El fenómeno fan en Star Wars: estas son las cifras un mes después

force

Ya a mediados de octubre del pasado año el lanzamiento del tráiler de ‘Star Wars: El despertar de la fuerza’ dejó cifras que quitaban el hipo, de la misma forma que batía récords de venta anticipada de entradas y arrasaba en redes sociales. Por tanto, era de esperar que Star Wars iba a marcar, tras su estreno, un antes y un después en la industria cinematográfica.

Un mes después de su estreno mundial ‘Star Wars: The Force Awakens’ las cifras lo ratifican, pues cosecha, solo en el pasado fin de semana 41 millones de dólares, y cumple su primer mes en la cumbre como el gran vencedor. La Fuerza es tan intensa que, como vemos, sigue arrasando allá por donde va. Pero ¿cuáles son las cifras un mes después de su estreno mundial? ¿Qué cifras en general mueve la saga?

Star Wars: cuatro décadas de éxito

Este vídeo, con el tráiler de la última entrega de la saga, ya acumula más de 85 millones de reproducciones. Algo inimaginable para George Lucas, cuando en 1977, estrenó “La guerra de las galaxias”. A día de hoy se ha convertido no solo en un filme de culto, sino también en la piedra base de una gran industria asociada. De hecho la película sorprendió entonces, además de por su argumento, por el uso que hacían de los efectos especiales a través de la tecnología para crear una historia.

Sin embargo, toda esta saga es mucho más que un elemento de revolución en la historia del cine. También lo es en cómo se gestionan los derechos de la misma y en cómo una historia se puede convertir en una mina de oro más allá de la propia historia. Pero antes vayamos a los datos: ¿cuáles han sido los datos de la última película de la saga?

Los últimos datos

Como hemos comentado, ‘Star Wars: The Force Awakens’ ha cosechado este fin de semana 41 millones de dólares y sigue acumulando récords: el pasado fin de semana se ha convertido en la primera película que supera los 800 millones en la taquilla estadounidense. Tras su llegada a la cartelera china, el Episodio VII orquestado por J.J. Abrams, acumula 1.733 millones en todo el mundo.

Sólo tiene por delante a ‘Titanic’ (2.186) y ‘Avatar’ (2.788). Eso sí, superó a ‘Jurassic World’, convirtiéndose en la tercera mejor película de la historia del cine en términos de ingresos mundiales, con 1.730 millones de dólares. ¿No da algo de vértigo?

starwars

Pero vayamos un poco más atrás. Es lógico pensar que la película iba a ser todo un éxito, solo viendo todo lo que se movió en torno a ella sin aún estar en cartelera. De hecho las cifras de venta anticipada de entradas, en el principal mercado, Estados Unidos, tuvo un ritmo ocho veces mayor que el de la película que poseía el récord anterior, ‘Los juegos del hambre. Incluso sus sistemas de venta colapsaron ante la gran demanda. Y en España el fenómeno no fue menor. Star Wars VII alcanzó las 30.000 entradas en su primer día de preventa para salas españolas, según datos facilitados por ‘entradas.com’.

Los derechos de la saga Star Wars

Un dato es revelador para conocer el éxito de la saga: en la 20th Century Fox, productora de las películas, tras el éxito de la primera película que obtuvo hasta 100 millones de dólares en solamente tres meses, las acciones de la empresa pasaron de 6 a 25 USD por acción, generando ganancias de 1,2 millones de dólares por día para el estudio. Con esto, Fox pudo adquirir las corporaciones Aspen skiing y Pebble Beach Golf, y todavía gozar de un considerable excedente en 1977.

A partir de los relanzamientos, continuaciones y productos comerciales, el estudio continuó enriqueciéndose a tal grado que pasó de ser una productora al borde de la quiebra a un conglomerado estable en la industria.

Sin embargo, fijémosnos en el merchandising que Star Wars mueve. De hecho, marcó una importante innovación en este sentido que hasta entonces era considerado como una parte esencial para la promoción de una película. De hecho en ese entonces solo había una productora o estudio cinematográfico orientado a esta actividad: Universal. En cualquier caso, casi era seguro que únicamente The Walt Disney Company podía obtener buenas ganancias con dicha práctica.

Las primeras figuras de acción de surgieron en el mercado en las mismas Navidades de 1977, año de estreno de las primera película, y se convirtieron rápidamente en un objeto de deseo tal que el mercado tuvo que enfrentarse a una avalancha de demanda sin poder cubrir todo lo que se pedía.

La negociación de los derechos fue el paso más inteligente que Lucas dio a la hora de lanzar la película – y que sería clave para convertirla en lo que es y para que el director tuviese un control total sobre ella. En su caso, en vez de pedir un aumento de sueldo por la dirección de ‘A New Hope’, le pidió a la 20th Century Fox los derechos de licencia de la mayor parte del merchandising y los ingresos derivados de la película. Estos últimos aceptaron, ya que pensaban que dejar en manos del director esos derechos no era una gran concesión. Sin embargo fue todo un error, pues la película fue un éxito y Lucas sacó muchísimo partido a todo lo que estaba asociado a ella. De hecho la saga empezó a convertirse en una mina de ingresos por productos relacionados.

Los derechos de la misma, los que hicieron milmillonario a George Lucas por saber negociar con habilidad de visionario su contrato en los 70, pertenecen ahora a Disney, que compró la productora por 4.000 millones de dólares en 2012 y se hizo así con el control de la historia y de sus personajes. Desde un primer momento, Disney supo ver el potencial de exprimir aún más la marca y se mostró decidida a expandir aún más el imperio, con nuevas entregas de la saga, nuevos productos derivados y con nuevos elementos para apuntalar la marca (como puede ser la aparición de la misma en los parques de atracciones del gigante).

Todo un hito cultural

Teniendo en cuenta que la película consiguió entonces romper con una de las ideas de la época sobre el cine (que tenía que ser para toda la familia) y apostó por los nichos, sus productos derivados consiguieron, por tanto ,partir de un trabajo de segmentación previamente hecho y conseguir cautivar a más consumidores.

Hoy en día, la venta de productos derivados de la saga ha sido fructífera; tan sólo en Estados Unidos, se llegan a consumir cerca de 100 millones de dólares al año, y desde 1977 se calculan ganancias por un total de nueve mil millones de dólares en todo el mundo.

No todo queda ahí, pues su infiuencia es también cultural: la saga de Star Wars ha tenido un impacto significativo en la cultura popular moderna. La saga ha influido a menudo en otras obras de ciencia ficción y las técnicas e innovaciones que introdujo han mejorado la realización cinematográfica. A ella se atribuye también el resurgimiento del interés popular en la ciencia-ficción y su establecimiento como un género que puede resultar en un éxito de taquilla —esto último logrado junto con la cinta Tiburón, de 1975.

De acuerdo al sitio web Cine y Letras: «Hay muchas películas de éxito. Hay muchas películas que son enormemente populares y han sido vistas por millones de espectadores en todo el mundo. Pero son muy pocas las que se han hecho un lugar en el imaginario colectivo como el que ha conquistado la saga Star Wars».

Imagen | stock.tookapic.com
En BlogginZenith | ¿Es posible que el cine en 2016 supere las cifras del 2015?

En campaña con Zenith
   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>