¿Qué es y cómo funciona la “economía disruptiva”? DicZionario

economía disruptiva

Internet y el surgimiento de tecnologías disruptivas, están cambiando la forma de funcionar de las industrias, de los puestos de trabajo, de los mercados, de los comportamientos a la hora de comprar y utilizar servicios, etc. Como consecuencia, todo esto lleva hacia una economía disruptiva y conectada, que no podemos dejar de tener en cuenta.

A continuación, hablamos sobre el concepto de economía disruptiva, en el que entra en juego un nuevo lenguaje empresarial, y ponemos algunos ejemplos.

Definición y concepto de economía disruptiva

El concepto de economía disruptiva no es algo nuevo. Estamos en un momento en el que, ya desde hace unos años, esta idea se maneja teniendo en cuenta la renovación de ideas, de productos y de servicios. Las tecnologías disruptivas e Internet son protagonistas en los cambios que llegan a las empresas. Para entender esto bien, hay que tener en cuenta, que, cuando hablamos de tecnologías disruptivas, estamos hablando sobre tecnologías cuyo uso rompe con el que existía hasta ese momento. Un ejemplo de tecnología disruptiva es Whatsapp, que terminó con el mercado de los SMS.

Según declaraciones del marketer Isra García, experto en este concepto, la definición de economía disruptiva es la siguiente:

Las tecnologías disruptivas creadas por personas intrépidas y atrevidas, e impulsadas por Internet como motor, están habilitando lo imposible, están interrumpiendo y alterando el funcionamiento de industrias, puestos de trabajo, mercados, formas de comprar y usar servicios o consumir productos. El resultado, la economía disruptiva. El choque entre innovaciones-tecnologías disruptivas, personas, cultura y economía. Eso justamente habilita la economía disruptiva en la que hoy vives, ¿Internet? No hace más que amplificar el potencial. Esto impacta fuertemente en aspectos cotidianos a los que estamos continuamente expuestos como por ejemplo; leer, viajar, comunicar, comer, trabajar o comprar. Cambia cómo actuamos ante todas estas situaciones, como contactamos con clientes, como vivimos experiencias, compartimos esos momentos, sentimos afecto y pensamos sobre las cosas“.

Nos encontramos, así, ante un nuevo modelo de negocio disruptivo al que se lanzan cada vez más empresas. En este sentido, un negocio de este tipo debe tener en cuenta la evolución de todas las cosas, entre las que se encuentran los comportamientos de la gente y las expectativas, el uso de la tecnología, y como todo en conjunto puede cambiar el mundo y ser relevante. La innovación, la creatividad y la tecnología son las claves en este nuevo mundo empresarial.

Algunos ejemplos

Cuando hablamos de un negocio disruptivo, estamos ante una empresa que trabaja teniendo en consideración una serie de factores importantes. De esta forma, los empresarios deben aprender a funcionar dentro de la incertidumbre que caracteriza a la economía disruptiva. También es necesario saber, que la innovación disruptiva está relacionada con las personas y las experiencias, más que con la tecnología, las aplicaciones o las redes sociales. Un negocio de este tipo debe tener muy bien identificado el comportamiento de su cliente, tanto online como offline, y crear estrategias que resuelvan todas las situaciones. Se trata de entender al nuevo consumidor y pensar como él para diseñar experiencias que sean significativas. Además, como puntos fuertes, un negocio disruptivo debe contar con toda una comunidad online, entender la transformación digital y aprovecharla al máximo, y utilizar las tecnologías disruptivas que crearán la disrupción en el negocio.

En el libro “Sectores de la nueva economía 20+20“, realizado por la Escuela de Organización Industrial, se destaca a Legálitas como una de las compañías españolas que han introducido novedades importantes en su actividad. Se trata de la empresa líder en asesoramiento jurídico, y se considera como pionera en la transformación de la relación entre abogados y clientes. El libro defiende que “Legálitas quiere liderar el cambio de mentalidad en todo el ecosistema español para fomentar que también sus competidores se adapten a estas nuevas formas de trabajo más acordes con los tiempos actuales, en los que es vital hacerse con los nuevos canales de comunicación inmediata que ofrece la tecnología.”

Para la compañía, la economía disruptiva se define como “la transformación del negocio a través de la creación de nuevos servicios para los clientes, es decir, salirte de la línea y acercarte al cliente de otra forma a como se ha estado haciendo hasta ahora”. En esta publicación, también se analizan empresas como BQ, Cabify o ElTenedor, que son consideradas como startups de éxito que han sabido aprovechar bien una oportunidad de mercado al aplicar novedades tecnológicas y oportunidades de negocio que antes no existían, convirtiéndose todas ellas en referentes en sus sectores.

Como explica Isra García, nos encontramos ante un fenómeno que no es nuevo, y que ya lleva ocurriendo desde hace tiempo. En su momento, la forma de escuchar música cambió con la llegada del MP3, y más adelante volvió a cambiar con plataformas como Spotify. Gracias a Skype, se habilitó el que personas de diferentes países pudieran tener un contacto visual si ningún tipo de coste. Además, Skype también cambió la forma en la que los negocios o profesionales autónomos realizan reuniones con clientes o equipos.

La gran plataforma de TripAdvisor, por ejemplo, cambió la forma en la que decidimos qué lugar, restaurante u hotel visitar. Siguiendo en el sector turístico, AirBnb, por ejemplo, ha cambiado la forma en la que pernoctamos durante unas vacaciones, y aplicaciones como Uber o Blablacar, han cambiado el modo en el que utilizamos el transporte.

Además, la manera de consumir la lectura también ha cambiado gracias a la llegada de los libros electrónicos y dispositivos como Kindle. Por otra parte, no podemos dejar de nombrar los dispositivos wearables, que nos mostrarán cómo cambia la manera en la que nos conectamos a la Red y con otras personas gracias a distintas partes de nuestro cuerpo.

La forma en la que consumimos televisión también ha cambiado gracias a plataformas como Netflix, y los supermercados online están viviendo su propia época de cambio actualmente, de modo que nuestras costumbres a la hora de comprar productos frescos serán diferentes.

Todos estos ejemplos no solo implican la llegada de productos novedosos y tecnologías disruptivas, sino que, además, hacen que los negocios funcionen de forma diferente, adaptándose a la llegada de la economía disruptiva para crecer e innovar en el funcionamiento de todo lo que nos rodea. En este sentido, en España todavía queda mucho camino por recorrer, por lo que habrá que ver qué dirección toman los negocios y cómo evolucionan teniendo en cuenta que las tecnologías que llegan e Internet marcan el ritmo.

Imagen | pixabay

En Blogginzenith | Diez Tendencias 2017 de Inteligencia Artificial al servicio del marketing

En campaña con Zenith

Un comentario

  1. Está claro que todo está evolucionando y tendremos que acostumbrarnos a una nueva forma de hacer las cosas centrada en las nuevas tencologías

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>