Especial Packaging: algunos de los mejores diseños y creatividades de los últimos años (IV)

Como vemos, Happydent sabe muy bien jugar con el packaging para realzar su eslogan de “dientes felices”, haciendo que cada una de las pastillas forme parte de una sonrisa. Aunque hay muchos casos también muy originales. De hecho, son muchas las tácticas para meterse en el bolsillo al consumidor.

Tal y como hemos podido comprobar durante toda la serie sobre “Especial Packaging”, un envase bien diseñado y ejecutado es capaz generar grandes experiencias en el cliente que lo sostiene entre sus manos. Repasamos 5 ejemplos que nos han llamado la atención de los últimos años.

Noté Headphone Packaging

Si algo caracteriza a este envase es que la simplicidad (casi) siempre triunfa. En este caso, nada mejor que una nota musical formada por el propio producto para dar la sensación de musicalidad desde que lo tenemos en nuestras manos. En definitiva, un gesto poético y muy funcional, que nos muestra una vez más que “menos es más”.

Kleenex

Si el anterior elemento nos transmitía el sonido, en este caso el packaging juega con el olor y el sabor, a través de la vista y el tacto. Una pieza de sandía, a través de un pacaking original y realista, nos traslada al sabor de la fruta y añade un sentido más, además del sentido del olor, a su producto a través de la propia vista. Esto sí que es jugar con muchos de los sentidos.

Smirnoff Caipiroska

Smirnoff lanzó esta bebida llamada Smirnoff Caipiroska, oriunda de Brasil. Lo que más llama la atención es que el envase no solo imita la textura y el color de la fruta que encierra, sino que es posible pelar literalmente el packaging y sentir la experiencia de “pelar una bebida a base de fruta”. Además, envían las botellas en cajas de madera, de la misma forma en la que se transporta la fruta en los mercados.

The Bees Kness

La pequeña caja blanca llama la atención antes de abrirla por la pequeña hendidura troquelada que tiene una abeja en su camino y que invita a abrir el envase. Al abrir el box percibimos frescura y naturalidad, al encontrar un panal de miel y pequeñas abejas troqueladas que dan la sensación de estar recogiendo el producto desde el mismo lugar donde se fabrica.

Poilu

El packaging es en muchos casos puro arte, tal y como vemos con ejemplos como éste. Ha sido elaborado por Simon Laliberte, un canadiense que ha diseñado este packaging para un producto que, en principio, se escapaba de cualquier originalidad: las brochas y pinceles. Lo bautiza con el nombre del “Poilu” (“Peludo” en francés). El estilo es, cuanto menos, peculiar y llamativo.

Todos y cada uno de estos ejemplos demuestran que cualquier producto que se comercialice debe ser excusa para innovar en packaging, ya sean pañuelos, miel o brochas para pintar. Es precisamente esa innovación la que nos permite diferenciarnos de la competencia con dosis de creatividad, y llegar así al consumidor, que es quien realmente nos interesa. ¿Qué otros ejemplos nos propones?

Imagen | Pinterest
BlogginZenith | Serie Especial Packaging

En campaña con Zenith

Un comentario

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>