El deporte, una inyección de vitaminas para la tele veraniega

deporte-america copia

El verano cambia nuestros ritmos vitales y los de todos los elementos sociales. También para la televisión. Durante estos meses, pasamos mucho menos tiempo delante de la pequeña pantalla por lo que los programadores tienen una dura tarea para acertar con aquello que puede interesar a los espectadores. Como siempre, cuentan con un aliado que pocas veces les falla: el deporte.

Los eventos deportivos congregan cada vez a más y más audiencia. Los campeonatos mundiales, las Olimpiadas… se han convertido en referentes planetarios en los que, por supuesto, el desarrollo de Internet ha tenido mucho que ver. El deporte es una estupenda baza para las televisiones en verano, por lo que la lucha por los derechos de emisión se convierte en primordial.

La tele en verano

Está demostrado que vemos menos televisión en verano. Si atendemos al estudio que cada mes nos presenta Barlovento Comunicación, nos encontramos con que, en julio de 2014, el consumo de televisión por día y persona fue de 207 minutos, lo que supuso una bajada de 26 minutos respecto al mes anterior. Y si nos vamos a agosto, vemos que las cifras siguieron bajando, llegaron a 192 minutos por persona y día, lo que se tradujo en un nuevo descenso de 15 minutos y lo que coronó a agosto como el mes en que menos televisión se ve.

Por supuesto, las vacaciones y los cambios de hábitos en las rutinas tienen mucho que ver en estos datos. Las cadenas de nuestro país son muy conscientes de ello. No en vano, la programación cambia completamente: los programas y series estrellas descansan y la parrilla se llena de películas, series internacionales que congregan a menos espectadores y producciones en las que no se confía demasiado para atraer a la audiencia en la durísima competencia que empezará de nuevo en septiembre.

Pero, cuando parece que nada puede apartar a los espectadores de la terraza de verano, un partido de fútbol lo conseguirá. Las competiciones deportivas son inamovibles, eventos que, celebrándose al margen de la televisión, se han convertido en sus máximos aliados. De hecho, hay una relación de simbiosis entre ambas: a la tele le beneficia poder retransmitir eventos deportivos y los campeonatos se ven publicitados gracias a la atención de este medio de comunicación.

La emoción del deporte

Pero, ¿de verdad es el deporte tan importante para la televisión en verano? Sólo tenemos que echar un vistazo a las cifras. Si nos fijamos de nuevo en los informes que ofrece Barlovento, descubriremos datos contundentes: en el mes de julio de 2014, las trece emisiones con mayor número de espectadores pertenecieron al Mundial de Fútbol de Brasil. Por su parte, en agosto, las cinco primeras emisiones más vistas, también hacían referencia al deporte rey: el fútbol.

Este verano, como siempre, contamos con eventos deportivos de los que paralizan la actividad de los espectadores. La Copa América terminará el sábado 4 de julio y su repercusión es notable. En nuestro país, además, no sólo influye el fuerte apego de los españoles hacia las competiciones futboleras de toda índole, sino que también hemos de tener en cuenta el número de inmigrantes que viven en nuestras fronteras y que siguen los pasos de sus diferentes selecciones en un evento tan especial como éste. Los partidos de la Copa América no se están viendo en abierto, sino que los ofrece Canal+, pero eso sí, cada día, los programas deportivos de nuestro país ofrecen amplia información sobre el devenir de la competición. Pues además, muchos de los jugadores de la Liga Española participan con sus países, lo que incrementa el interés de los aficionados.

Otro evento que estamos disfrutando en estas jornadas es el Mundial de Fútbol Femenino que se disputa en Canadá hasta el 6 de julio y cuyos derechos de emisión adquirió TVE el pasado mes de mayo. ¿La razón? La selección femenina española se clasificaba por primera vez en la historia para un campeonato de este tipo. Y es que, por supuesto, aquí entra en juego otro factor fundamental para entender el éxito del deporte en televisión: la participación de competidores nacionales, que sirvan como reconocimiento e identificación para el público. En este caso, no nos fijaremos sólo en España, sino que hablaremos de un país al que el fútbol empieza a interesar cada vez más: el encuentro de cuartos de final entre Estados Unidos y China fue lo más visto de la televisión estadounidense, con más de 5 millones y medio de espectadores.

