite acceder a los sites de Internet. Además, Sampson espera poder sincronizar también las listas que poseen aplicaciones como Spotify, YouTube o Pandora, lo que ampliará su oferta.

Como es de suponer, la polémica está servida con este proyecto, pues si bien los usuarios podrán acceder a los contenidos de manera gratuita, la web sí incluirá banners con publicidad, un beneficio económico que no repercutirá en creadores y autores de esa música, pues éstos no cobrarán por los derechos que genera su producto. Recientemente, vivimos un episodio que puede servir de ejemplo del revuelo que está levantando entre los que discuten la legalidad o no del proyecto. Los responsables de Aurous habían puesto en marcha una campaña de crowfunding que les ayudara a sufragar gastos. Pues bien, pocos días después, la campaña cesó en la web Indiegogo, según algunos, para poder seguir desarrollándose de una manera más discreta, que no atraiga “atenciones no deseadas”.

Cuando hablamos de Aurous, muchos no pueden evitar compararla con Popcorn Time, una aplicación “hermana” que pone el foco en el contenido audiovisual. De hecho, la nueva app sobre música parece haber basado su filosofía y desarrollo en esta especie de Netflix gratuita, que usa el streaming como base principal (recordemos: no se hospedan contenidos, sino que éstos son compartidos por los usuarios a través del concepto P2P). De hecho, Popcorn Time ha “esquivado” el cierre de su servicio en diversas ocasiones a través de proyectos derivados o con nuevos dominios. El hecho de que abogue por el uso de código libre facilita esta constante reinvención. Películas y series son los contenidos de Popcorn Time y, ahora, Aurous centra su propósito en la música.

¿Qué supone para el mundo de la música?

aurous-spotify

Pero si con alguien se compara a Aurous es con Spotify, una app que, en su momento, ya revolucionó a artistas, músicos y fans. De hecho, Spotify, con su catálogo de más de 30 millones de canciones, es uno de los modelos a los que los competidores quieren echar mano. El arma de Aurous es, por supuesto, la económica, esta plataforma se presenta como una herramienta totalmente gratis cuando Spotify cuenta con opciones free y premium. Como sabéis, la versión gratuita de la compañía incluye piezas publicitarias en forma de audio y vídeo entre las canciones, mientras que la premium, que se puede contratar por 9,99 euros al mes, no tiene anuncios. La competencia entre ambas está servida pues, de hecho, Aurous está “adaptando” muchas de las características de Spotify, con una interfaz similar que, sobre todo, resulte práctica y cómoda para el usuario.

Todo esto nos lleva a cuestionarnos sobre el futuro del mundo de la música, ahora que no puede entenderse su desarrollo sin el otro gigante al que toda propuesta cultural está firmemente anclada: Internet. La tendencia parece indicar que una buena parte del negocio (de su explotación, más bien) está relacionada con el consumo a través de los diferentes sites que, hoy por hoy, ofrecen música. El modelo está cambiando, como bien parece indicar el dato que afirma que las ventas de CD’s han descendido. En Estados Unidos, gran meca del negocio, la bajada ha sido de un 31,5% en los seis primeros meses del año, y el consumo de canciones está siendo sustituido por el acceso a plataformas de streaming.

aurous-popcorn

Esta evolución supone un paso lógico. Cada vez usamos más Internet, para comprar, para informarnos, para saber de nuestros amigos… Para ello, tenemos dispositivos que llevamos con nosotros: tablets, smartphones, incluso relojes digitales que nos permiten escuchar música mientras hacemos ejercicio. ¿No es entonces lógico que las webs sustituyan a los CD’s? De hecho, ¿cómo se supone que vamos a utilizar un CD si nuestra herramienta principal de ocio es un smartphone que empleamos para acceder a toda la oferta cultural que deseamos? El auge de la música digital está creando un nuevo modelo de negocio que deja atrás el CD físico y los sustituye por los amplios y rápidos catálogos de los sites creados a propósito. Así, mientras que la venta de CD’s desciende, la contratación de servicios musicales on demand ascendió un 23% durante los primeros seis meses del presente año.

Aún así, muchos aseguran que el negocio de los servicios de suscripción de música como Spotify, Rhapsody o Apple Music no es rentable. Y propuestas como la nueva Aurous son la clave. Los ingresos que estas webs alcanzan, a cuenta de los miles de suscriptores que las emplean, no parecen suficientes para ofrecer interesantes beneficios después del pago que deben de hacer a artistas y discográficas. Es por ello que las webs como Popcorn Time o Aurous, que no pagan por royalties y ofrecen un servicio “pirata”, se encuentran en el ojo del huracán.

La evolución del mercado musical parece pasar por su integración en Internet, pero, de momento, las webs que intentan hacer negocio no consiguen rentabilizar su actividad. Mientras, otras apps aprovechan la filosofía P2P para seguir expandiéndose, esquivando las cuestiones jurídicas. Estamos seguros de que aún nos quedan muchos capítulos por leer de ese libro que podríamos llamar ‘¿Cuál es el futuro de la música?

Imagen | Aurous, Spotify, Popcorn Time
En BlogginZenith | Spotify for Brands lo demuestra: segmentar es el rey de reyes

En campaña con Zenith

Un comentario

  1. Mucho interés por saber todo lo que puede ofrecer Aurous

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>