De Breaking Bad y los espectadores enganchados (No contiene Spoilers, tranquilos)

Como los que solemos visitar este blog estamos “en el mundillo”, posiblemente la mayor parte de nosotros sepamos a que nos referimos cuando hablamos de Breaking Bad. Pero, si cual concursante de Lo Sabe No Lo Sabe, saliéramos a la calle y preguntáramos si conocen a Walter White, Skyler o Heisenberg, probablemente nos encontráramos con que casi nadie sabe ni ha oído hablar de estos nombres.

No se podía podía esperar nada normal de alguien seguidor del Estudiantes, del Atleti, de Star Wars y de los Monty Pythons. Tras terminar Publicidad en Segovia y el Curso Superior de Medios, Miguel Ángel Bartolomé fue fichado por Zenith para el primer equipo de planificación de P&G en la casa. Tras 2 años y pico entre detergentes, champuses, fragancias y lavavajillas encontró su sitio en Breikinruls (Ahora Newcast) en 2006, cambiando el rigor de la planificación por la innovación de las Acciones Especiales y el Brand Content. Se sospecha que guarda camisas (y zapatos!) en su casa, pero no hay confirmación ni testigos fiables.

Por si acaso, antes de meternos en enjundia, unos datos sobre la serie: Breaking Bad es una serie que comenzó en Estados Unidos en 2006, se vio afectada por la huelga de guionistas, y que este año está emitiendo su sexta y última temporada sin perder un ápice de interés. El capítulo del pasado domingo, Ozymandias, reunió a 6,4 millones de espectadores ante la televisión (¡de pago!) y es el primer capítulo de serie calificado con 10.0 en el portal IMDB. De hecho la puntuación global de la serie es 9,4, la más alta alcanzada nunca por una serie de ficción (junto a Juego de Tronos y The Wire, por delante de Los Soprano con 9,1 o Dexter con 9,0) y ha sido considerada por el libro Guinness de los records como la serie mejor valorada de la historia de la TV.

¿Impresiona, no? Pues para rematar, con las 13 nominaciones a los premios Emmy de este año, acumulan 42 desde que se estrenó la serie y el primer capítulo de esta última temporada generó 12.000 tweets por minuto durante su emisión. Y en España, #BreakingBad fue Trending Topic tras la emisión en Estados Unidos de ese capítulo y las páginas de descargas echan humo.

Entonces, ¿cómo nos explicamos que la única posibilidad de ver esta serie en abierto en España haya sido en Forta, a menudo de madrugada y con varias temporadas de retraso? ¿Por qué no apuesta ninguna cadena generalista por una serie que en teoría gusta tanto? Todo apunta a que el problema no está en dónde se emite sino en cuando se emite: con demasiado retraso respecto a la emisión en Estados Unidos. La temporada que se empezó a emitir en agosto se va a emitir en Paramount Comedy (de pago) a partir de Octubre, y los fans de la serie no son “de los que esperan”. Los lunes por la tarde ya está disponible para descargar el capítulo subtitulado en todos las webs de Torrents y descargas directas y no puedes esperar que esa audiencia esté en ascuas durante meses sabiendo que solo necesita una buena conexión de internet para conseguir esa dosis que le quite el mono (de esa metanfetamina azul que es el eje de la serie).

Esa “naturaleza impaciente” de la audiencia es la misma que ha hecho obtener resultados muy por debajo de lo que podría esperarse a Juego de Tronos, que ha errado por los distintos canales y franjas de Atresmedia sin encontrar su sitio. Estamos hablando de un target joven, en muchos casos nativo digital que no tiene ningún problema en buscar un fichero Torrent y descargárselo, localizar los subtítulos en castellano, sincronizarlos, y reproducirlo en un dispositivo multimedia. Se trata de un caso actual que encaja perfectamente en la teoría de los desniveles del conocimiento formulada en 1970 por Tichenor, Donahue y Olien que decía, simplificando mucho, que el acceso a los medios de comunicación en lugar de universalizar el conocimiento iba a incrementar la brecha entre los distintos tipos de individuos. Aquellos con más recursos socioeconómicos, iban a acceder de forma más amplia y rápida a la información y los contenidos.

Esto podría ser una explicación de porqué Downton Abbey, una serie dirigida a un target más maduro y generalista puede tener un sitio en el Prime Time de Antena 3 y Breaking Bad no. No porque sea mejor o peor, sino porque los espectadores potenciales de Breaking Bad, cuando la cadena la quiera emitir, ya lo habrán visto.

Dejo la pregunta abierta… ¿Pueden las cadenas de televisión conseguir que ese target, con todos los medios tecnológicos a su alcance y ávido consumidor de contenidos multimedia dejen de consumir por sus propios medios y se convierta en un cliente más dócil? Si lo consiguen, haciendo un símil con la serie, sería porque han conseguido la receta de Heisenberg para enganchar a todos los adictos que hoy se abastecen en otros proveedores. Y para eso hay que tener mucha química…

Imagen | Televisedrevolution.com
En BlogginZenith | Especial Gamification

En campaña con Zenith

2 comentarios

  1. Las televisiones tienen que cambiar su modo de hacer las cosas. Ademas de lo que comenta Miguel acerca del consumo inmediato esta la propia manera de programar la parrilla. A estas alturas me parece inaceptable no saber que día de la próxima semana darán mi serie preferida (contra programación), si empezara a su hora o meterán relleno antes y si la emitirán la temporada entera o tras dos capítulos con audiencias bajas empezara el largo peregrinar por el late time. En mi opinión, ésto es mas decisivo que el tener que esperar unos meses a que la serie llegue a España. Si las televisiones ponen de su parte los telespectadores seremos fieles. Mientras tanto seguiremos recurriendo al torrent.

  2. Noche de Emmys y Breaking Bad se lleva el premio gordo a mejor serie dramática y mejor actriz de reparto para Anna Gunn (Skyler White). Cómo les vamos a echar de menos…

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>