El Do Not Track aterriza en Chrome: ¿será el fin de la publicidad personalizada?

Varios meses después de que otros navegadores lo hayan incorporado, Google acaba de lanzar una versión de Chrome que soporta el ‘Do Not Track’, funcionalidad que permite a los usuarios evitar que los sitios Web puedan seguir sus pasos en la Red. La decisión de Google de incluir esta tecnología viene en respuesta a las conversaciones con la Casa Blanca a principios de este año en relación a la privacidad y al hecho de que los otros navegadores ya cuentan con él.

La finalidad principal de este ‘Do not Track’ (DNT) no es otra que la de inhabilitar el alcance de las cookies. Ahora bien, ¿es una decisión que beneficia al usuario final? ¿Cómo afecta este hecho al sector del marketing online? ¿No supone un freno para la personalización de la publicidad?

Tal y como hemos publicado en un post anterior sobre cookies, hoy en día es casi imposible concebir el funcionamiento de Internet sin ellas, conocidas estas como un pequeño fragmento de datos que se genera al navegar por un sitio web y se almacena de manera local en el equipo del usuario. Esto tiene diversos usos: desde guardar sesiones para no tener que identificarse cada rato, hasta para saber por qué sitios navega el usuario. Por las propias características de las cookies, éstas se han convertido en un elemento fundamental a la hora de ofrecer publicidad personalizada por Internet. Precisamente aquí reside la gran polémica sobre ellas: la privacidad.

¿Qué es la opción ‘Do not track’?

Las “pisadas” de un usuario en la Red no se borran con el viento digital, sino que son rastreadas por miles de programas que extraen de ellas innumerables conclusiones sobre su sexo, edad, costumbres o poder adquisitivo. Estos datos circulan desde las páginas web que visita a otras que los utilizan para hacer estudios de mercado, segmentar la publicidad o mejorar la oferta de servicios. Sin embargo, cada vez ha sido mayor el clamor moral para que como mínimo se ofrezca al navegante la posibilidad de elegir sistemas de bloqueo de estos rastreadores. Dichos sistemas se conocen como técnicas “do not track” (“no me grabes”). Pero el registro de cookies, tengámoslo presente, no es una práctica ilegal, y muchas veces ni siquiera es maligna, puesto que los datos personales que identifican al internauta quedan resguardados.

La noticia salta ahora, porque el ‘Do Not Track’ ha aterrizado en Chrome. Concretamente en la última versión estable, la 23, que desplegaron el pasado 6 de noviembre. Y tal y como ocurre en otros navegadores, la opción viene desactivada por defecto. Pero este método no es nuevo. Ya de 2009 un grupo de expertos en seguridad informática reclamó la inclusión de una opción en los diferentes navegadores que bloqueara a los rastreadores que hubiesen en las distintas páginas web que se visitaban. Ahora entra en juego: se trata de un programa que nos permite navegar sin dejar rastro y que podamos activar o no, según nuestra elección. Conscientes de ello, Firefox lo incorporó en junio de 2011 como una característica de la configuración del navegador y Microsoft lo hizo en Internet Explorer, también. En este último caso IE 10 llevaba activada esta opción de serie, lo cual suscitó algunas críticas por su decisión de permitir ‘Do Not Track’ por defecto. Respecto a la cuota de mercado, tenemos que pensar que ésta es de casi el 100%, pues hasta Safari lo incluye.

‘Do not Track’: no es oro todo lo que reluce

Ahora bien, aunque el DNT es una alternativa de navegación, como todo sistema que aísla del entorno, presenta ciertos inconvenientes. En primer lugar, la vertiente social que supone poder twittear un enlace o compartirlo en Facebook queda bloqueada, ya que estas opciones también son rastreadores. Es decir, si se utiliza esta opción se pierde capacidad social a menos que se ordene el desbloqueo. Otro punto a tener en cuenta es que plataformas como Google y otras de recomendación social de productos y servicios serán cada vez menos eficientes para el usuario si utiliza el DNT, ya que no podrán aprender de sus movimientos por la Web y por tanto no podrán anticiparse a sus deseos.

Igualmente sabemos que las cookies permiten personalizar la experiencia de cada usuario y recordar los logins y otros datos de acceso para que el usuario no tenga que introducirlos en cada ocasión. Sin embargo, las cookies no son la única opción pues existen por lo menos otros dos métodos que ya eran usados mucho antes de que aparecieran las cookies, a saber, transmitir datos del estado de la sesión a través de campos ocultos en los formularios CGI y añadir datos del estado al final de un URL. E incluso otros métodos que sirven para almacenar datos vía Javascript con localStorage y sessionStorage.

Ahora bien, tengamos en cuenta que en la actualidad el DNT no pasa de ser una propuesta, de la que no se ha concretado la forma en que debe ser aplicada, y cuyo valor es más testimonial que real. No hay legislación al respecto. Igualmente hay que destacar que el DNT ha recibido el apoyo de las 400 compañías que integran la Digital Advertising Alliance, un avance que resulta significativo pues recordemos que el DNT no sirve de nada si las empresas no deciden respetarlo. Dicho esto, ¿cómo será la experiencia de navegación con el ‘Do not track’? ¿Cuál puede ser el siguiente paso?

En Bloggin Zenith | Especial cookies
Imagen | Digital Trends

En campaña con Zenith

2 comentarios

  1. Es lógico que los que trabajamos en publicidad no queremos que nos bloqueen las “pisadas” de los usuarios. Y es evidente que el Do Not Track no nos beneficia. Pero sí es una opción que ya el usuario tiene en su poder y un avance en pro de la privacidad.

  2. Me parece bien que incorporen esta opción, a fin de cuentas elimina todo el “seguimiento” de usuarios que hacen ahora algunos anunciantes aprovechándose del desconocimiento de los mismos. Ahora bien, me preocupa, porque esto sólo beneficiará a algunas grandes empresas que tienen otros medios para conseguir esos mismos datos.

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>