El “Phubbing”: mirando el móvil sin importarte quien tengas al lado

docomo

Pew Research ha publicado un estudio que analiza el comportamiento de los peatones y su “forma de caminar distraída” cuando consultan sus smartphones. Los resultados hablan por sí solos: el 53% de los encuestados han chocado o han recibido un choque con alguien por ir más pendientes del teléfono que de sus propios pasos.

Comenzamos a centrar nuestra atención en el móvil, y aparecen fenómenos con nombre propio. Este en concreto se denomina Phubbing, según el cual el individuo se centra en el móvil e ignora a su entorno. El término, según el autor del artículo “Phubbing: el arte de importarte una mierda a quién tengas al lado” nació en mayo de 2012 gracias a la agencia de publicidad McCann en Melbourne. Hablamos de él, de cómo nace el concepto y qué implicaciones reales tiene.

Una tendencia en ¿aumento?

Desde hace más de un lustro, que el smartphone hiciera acto de presencia en nuestras vidas, si no todos al menos muchos individuos hemos sufrido el “phubbing” durante una reunión de trabajo o una comida familiar. Esta práctica masiva carecía de nombre hasta hace poco pero se ha querido bautizar a este nuevo comportamiento tan poco considerado con el ser humano.

Antes de nada vayamos a los datos: según el Estudio de Tuenti Móvil sobre hábitos de conexión a internet en el móvil realizado en colaboración con IPSOS, el 66,8% de los españoles afirma hacer o haber provocado esta situación con su «smartphone» en algún momento cuando se trata de asuntos importantes. No obstante, el 13% de estos encuestados confiesa hacer “phubbing” siempre.

En este estudio, realizado tras consultar a 2.140 personas en noviembre de 2013, también se señala que más del 56% de los encuestados no sale nunca de casa sin su teléfono móvil y 8 de cada 10 jóvenes no apaga su teléfono móvil mientras duerme por las noches. Según las repuestas de los usuarios, casi el 90% de los encuestados afirma que no suele salir de casa sin su «smartphone». De hecho, el 56% siempre vuelve a su domicilio a por el móvil en caso de olvidarlo y el 33% vuelve a por él sólo si espera llamadas o mensajes importantes.

¿De dónde procede el término?

Esta dependencia lleva en muchas ocasiones al “phubbing” del que hablamos. El término viene formado a partir de las palabras inglesas phone y snubbing, y precisamente hace hincapié en el menosprecio que hacemos a quien nos acompaña al prestar más atención al móvil u otros aparatos electrónicos que a su persona. El término, como hemos comentado, nació en mayo de 2012 a cargo de la agencia de publicidad McCann Melbourne.

Para ello se invitó a un número de lexicógrafos, autores y poetas que acuñaran un neologismo para describir este comportamiento, de ignorar a alguien en favor de su teléfono móvil. El término apareció en los medios de comunicación de todo el mundo, y fue popularizado por la campaña Stop Phubbing creada por McCann.

Desde entonces muchas son las plataformas que llaman la atención del usuario contra este descortés hábito. Sus argumentos aluden al protocolo más básico a la hora de sentarse a la mesa, que reprocha empezar a comer antes de que todos hayan sido servidos o coger comida del plato de otros comensales, y que por ende reprueba el acto de ignorar a quien tenemos al lado.

Los promotores de estas iniciativas “antiphubbing” aseguran que casi el 90 por ciento de los adolescentes prefieren el contacto vía texto que cara a cara y que los restaurantes experimentan 36 casos de “phubbing” en cada sesión de cena, y advierten de que este fenómeno puede acabar reduciendo las relaciones sociales al intercambio de mensajes virtuales.

¿Las marcas aprovechan esta “dependencia”?

Pero las consecuencias no solo son relativas al aislamiento social. Conscientes de que caminar más pendiente del teléfono que de los propios alrededores no sólo es imprudente sino que puede ser muy peligroso, desde la operadora japonesa Docomo han implementado un servicio de activación voluntaria que avisa al usuario si utiliza el móvil mientras pasea. «Estás usando el móvil mientras caminas y es peligroso. Por favor, detente.»

De hecho, la operadora ha llenado de carteles distintas estaciones de metro, tal y como vemos en la imagen que ilustra este post, avisando del peligro de no mirar por dónde se camina por culpa del teléfono. La marca ha encontrado una manera de aprovecharse de este nuevo fenómeno en su propio beneficio.

Ya comentamos en este artículo que, según un estudio de Flurry, mientras que los usuarios consumen un 23% de los contenidos totales diarios en su móvil, empresas y marcas sólo destinan un 1% de sus presupuestos de marketing a este medio. Aún así parece que las marcas han visto que es necesario e interesante invertir en este medio. De hecho la inversión en marketing y publicidad móvil en España aumentó un 20% en 2013, pues supone una gran oportunidad para estas compañías. Por tanto, si estamos ante un público cada vez más móvil, acércate a él. ¿Lo tendrán en cuenta?

Imagen | Gawker
En BlogginZenith |Del uso al abuso: enfermedades tecnológicas y su impacto sobre las marcas

En campaña con Zenith

Un comentario

  1. Pingback: ¿Qué es el phubbing?

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>