Dibujos animados y adultos: ¿qué tienen para cautivar a los mayores?

padrinosmagicos-dibujos

Los dibujos animados suponen uno de los géneros televisivos más famosos y populares. Su temática, su puesta en escena, su vistosidad… los convierten en productos de fácil consumo, muy entretenidos y que pueden ser vistos de una manera más relajada, sin tener que prestar excesiva atención. Por todo ello, las series de dibujos animados son un producto más que apetecible para las grandes marcas.

En los últimos tiempos, vivimos un cambio en la forma de entender el consumo de estas propuestas. El concepto “dibujo animado” parece estar fuertemente vinculado a la edad infantil, y todo indica que los niños son los grandes usuarios de estos espacios. Pero, cada vez más, nos encontramos con adultos que son fans absolutos de series de animación. ¿Ha cambiado el perfil del consumidor o han cambiado los modelos de ficción?

La evolución en los dibujos animados

Lo cierto es que, en la anterior pregunta, las dos respuestas serían acertadas. Está claro que el perfil del espectador se ha modificado y las marcas tienen en cuenta esa evolución. Muchos de los adultos (y esa franja no hará otra cosa que aumentar con el tiempo) que encontramos ahora fueron niños que tuvieron una conexión muy fuerte con los dibujos animados. Es una generación muy televisiva, con una gran influencia por parte de este medio que perdura en sus vidas.

pony-dibujos

La idea de un adulto que quiere seguir disfrutando de cómics, videojuegos o dibujos animados está cada vez más presente en nuestra sociedad. Abandonar la infancia no quiere decir abandonar ese tipo de ocio. Las grandes productoras lo saben, conocen del potencial de un consumidor que ahora, además, tiene independencia económica e intentan aprovechar este motor.

Así pues, en los últimos años estamos viviendo una evolución significativa en el género. Los dibujos animados se diseñan para que gusten a un sector mucho más amplio del público, no sólo a los niños. Las historias son más gamberras, los personajes ya no son totalmente buenos o malos, los protagonistas son más humanos y están llenos de defectos y los giros en las historias son más catastróficos, más terroríficos y contienen un humor más impactante y elaborado.

Las marcas y las series de animación

Por supuesto, es importantísima la figura del merchandising en toda esta ecuación. Resulta más que probable que cuando un personaje de dibujos animados gana en popularidad, comencemos a ver en las tiendas productos que se inspiran en la serie que protagoniza. Como comentamos en este artículo sobre las series más seguidas vía Facebook, las series de dibujos animados tienen una popularidad muy elevada, por lo que son perfectas a la hora de crear objetos de regalo.

horaaventuras-dibujos

Camisetas, mochilas, tazas, peluches… Ha llegado un momento en que parece que el fervor hacia una producción es directamente proporcional al número de objetos relacionados con ella que se poseen. A este factor, cabe unir el hecho de la expansión a nivel audiovisual. Una serie de dibujos animados de éxito es fácil que acabe desarrollando un videojuego, un libro de cómics, una revista e incluso una película para cine, con el crecimiento empresarial que ello conlleva.

Éxitos en la animación

El hecho de que las series de dibujos se diseñen para enganchar a los adultos, no es algo de los tiempos modernos pues, desde la misma creación de la televisión, ha existido este fenómeno. Cabe recordar que este género es, en muchos casos, la traslación a la pequeña pantalla de las viñetas que se podían leer en la publicaciones “serias” como periódicos y revistas.

De esta forma, personajes como ‘El pájaro loco’, ‘Betty Boop’ o ‘Félix el Gato’ fueron dibujos que buscaban claramente atraer a un público no sólo infantil. El caso de ‘El pájaro loco’, es paradigmático pues tuvo que luchar con la censura por sus contenidos sexuales, violentos e incluso de consumo de sustancias.

