Especial YouTube. ¿Al asalto de la televisión? (IV)

En estos días saltaba la noticia: YouTube planea lanzar un servicio de televisión de pago a la carta con el que financiar nuevos contenidos para sus canales y añadir distintas fuentes de ingresos a las que la plataforma recibe vía publicidad, según fuentes de Google consultadas por el diario ‘Financial Times’. Un movimiento con el que YouTube abre la puerta a las televisiones y productoras que deseen optar por el modelo de pago en lugar de depender de los ingresos publicitarios para rentabilizar sus contenidos.

En una entrada anterior ya vimos el caso de la productora internacional Endemol, que ha dado un primer paso uniendo sus fuerzas a YouTube para crear Tuiwok Estudios, una plataforma de canales con contenidos exclusivos para Internet. Y recientemente DreamWorks Animation anunciaba que había adquirido AwesomenessTV, un canal de YouTube, por 33 millones de dólares. ¿Cuál puede ser la estretegia del gigante de Montain View en relación a la televisión?

Nuevas pautas de consumo

Con la llegada de empresas como Netflix o Hulu ha aparecido un nuevo segmento de la población en Estados Unidos. Con el nombre de hogares ‘Zero TV’ se conoce a aquellas familias o personas estadounidenses que han dejado de ver contenidos tradicionales a través de sus televisores, y conforman un 5% (y en ascenso) de la población según un estudio de Nielsen.

Y es que Internet y las nuevas tecnologías han provocado un cambio sustancial en la forma en la que consumimos contenidos audiovisuales. Películas, música, series. Todos los sectores relacionados con este tipo de formatos han sufrido cambios importantes en los últimos cinco años en lo que respecta a su forma de consumo.

Esta revolución se ha acelerado en el último año y ya no afecta únicamente al consumo de películas o series, si no también a su creación. Empresas americanas como Netflix o HBO han comenzado a crear sus propias producciones, saltándose los canales tradicionales de distribución para apostar decididamente por los suyos propios.

De hecho, en la actualidad, Netflix cuenta ya con más de 32 millones de suscriptores en Estados Unidos, Canadá, Latinoamérica, países nórdicos, Irlanda y Reino Unido, permitiéndoles a sus usuarios disfrutar de series de televisión y películas en su TV, reproductores multimedia, Smart TV, sistema home theater, consolas y dispositivos móviles. HBO, por su parte, cuenta con algo menos de suscriptoresYouTube no es, ni mucho menos, ajeno a este nuevo movimiento y ya ha comenzado a dar los primeros pasos en firme.

YouTube y la televisión a la carta

La industria del vídeo por medio de internet está tomando un nuevo impulso para hacer crecer la cifra de 2.1 mil millones de dólares generados por publicidad durante 2012 en el mundo, y para lograrlo YouTube afina su estrategia para aprovechar el hecho de que 42 por ciento de los internautas comparten vídeos en línea.

A su vez, en los últimos años, en Estados Unidos, en donde hay una mayor penetración de la televisión de pago, han surgido múltiples plataformas como hemos comentado que ofrecen la posibilidad de ver canales de televisión a la carta en Internet a través de una suscripción, como es el caso de la plataforma Netflix o la versión ‘premium’ de Hulu. En España, por su parte, YouTube lleva tiempo cerrando acuerdos con productoras y canales para añadir contenido profesional a su catálogo.

Recientemente, la plataforma ha cerrado un acuerdo con la productora Endemol España, responsable entre otras de ‘Gran Hermano’, ‘Tu cara me suena’, ‘Isabel’, ‘Amar es para Siempre’, ‘Tú Sí Que Vales’ y ‘Fama ¡A Bailar!’, para el lanzamiento de cuatro nuevos canales de producción propia en YouTube agrupados bajo el nombre de Tuiwok.

El nuevo paso es el lanzamiento de un servicio de televisión de pago a la carta con el que financiar nuevos contenidos para sus canales y añadir distintas fuentes de ingresos a las que la plataforma recibe vía publicidad. Este nuevo servicio de pago afectaría a 50 canales especializados de YouTube y podría ser anunciado este misma semana. La suscripción a cada uno de estos canales costará alrededor de 1,99 dólares al mes (unos 1,5 euros). Eso sí, aún no han trascendido datos del número de suscriptores que habrá.

YouTube es el futuro que ya está aquí

En la actualidad, los profesionales de los contenidos que participan con sus propios canales en la red no están demasiado de acuerdo con el sistema de generación de ingresos que tiene YouTube. Maker Studios, Vice Media, Machinima, Big Frame y otros alegan que no están generando suficiente dinero para crear este tipo de contenidos a partir del sistema de distribución de ingresos que implementa YouTube.

Según señala AllThingsD, después de que YouTube se lleva la cuota de 45% de los ingresos generados por los avisos, los creadores del contenido terminan quedándose frecuentemente con unos USD$2,50 por cada 1.000 reproducciones de vídeo que en algunos casos puede llegar a USD$10 por cada 1.000 reproducciones. Esta cantidad sería menos de lo que las compañías podrían lograr alojando sus vídeos de forma independiente y buscando publicidad por su cuenta (considerando que la audiencia se mantuviera igual). Una de las grandes “fallas” del sistema en la actualidad.

Sin embargo, Eric Schmidt, ex-CEO y ahora presidente del directorio en Google, ha manifestado recientemente y de una forma abierta la confianza que tiene hacia YouTube, servicio de videos que según él ya ha superado a la TV tradicional. Y a los datos se remite: acaba de sobrepasar los 1.000 millones de usuarios únicos al mes y donde cada 30 días se reproducen más de 4 mil millones de horas de vídeo. Por ello, es tan efectiva en la publicidad digital que ya miles de clientes utilizan los anuncios TrueView in-stream, de acuerdo a estadísticas del sitio. Además de la publicidad que se genera por patrocinio en la transmisión de eventos en vivo a través de YouTube Live desde 2011.

En este sentido Schmidt apunta a que YouTube es “el futuro que ya está aquí”, pues en su opinión el vídeo a través de Internet ya ha terminado desplazando a la televisión. La gran característica es que la gente, a través de este nuevo modelo, puede sentirse escuchada: “Yo pensaba que YouTube era como la TV, pero no es así. Yo estaba equivocado. La televisión es de una sola vía. YouTube responde”, afirma Robert Kynci, director de contenido mundial de YouTube.

En definitiva, es una nueva forma de contenido, de transmisión de contenido y de consumo de contenido. En palabras de Jeffrey Katzenberg, director ejecutivo de DreamWorks, “es el medio del futuro y el futuro ya está aquí”. YouTube busca “ser una nueva opción para los publicistas para conectar con la próxima generación de consumidores”, tal y como reveló hace unos meses Kyncl. ¿Logrará dar en la diana?

Imagen | Cromo
En BlogginZenith | Especial YouTube

En campaña con Zenith

2 comentarios

  1. YouTube lo tiene claro y es que tiene que sacar tajada de su servicio a toda costa (algo lógico por otro lado). Genial exposición la que se ha hecho en este post que clarifica, sin duda, cuál es la estrategia a seguir por el gigante.

  2. Gracias Marketiniano. Nos alegra que te haya parecido interesnate.

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>