No paramos, pues hace muy poco acabaron los primeros Juegos Europeos, que se disputaron en Baku. Además, el pasado lunes, comenzó Wimbledon, que ofrece Canal+ en exclusiva. El Tour de Francia, la competición ciclista por excelencia del verano, empieza el próximo día 4, y se podrá ver en TVE, un evento que siempre registra buenas cifras de audiencia en las sobremesas y cuyos derechos de emisión tiene hasta 2019, gracias al acuerdo de la UER (Unión Europea de Radiodifusión). Después, llega la Vuelta a España, que comienza el 22 de agosto. Por no hablar de los previos de fútbol a la Liga, con dos fuertes títulos como son la Supercopa de Europa y la Supercopa de España… Los aficionados al deporte pueden estar tranquilos, tienen las espaldas cubiertas hasta la llegada de las competiciones regulares.

Y eso que este año no contamos con los macroeventos que suponen acontecimientos como el Mundial de Fútbol o las Olimpiadas. Como decimos, las cifras del pasado Mundial de Fútbol fueron abrumadoras, valga una cifra para darnos cuenta: entre las diez emisiones más vistas en nuestro país de todo 2014, nueve de ellas pertenecieron a partidos del Campeonato. Por su parte, los pasados Juegos Olímpicos de 2012 permitieron sacar pecho a TVE con unos datos muy positivos: más de 36 millones de espectadores siguieron en algún momento las competiciones olímpicas.

Enorme repercusión

Para las televisiones, hacerse con los derechos de emisión de las competiciones deportivas es una gran baza. No sólo supone un fuerte instrumento para ganar a sus competidores en verano, sino que se consiguen hacerlo gracias a un contenido que, por lo general, está exento de polémica y que otorga prestigio a las cadenas, pues el deporte es uno de los impulsores, además, de la vida sana que siempre nos recomiendan.

deporte-tdp copia

Otra de las grandes ventajas es que la promoción que estos eventos tienen se construye “por sí sola”, es decir, tienen repercusión por sí mismos, y no porque la cadena quiera auparlos como un contenido interesante. Las redes sociales, el entusiasmo de los propios seguidores, consiguen que las audiencias sean elevadas y el alcance mediático, tremendo. De hecho, incluso aunque una cadena no tenga los derechos de emisión, no se resiste a hablar de estos grandes eventos en sus informativos, ocupando puestos destacados en la escaleta del programa, sobre todo en el período estival en el que, por ejemplo, hay muchas menos noticias políticas.

En este sentido, cobra mucha importancia la noticia que conocimos el pasado día de 29 de junio. Discovery Communications se ha hecho con los derechos de televisión de los Juegos Olímpicos de 2018 a 2024, por un valor de 1.300 millones de euros. Esto quiere decir que Eurosport (empresa filial) será la encargada de retransmitir el evento, así como Discovery MAX, el canal de la TDT que disfrutamos en nuestro país. Y, por supuesto, lo que también quiere decir es que las Olimpiadas de Río de Janeiro 2016 serán las últimas que ofrezca TVE, con el varapalo mediático que eso conlleva.

El deporte siempre es importante. Su emisión por televisión hace que las cadenas se distancien de sus rivales gracias a cifras de infarto. Si hablamos de verano, en el que el consumo y la demanda bajan, las competiciones marcan, sí o sí, una enorme diferencia.

Imagen | Wikipedia, Teledeporte
En BlogginZenith | El Mundial de fútbol ha llegado a su fin: ¿cómo ha sido su repercusión?

En campaña con Zenith

3 comentarios

  1. El recuerdo del Tour de Francia está asociado a todos mis veranos desde niña 🙂

  2. Sin deporte, el verano no es verano. Lo decía mi padre siempre.

  3. Agosto es, sin duda, el mes con menos consumo de televisión, pero es también el de mayores oportunidades ya que crece la audiencia no medida. Como Kantar Media sólo mide la audiencia en el hogar principal y en agosto es cuando hay más gente fuera de casa (que ve menos televisión, pero la que ve no se mide) tenemos una cifra importante de audiencia gratuita (porque no se mide).
    Cuando, hace ya más de veinte años, Ecotel hizo un estudio entre gente que estaba de vacacione, resultó que algunos eventos (como el Tour y otros) los veía más gente de la que estaba de vacaciones que de la que seguía en su hogar.

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>