¿Qué es y cómo funciona el “ecommerce por suscripción”? DicZionario

ecommerce por suscripción

El mundo de las ventas online se encuentra en constante evolución, y los profesionales del marketing no dejan de encontrar nuevas fórmulas y opciones para conseguir aumentar las ventas y las tasas de conversión en un entorno en el que existe una gran competencia. El ecommerce por suscripción llega, así, como un nuevo modelo de negocio en la Red que vemos cada vez en más sectores.

La personalización se ha convertido en una tendencia clave en el ecommerce, y el modelo de suscripción es una forma de ofrecer productos y servicios muy personalizados. A continuación, explicamos el concepto de ecommerce por suscripción y ponemos algunos ejemplos.

Definición de “ecommerce por suscripción”

El modelo de ecommerce por suscripción consiste en un paquete de productos que son despachados a un cliente en intervalos recurrentes. Esta modalidad de ecommerce ha crecido de forma considerable durante los últimos años, y, según un informe de Internet Retailer, se ha incrementado en un 3.000%. De hecho, en enero de 2016 las visitas a los sitios de ecommerce por suscripción superaron las 21 millones mensuales, mucho más que las 722.000 visitas que tenían tan solo 36 meses antes.

Existen varias variantes clave en el modelo de suscripción en Internet. La que fue la primera, y que está más arraigada, es la de la suscripción a bienes digitales, como películas, series, música o libros electrónicos, por ejemplo.

Hoy en día este modelo se ha extendido también a productos físicos, de modo que llega a los pedidos recurrentes cuando se trata de bienes de consumo diario, como pañales, cuchillas de afeitar, comida para mascotas, etc. Y también existe la opción de conocer nuevas marcas gracias al boom de las cajas sorpresa, que cada vez abarcan más sectores, y ya es posible encontrar este tipo de negocio en el mundo de la cosmética o la alimentación, por ejemplo.

Las marcas ven el modelo de suscripción como una forma eficaz de fidelizar al cliente durante un largo periodo de tiempo, así como para dar a conocer nuevos productos, marcas o lanzar promociones.

Algunos ejemplos

Como comentábamos anteriormente, la suscripción a bienes digitales es la que más tiempo lleva en el mercado y la más consolidada. De hecho, continúan llegando nuevos servicios que se suman a este modelo. Hoy en día destacan los relacionados con la televisión y la música como el caso de Netflix, HBO o Spotify, por ejemplo. En estos casos, los usuarios que se suscriben tienen acceso a todos los contenidos a la plataforma, que además ofrece opciones muy personalizadas, como recomendaciones y sugerencias en base a sus intereses.

ecommerce por suscripción

Por otra parte, el servicio de AmazonSuscríbete y Ahorra” es otro ejemplo de ecommerce por suscripción. De esta forma, los clientes Prime de Amazon pueden suscribirse para determinados productos concretos que utilizan de forma habitual, como productos de limpieza, de higiene personal, etc.

ecommerce por suscripción

Esta línea es la que sigue El Club del Afeitado, que provee mensualmente a sus suscriptores de cuchillas de afeitar.

Además, también tenemos las populares cajas por suscripción que están creciendo en popularidad, como es el caso de Birchbox, que opera en España desde 2012, y que, además de las cajitas con muestras que envían a sus suscriptores, también cuenta con una tienda online en la que adquirir los productos que más les hayan gustado. Aquí entra el juego la máxima personalización y el factor sorpresa, puesto que los suscriptores no saben todos los productos que llegarán en la caja cada mes, y no todos reciben lo mismo, ya que los productos de cada caja están basados en sus intereses.

Según Alex Vallbona, director general en España de Birchbox: “El consumidor tiene información sobre el producto, aprende cómo usarlo a través de nuestros tutoriales y lo prueba en su casa. Si le gusta, lo compra en la tienda online“.

El sector de la belleza es uno de los que triunfan con este modelo, y en España también tenemos como ejemplo Guapabox, una firma también de cajas de suscripción de cosméticos que llegó como parte de la estrategia de marketing de clientes del Grupo Vocento. En el sector de la alimentación tenemos el ejemplo de Degustabox, con un funcionamiento similar a las anteriores.

ecommerce por suscripción

El modelo de ecommerce por suscripción ha llegado también al mundo de los vinos, y un ejemplo es el de Wineissocial, que envía cajas a sus suscriptores que incluyen dos vinos elegidos por los mejores sumilleres basándose en sus gustos, así como una ficha didáctica coleccionable. Según declaraciones de Manel Sarasa, CEO y fundador de este portal: “El servicio debe ser impecable y la oferta debe aportar un gran valor añadido. Por supuesto, aquí no tienen cabida las cláusulas de permanencia; todos los usuarios son libres de darse de baja cuando quieran. Sólo así se consigue atraer clientes dispuestos a suscribirse que, a su vez, se conviertan en tus prescriptores“.

El sector de los bebés es otro ejemplo al que ha llegado este modelo, como es el caso de Bebenube, una caja sorpresa que incluye cada mes entre 5 y 7 productos adaptados a la edad de cada bebé.

El ecommerce de suscripción es un modelo de negocio que convive con otras formas de comercio electrónico, y que puede ser viable en el caso de productos que no tengan una necesidad urgente, muy seleccionados y difíciles de conseguir, por ejemplo, así como para productos no perecederos y de consumo habitual. Habrá que ver si se unen nuevos sectores a esta tendencia y si surgen nuevas formas de ecommerce por suscripción en el futuro.

Imagen | Pixabay

En BlogginZenith | ¿Cómo puede Instagram Stories cambiar el e-commerce como lo conocemos?

En campaña con Zenith
   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>