El fenómeno de los ‘Youtubers’: ¿una nueva forma de ganarse la vida?

Uno de los principales efectos de Internet sobre la sociedad lo encontramos en su capacidad para convertir a consumidores pasivos en creadores de contenidos. El desarrollo de plataformas en el ámbito del vídeo, la fotografía o la escritura ha permitido que cualquier persona pueda convertirse en un creador, construyendo así una especie de nueva economía que se aprovecha de estas nuevas tecnologías.

Un perfecto ejemplo de esta tendencia la encontramos con los YouTubers: amateurs que graban, editan y publican sus propios vídeos y que se ganan la vida gracias a ello y a la publicidad que YouTube permite incluir. Son una nueva generación de comunicadores que han crecido a la par que Internet y que entienden mejor que nadie el medio.

Creadores de contenidos

Rubén Doblas es uno de ellos. Más conocido por su nombre artístico, El Rubius, cuenta en estos momentos con más de 1,5 millones de suscriptores en YouTube y tiene unos ingresos estimados de 500 euros al día. El Rubius, como muchos otros como Guillermo ‘Willyrex’ Díaz o Patry Jordan (‘Secretos de Chicas’), publica sus propios vídeos en el portal de vídeo de Google y con el paso del tiempo han creado una comunidad importante de usuarios en torno a su figura.

Estos creadores no pertenecen a ninguna empresa u organización. Son personas que entienden mejor que la mayoría el medio que dominan y que han sabido ganarse la vida a través de sus vídeos. Las temáticas que estas celebrities de YouTube suelen tratar son de muy variada naturaleza pero la gran mayoría tienen un aspecto en común, que es su orientación hacia un público joven.

En el caso de El Rubius o Guillermo Díaz se trata del mundo de los videojuegos a través de análisis personales de los juegos y también de contar sus vivencias en eventos o conferencias; para Patry Jordan es el de la moda, los complementos y la belleza. Todo ello desde el humor y la cercanía, haciendo las cosas de una forma diferente.

Este fenómeno también está presente en otros países y culturas. En Reino Unido o Estados Unidos existen innumerables ejemplos de este nuevo tipo de creadores de contenidos, como Slomozovo o Tay Zonday’s. En este sentido es importante destacar que YouTube se ha convertido en un modelo de negocio para estos artistas y también en un lugar en el que descubrir talento que pueda ser posteriormente llevado a la gran pantalla o al mundo de la música. El caso de Justin Bieber es probablemente el más conocido por el gran público.

YouTube pone las herramientas, ellos el ingenio

Todo esto es posible gracias a dos hechos principales: la aparición de Internet y la creación y expansión de YouTube. Cuando el portal de vídeo fue comprado por Google a cambio de 1.650 millones de dólares muchos dudaban de su viabilidad empresarial. Sin embargo, con el paso de los años se ha convertido en una fuente importantísima de contenidos y talento.

Google ha sabido rodear YouTube de las herramientas necesarias para que los creadores puedan ganar dinero con sus contenidos. El método más utilizado es el de la publicidad, que los usuarios pueden insertar en sus vídeos o en formato pre-roll. En los últimos meses YouTube está también potenciando otras fuentes de negocio para los artistas, como es el caso de los canales de pago y también la construcción de estudios televisivos para la creación de este tipo de contenidos en ciudades como Los Ángeles y también en España. En nuestro país destaca el acuerdo con la productora Endemol para el lanzamiento de Tuiwok Estudios; la iniciativa contará  con cuatro canales de producción propia y combinará ‘youtubers’ como JPelirrojo o Diskstroyers con famosos del mundo de la televisión como Dani Rovira, David Broncano y ex-concursantes de Gran Hermano.

En una muestra de que Google reconoce donde está el talento, es importante destacar que los nuevos canales de pago que pronto estarán disponibles para los usuarios no son canales de celebridades ni grandes estudios de televisión. Son canales de creadores de contenidos amateur como El Rubius y otros que ven así como se les abre las puertas de un modelo de negocio y una nueva forma de ganarse la vida.

Oportunidades también para las marcas

La aparición de este tipo de contenidos y creadores supone una oportunidad también para los anunciantes. El Rubius por ejemplo cuentan con una importante comunidad y base de usuarios que puede ser interesante para marcas y empresas cuyo público objetivo sea también similar.

En este sentido YouTube anunció hace unos días un nuevo programa que intentará acercar las marcas a los creadores de contenido amateurs, para que las primeras entiendan y sean capaces de desarrollar campañas que se ajusten a las caracteríticas de esta nueva audiencia que existe en YouTube.

Todos estos datos apuntan al ascenso de YouTube como un lugar de entretenimiento e información que millones de usuarios utilizan cada día como generaciones pasadas utilizaron la televisión. ¿Estamos por lo tanto ante un nuevo soporte para anunciantes más barato y eficiente? En próximas entradas hablaremos de marcas y algunos expertos valorarán este fenómeno.

En BlogginZenith | Especial Youtube. Formatos publicitarios (I)
Imagen | Rego Korosi

 

En campaña con Zenith

Un comentario

  1. No sabía de la existencia de los YouTubers, pero me ha parecido una forma extraordinaria de ganarse la vida, una forma de innovar y ser creativos.
    Estupendo post

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>