Del uso al abuso: enfermedades tecnológicas y su impacto sobre las marcas

En el trabajo, en casa, con los amigos, en la calle. En todos esos sitios utilizamos nuestros smartphones y teléfonos móviles para consultar las últimas noticias, mandar mensajes o ver lo que está ocurriendo en las redes sociales. Es la era en la que vivimos, la del yo conectado en todo momento.

Pero un uso excesivo de estas nuevas tecnologías (smartphones, tablets, smart TVs y ordenadores) puede tener efectos perjudiciales en la salud de las personas. Así lo afirman varios expertos y diversos estudios, indicando que en el equilibrio y el uso moderado está la clave. En esta entrada os presentaremos las patologías más comunes y cómo éstas pueden afectar a la relación de las marcas con los usuarios.

Cabeza, ojos y hasta los dedos

Las enfermedades tecnológicas más habituales suelen afectar a aquellos órganos o partes de nuestro cuerpo que están en contacto directo con los dispositivos que nos rodean, como los casos que vemos a continuación.

Tensión ocular

La tensión ocular no es tanto una enfermedad sino un aspecto de nuestra salud a tener en cuenta cuando utilizamos dispositivos o tecnología durante un período de tiempo prolongado. Normalmente se produce por permanecer más de ocho horas al día delante de un ordenador o de cualquier tipo de pantalla, cansando nuestra vista y provocando deshidratación.

FOMO

El síndrome FOMO ya lo tratamos en este mismo blog hace unas semanas. Como entonces lo definió Alberto Knapp, CEO de The Cocktail, se trata de “un miedo social que siempre ha existido: la exclusión, el saber que tus colegas van a algo o tienen algo mejor que tú”.

Aunque ese miedo siempre haya estado ahí, en todas las fases de la historia, gracias a los smartphones y la tecnología ubicua, “ese miedo se ha convertido en un acompañante habitual”, sobre todo para los más jóvenes.

Enviamos mensajes… dormidos

También conocido como ‘sleep texting’, esta patología afecta principalmente a niños y adolescentes que utilizan los móviles de una forma más habitual. Como su propio nombre indica se refiere a la tendencia de un número importante de jóvenes de enviar mensajes de texto (a través de redes sociales o apps de mensajería instantánea) mientras duermen, sin ser conscientes de ello.

Elizabeth Dowdell, una profesora de enfermería en la Universidad de Villanova, realizó una encuesta a 300 estudiantes y llegó a la conclusión de que entre un 25 y un 35 por ciento envían mensajes mientras duermen. Y lo que es peor, más de un 50% afirmaron que los móviles suponen una interferencia cada vez que duermen.

Nomofobia

Se puede definir la nomofobia como el miedo o la angustia de las personas al olvidarse su teléfono en casa o en la oficina. Como indican en este artículo de Colombia Digital, varios estudios canadienses afirman que un 65% de las personas encuestadas se sienten desnudas cuando no tienen su smartphone cerca. Una obsesión que puede tener consecuencias perjudiciales para la salud.

La vibración fantasma

Aunque no se trata de una enfermedad propiamente dicha seguro que en algún momento la habéis padecido. Notáis una vibración en el bolsillo de vuestro pantalón y pensáis que habéis recibido un mensaje o una llamada. Sacáis el móvil y veis que, realmente, no ha pasado nada. Es lo que se conoce con el nombre de vibración fantasma.

Este malestar se asocia a un excesivo uso y dependencia del móvil y a estar en constante alerta ante posibles notificaciones de correos, mensajes o actualizaciones. En este artículo de la BBC explican su origen científico.

La adicción al móvil y las marcas

La gran mayoría de las enfermedades presentadas anteriormente están asociadas a un excesivo uso de dispositivos electrónicos. Aunque las nuevas tecnologías facilitan a las marcas (y a las agencias) el acceso a sus potenciales consumidores, ya que tantas horas de exposición favorecen un mayor impacto, todo abuso es malo.

Un estudio de Flurry del año pasado apuntaba que mientras que los usuarios consumen un 23% de los contenidos totales diarios en su móvil, empresas y marcas sólo destinan un 1% de sus presupuestos de marketing a este medio. Esto supone una gran oportunidad para estas compañías. Si estamos ante un público cada vez más móvil, acércate a él.

La gran mayoría de usuarios, sobre todo los más jóvenes, viven ‘aquí y ahora’. Gracias a sistemas como geo-fencing y la geolocalización las marcas pueden ponerse en contacto con los usuarios que estén en un lugar y en un momento concreto para comunicarles ofertas, promociones o simplemente advertirles de su presencia.

Otra oportunidad que se presenta para las empresas es la de crear contenidos adictivos y que inciten a ser compartidos. El éxito de redes sociales como Facebook o Twitter ponen de relieve que la gran mayoría de usuarios disfrutan compartiendo contenidos de cualquier tipo: ofertas, fotos, vídeos, etc etc. Las marcas que sepan crear este tipo de contenidos virales tendrán mucho ganado y probablemente se ganen la atención de potenciales consumidores, ¿te atreves?

En Bloggin Zenith | El síndrome FOMO: la obsesión de estar “on” para no quedarte “off”

Imagen | Matthew Rogers

 

En campaña con Zenith

3 comentarios

  1. Siempre se ha dicho que a río revuelto, ganancia de pescadores… Creo que todavía está por ver una clara decisión de las marcas por el Mobile Marketing, aunque éstas tendrán que velar por no ser percibida como instrusivas, ya que el móvil es uno de los objetos más personales que hay. Seguramente la fórmula pasa por desarrollar soluciones patrocinadas que sean útiles para el usuario: apps, herramientas, etc… El banner in app y los formatos clásicos no creo que sean muy útiles.

  2. Estas enfermedades pueden ocurrir a día de hoy a muchas personas. Personalmente he vivido la experiencia de una persona que ha sufrido el síndrome del edificio enfermo: lugar cerrado con mucha tecnología (una oficina con muchos ordenadores), una parte de un músculo de una pierna se le atrofió (se hundió), la recuperación fue lenta y se tuvo que tomar medidas de mejora ambiental en esa oficina. Es necesario un ambiente más natural, reconciliación con la naturaleza, en el actual mundo tecnológico.

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>