Pero, aún así, parece claro que este fenómeno ha experimentado un completo boom en los últimos años, de tal forma, que casi cualquier serie de animación se concibe a dos niveles: para niños y para mayores. Hagamos un repaso por algunos de los casos más populares:

bobesponja-dibujos

Bob Esponja‘ es uno de los ejemplos más claros. La serie está dirigida a los niños y se le da mucha importancia a la moraleja de cada capítulo: la amistad, la honestidad, la responsabilidad… son valores muy positivos para que el menor aprenda los conceptos del bien y el mal. Pero, a la vez, las historias se conducen de una manera alocada y surrealista, con referencias a la cultura de los adultos, con réplicas elaboradas y con un gusto por cierto “feísmo” en las imágenes, que atrae a los más mayores.

Elegir qué serie vamos a ver con un niño, los adultos que viven con menores se ven obligados a restringir su consumo televisivo, evitando ciertos contenidos no apropiados. Han de escoger entre una u otra serie de dibujos y lo más fácil es que se decanten por aquella que le tenga en cuenta también a él como espectador.

El asombroso mundo de Gumball‘ sabe sacar partido de esta circunstancia. Se trata de una serie de Cartoon Netwoork, una de las cadenas precursoras en este cambio de hábitos de consumo. Para atraer a los adultos usa herramientas como la mezcla de elementos visuales. Las diferentes animaciones resultan muy atractivas y son un guiño a esos adultos que pueden ver, en cualquier momento, un dibujo que recuerda a su época dorada de los 70 o los 80. Además, el uso de personajes gamberros, de pre-adolescentes con inquietudes y un desarrollo de la propia personalidad resultan atractivos también para los niños.

Por último, nos referiremos a ‘Hora de aventuras’, una serie de dibujos para niños que se ha convertido en una de las favoritas de los padres. Esta serie ha sabido reconducir los temas infantiles clásicos, especialmente los cuentos y leyendas, es decir, la cultura popular, y darles un giro para convertirlos en piezas humorísticas con momentos inesperados. También transmite valores positivos, algo que, sin duda, hace decantar la balanza de cualquier adulto.

Series de adultos que gustan a niños

southpark-dibujos

Nos hemos dejado fuera grandes series como ‘Los Simpson’, ‘South Park‘ o ‘Padre de familia’. Nos gustaría explicar que, realmente, éstas no son series para niños, sino ejemplos de animación para adultos que viven el viaje contrario a los ejemplos que hemos comentado antes.

Ofrecen contenidos para adultos con las mismas estructuras y referencias que pueden usar las sitcoms televisivas más exitosas, pero con la particularidad de que están contadas a través de dibujos animados. Eso provoca que muchos niños sean seguidores de estos productos: una imagen vistosa (forma) con un mensaje para mayores (fondo); pero los padres y las marcas han de ser responsables respecto a ellos y tomar conciencia de su verdadera naturaleza y de a qué público está destinado y a cuál no.

Casi cualquier niño es seguidor de ‘Los Simpson’ que, pese a ser una serie para adultos, suele cumplir con la premisa del “doble lenguaje”: una característica audiovisual que conjuga dos tipos de mensaje sin perder un ápice de su carga motivacional. En cambio, series como ‘South Park’ son mucho más explícitas y no ponen filtros a sus mensajes. No son series para niños, pero es que tampoco es su propósito.

En resumen, podemos hablar de un curioso fenómeno que se encuentra en auge, y que supone que las series de dibujos animados gustan cada vez más a los adultos. Es imposible que los dibujantes y creadores no lo tengan en cuentan y, realmente, está contribuyendo a crear un subgénero dentro del dibujo animado muy interesante y con productos excepcionales. Pero, eso sí, hemos de distinguir cual es el verdadero target de un producto, para no exponer a los niños a contenidos no adecuados.

Imagen | Facebook
En BlogginZenith | Personajes de ficción en Twitter, una inesperada arma para los medios

 

 

En campaña con Zenith

2 comentarios

  1. Muy importante la distinción entre series de animación que gustan a adultos y series que no son para niños, sino para adultos. Es incomprensible que algunos padres dejen ver a sus niños pequeños series como South Park

  2. Las series de dibujos en dos niveles unen a las familias!! Todos viendo los Simpsons o Bob Esponja sin que nadie se aburra. Eso sí que es conciliar la vida familiar. No es necesario ser explicito ni grosero para ser divertido.

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>