Empresas on compran otras off: ¿hacia dónde vamos?

Durante décadas las empresas tradicionales, o aquellas que nacieron en el mundo pre-digital, tuvieron el dominio económico global. Más de 15 años después de que Internet comenzase a expandirse por todo el mundo comenzamos a asistir a un nuevo fenómeno: que empresas o personalidades relacionadas con compañías digitales, con Internet, se hacen con otras tradicionales que no están pasando por sus mejores momentos y que no han sabido adaptarse a la nueva economía y contexto en el que vivimos.

Los principales ejemplos de esta tendencia los encontramos en el sector de los medios de comunicación, donde periódicos, revistas y demás empresas del mundo físico han sido vendidas a los medios que tienen el poder hoy en día -salvo contadas excepciones- los digitales.

Un sector en apuros… ¿salvado por empresas digitales?

La mayoría de medios tradicionales de información no supieron adaptarse a las características y necesidades del ecosistema online. Muchos intentaron replicar los modelos del papel en la pantalla de millones de ordenadores y smartphones en todo el mundo y… fracasaron en su intento.

La saturación del mercado, marcada por la existencia de numerosos medios tanto a nivel regional como local, provocó que muchos tuviesen que cerrar. Los grandes, de tirada nacional, continúan librando una auténtica batalla en un contexto poco natural, en el que nunca pensaron que iban a luchar. La democratización de las herramientas de publicación que Internet trajo consigo provocó que cualquier persona pudiese convertirse en medio informativo y la transición de la publicidad de los periódicos hacia entornos online acabó por dar la puntilla al sector.

Como la gran mayoría de nuestros lectores sabrán a estas alturas de la película, la delicada salud del sector está también relacionada con el mundo de la publicidad. Marcas, anunciantes y empresas realizaron una rápida transición de un importante porcentaje de sus presupuestos de marketing a contextos online debido a las cada vez mayores audiencias de éstos frente a los medios tradicionales, que continúan sufriendo hoy en día caídas en los niveles de inversión publicitaria.

Este desequilibrio de la balanza ha llamado la atención de emprendedores digitales como Jeff Bezos o Etienne Uzac. El primero, fundador y CEO de Amazon, compró el Washington Post por 250 millones de dólares hace escasos días; el segundo, co-fundador de IBT Media, se hizo con la revista Newsweek a principios del mes de agosto por una cantidad de dinero desconocida. Por ahora desconocemos cuáles son los planes de estos emprendedores para resucitar dichas publicaciones, pero lo que podemos observar es que el poder económico está ahora en el entorno digital y que, si bien antes eran empresas off como Telefónica las que se hacían con propiedades digitales como Terra o Lycos, ahora es al revés.

El caso de Google, aunque no lo parezca, también demuestra el interés de estas empresas de nueva creación en otro tipo de medios. Con el fin complementar toda la información local que Google tiene (gracias en parte a sus servicios de mapas), la empresa de Larry Page y Sergei Brin se hizo con dos importantes actores en el sector de las guías de viaje: Frommers y Zagat.

El interés, y el poder, está en lo digital

Nos encontramos todavía en las primeras fases de este fenómeno, por lo que no resulta sencillo calificarlo como tendencia. Sin embargo existen una serie de factores que ayudan a pensar que en el futuro esta práctica será todavía más habitual y también en otros sectores diferente al de los medios de información:

  • El poder económico está principalmente en lo digital, con tasas de crecimiento que difícilmente se observan en compañías off
  • Empresas tradicionales son compradas por empresas digitales para conseguir más alcance y llegar así a nuevos públicos
  • Todo esto provoca que la inversión publicitaria y los presupuestos de marketing de las empresas se centren en entornos digitales, alimentando todavía más el ciclo

Los ejemplos anteriores demuestran que el poder económico está cambiando y que la atención está ahora en Internet y en lo digital. Ya no son las empresas tradicionales las que compran las digitales, sino que son las primeras las que buscan inversiones estratégicas en las segundas, donde realmente está el crecimiento. Una nueva etapa, con un cambio de roles.

¿Creéis que este fenómeno se convertirá en tendencia y en próximos años veremos más ejemplos de este tipo?

En Bloggin Zenith | Zenith Vigía: Ligera mejoría en las expectativas de inversión en medios. Crece el Vídeo en Internet

Imagen | Andrew Magill

En campaña con Zenith
   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>