Especial Packaging: un repaso a su larga historia (I)

En sí un envase tiene como función principal contener, transportar, informar, expresar, impactar y proteger al producto que contiene. Comenzó protegiendo y conservando alimentos, una función que se ha menteniendo incluso en el tiempo.

Desde esta función primera hasta la actual (dotar al envase de más información, innovar, diferenciarse de la competencia, entre otros) han pasado muchos años. Ahora bien, ¿cómo ha sido la historia? ¿Qué funciones tienen actualmente el packaging? ¿Qué nuevos usos se están dando? Analizamos todos estos aspectos en este primer post de la serie.

Un poco de historia

En su definición más estricta, el packaging o packages viene a ser “la ciencia, el arte y la tecnología de inclusión o protección de productos para la distribución, el almacenaje, la venta, y su uso”. En este sentido, se debe considerar que el envase tiene como objetivo primario el de atraer la atención de los clientes y ser la principal ventana de comunicación hacia el consumidor. Sin embargo, en sus orígenes su uso fue bien distinto.

Como sabemos, los envases han jugado papeles diferentes e importantes a través de la historia. De hecho, los primeros envases fueron creados hace más de 10.000 años y sirvieron simplemente para contener bienes necesarios para la supervivencia, especialmente alimentos y agua. Con la evolución de la sociedad los envases han cambiado también, reflejando nuevos requisitos y características sobre estos. Hoy en día son los encargados de “meterse” en la mente de la gente, de manera tal que atraiga al consumidor con colores llamativos y formas que logren atraer su curiosidad con un fin último: vender el producto.

Al margen de los usos del pasado, lo mejor sería fijarnos en los primeros envases tal y como los conocemos en la actualidad. Para ello debemos remontarnos a 1885. Se puede decir que el pionero en esta nueva forma de marketing fue William Lever, quien decidió innovar y embalar su jabón bajo la marca Sunlight, consiguiendo con ello diferenciarlo del resto, a pesar de vender el mismo producto. Años después se convertirían en Unilever, con productos de alimentación, cuidado personal y limpieza doméstica.

Ya en 1920 era común encontrar tiendas que vendían embaladas la mitad de sus mercancías, y en los años 30, las innovaciones técnicas de impresión permitieron reproducir en los envoltorios dibujos e ilustraciones. Pero habría que esperar hasta el fin de la Segunda Guerra Mundial, con la aparición del autoservicio, para que el packaging adquiera la importancia comercial que tiene hoy en día. Ahora bien, ¿qué finalidad tiene en la actualidad?

¿A dónde queremos llegar con el packaging?

No nos es ajeno que el mercado es cada vez más competitivo, y el packaging es un concepto que cada vez adquiere mayor importancia, y se está posicionando como una de las mejores herramienta de marketing. Es por ello por lo que la innovación se convierte en un aspecto muy importante para marcar la diferencia.

El primer objetivo, y el más claro, es el de servir de envase que envuelve o en el que encontramos un producto, y debe cumplir unas características determinadas básicas, tales como que debe ser adecuado para el correcto mantenimiento, estar hecho de unos materiales concretos, etc. Su función es, por así decirlo, la última en la cadena de promoción, y que se convierte en un factor clave para el cliente a la hora de decidirse por un producto u otro. Es muy importante tener en cuenta que mediante el envase no sólo se llama la atención en el consumidor, sino que estamos dotando a los productos de personalidad propia. Tanto es así que se puede afirmar que “el diseño vende”.

Nuevos usos del envase

Las novedades se encuentran íntimamente relacionadas con las estrategias de posicionamiento de cada producto y las necesidades del consumidor. Nos encontramos así con envases inteligentes que amplían información del producto que contienen a través de códigos QR, o incluso apelando a todos los sentidos, no solo al visual. Bien es cierto que el visual es importante pero, ¿qué os parecen estos envases de zumo? ¿No evocan más sabor aún si cabe?

No cabe duda de que el packaging es muy importante. Tanto es así que en España contamos con el “Empack Madrid”, el salón anual del envase y embalaje, que celebrará el 13 y 14 de noviembre de 2013 su 6ª edición. Aún así, en las siguientes entradas de esta serie hablaremos de funcionalidad, del packaging ecológico y de casos específicos que son magníficos ejemplos de diseño y creatividad.

Imagen | YouTube y Dykai.eu
En BlogginZenith | Márketing con Códigos QR: aplicaciones prácticas (II)

En campaña con Zenith

Un comentario

  1. Muy buen artículo. Además de todas esas funciones que comentáis, el packaging también sirve para ahorrar costes a las empresas. Mirar si no el caso IKEA, cuyo I+D tomó la decisión de constreñir el packaging lo máximo posible para ahorrar en transporte. Aunque pierda en estética, ya viene la comunicación para poner en valor tal decisión: conciencia eco, en este caso.

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>