¿Cuál será el blockbuster del verano?

 

blockbuster

Ya estamos en verano. Se trata de una de las épocas más especiales del año, en la que el tiempo parece estirarse y la actividad normal, relajarse. Los momentos de ocio se multiplican, las vacaciones le dan otra dimensión a la vida. Nuestra existencia sufre una metamorfosis en la que todo se toma un pequeño respiro…

… Menos si, precisamente, es en verano cuando puedes aumentar tu actividad empresarial. El blockbuster es un clásico que vuelve con el calor. Muchas de las grandes productoras reservan sus grandes estrenos cinematográficos para estos meses. Apostar por cuáles serán los éxitos y cuáles los fracasos, también forma parte de la tradición.

El blockbuster, tan especial

Un blockbuster es una película de gran presupuesto que está destinada a un público mayoritario. Porque su objetivo no es otro que recaudar grandes cifras. Por supuesto, cualquier película tiene el deseo de triunfar en taquilla, pero pobre de aquel blockbuster que no consiga arrasar en taquilla, porque no hay lugar para los puntos medios. O se está en lo más alto, o se considerará que ha fracasado.

Y es que una productora se juega muchísimo cuando elige apostar por una cinta o por otra. Se juega un presupuesto de gran nivel, claro está, en el que el sueldo de los actores, la producción de los decorados, la puesta en marcha de los efectos especiales o las campañas de promoción son elevados; pero se juega también su imagen de marca, un prestigio que le hará conectar con los espectadores que apuestan por pagar una entrada, y comprar unas palomitas, un refresco… invertir en una tarde de ocio, en fin.

El blockbuster quiere asociarse con los momentos especiales. Así, épocas como el verano o las Navidades son las perfectas para que entre en juego. Se trata de fechas en las que tenemos más tiempo libre para realizar otras actividades. De hecho, que los estrenos se den en fin de semana no es casualidad. Pero hay algo más, hay un deseo de convertir el estreno de ese blockbuster en todo un evento, un gran acontecimiento. El verano o las fechas navideñas transfieren su cualidad “especial” a la película que se proyecta en ese momento del año.

Hoy contamos con las palabras de Laura Aguado, Research Analyst de Zenith, quien nos explica la importancia de los blockbusters pera la industria: “Nos encontramos en la era de las secuelas y remakes. Especialmente durante esta última década, asolada por la crisis que ha golpeado con especial dureza a la industria del cine, las grandes productoras han optado por limar riesgos y apostar por una fórmula que, de momento, el público sigue acogiendo con entusiasmo, incluso a pesar de que algunas voces ya se hacen eco de que pronto comenzaremos a presenciar las primeras muestras de agotamiento. Hace años, cuando se quería rescatar una historia que ya había sido convenientemente cerrada, surgió un vocablo inédito hasta la fecha: “precuela”, el palabro cinematográfico de principios de este siglo con el que se bautizó a aquellas películas que relataban hechos anteriores a la saga que las amparaba. Más recientemente, una vez derribadas las barreras de la canónica “trilogía” para dar paso a “sagas” de continuidad indefinida, suena cada vez más fuerte un concepto que ya se ha convertido en tendencia: “reboot”, una vuelta de tuerca al remake. Se trata de recuperar títulos de éxito, incluso de culto, como un guiño al público más veterano al mismo tiempo que atraer a una nueva generación con el señuelo de una marca consolidada, y a partir de la nueva propuesta crear una saga moderna, explotándola hasta que deje de ser rentable. Los ejemplos más notables los encontramos en ‘El Planeta de los Simios’ y, sobre todo, ‘Star Wars’. Ésta sólo es una pequeña selección de lo que veremos los próximos años: ‘Indiana Jones’, ‘Blade Runner’, ‘Gremlins’, ‘Men in Black’, ‘Power Rangers’… En definitiva, se trata de revivir iconos y sacarles el partido que la mercadotecnia de su época, más rudimentaria, no supo o no pudo sacarles. El fenómeno de los remakes y los reboots tiene dos caras: por un lado, es una gran oportunidad de volver a explorar viejas historias desde nuevas perspectivas y darle al público lo que busca con una –desigual- garantía de calidad. Por otro, la falta de originalidad puede terminar aburriendo al público con propuestas previsibles y carentes de frescura. Al eliminar el riesgo de la ecuación, la capacidad de sorpresa se irá mermando hasta caer en la irrelevancia.”

Uno de los fracasos más sonados del año pasado fue ‘Los 4 fantásticos’. Desde el principio de su producción, la película estuvo lastrada por los rumores de mala relación entre el director y la empresa productora, FOX. Aunque decir “rumores” es usar un eufemismo innecesario, puesto que fue el propio Josh Trank (director del filme) quien usó su cuenta en Twitter para criticar a la productora. Los problemas rodearon a una producción que, antes de ser estrenada en nuestro país, ya estaba sentenciada para la audiencia: ese gigante llamado Internet hace que una noticia producida en cualquier lugar del mundo tarde apenas unos segundos en expandirse hacia los cuatro puntos cardinales.

En cambio, uno de los grandes éxitos fue la película de ‘Los Minions‘. Y no sólo en verano, sino en todo 2015. De hecho, en nuestro país fue la segunda película con mejores cifras del año, con una recaudación de 24,4 millones de euros. Curiosamente (o no) muchas de las películas más taquilleras fueron las estrenadas en verano. ‘Jurassic Park’ logró 22,2 millones y ‘Del revés’, 21,6. De nuevo, el blockbuster cumplió su cometido. Y, este año, ¿cuáles son las candidatas a éxito del verano?

‘Warcraft: el origen’

Cuando eres la adaptación para cine de uno de los videojuegos más populares de la historia, tienes muchas papeletas para convertirte en el blockbuster de la temporada. Las vicisitudes por las que ha pasado ‘Warcraft’, con una producción que se prolonga en diez años en el tiempo desde que se comenzó a hablar del proyecto, hacían presagiar que esta cinta pudiera convertirse en uno de esos productos “malditos”. A pesar de las malas críticas, el filme ha conseguido ser la adaptación a cine de un videojuego más vista (la búsqueda por parte de las majors de un potente titular no es cuestión menor, tampoco), con 377 millones en todo el mundo. Su potencial, por supuesto, reside en el hecho de acercarse a un gran nicho de mercado: el de los gamers.

‘Finding Dory’

Una de las cintas que, sin duda, tiene muchas posibilidades a alzarse con el título es ‘Buscando a Dory’. ¿Por qué? Sin lugar a dudas, cumple con muchas de las premisas que un blockbuster necesita. Tenemos el buen hacer de Pixar, uno de los estudios que cuida sus películas al más mínimo detalle. Y se trata de una secuela de otra gran película, ‘Buscando a Nemo’, siguiendo una de las tendencias más en boga del audiovisual. El hype que se generó a su alrededor es más que mucho. A las pocas horas de publicarse en YouTube un clip de vídeo con una de sus escenas, la pieza consiguió cuatro millones de reproducciones (y subiendo). Su estreno en Estados Unidos, el 17 de junio consiguió batir el récord de una película de animación en su estreno, con 136,1 millones de dólares.

‘The BFG’

El 1 de julio se estrenó una cinta de ésas que ya no quieren conquistar sólo al público infantil, sino que se esmeran en llegar a un target más adulto. Steven Spielberg es, desde hace más de 40 años, uno de los nombres más respetados de Hollywood. Y no en vano. Sus producciones saben trabajar el concepto de blockbuster. En este caso, además, tenemos a la poderosa factoría Disney quien adapta un cuento de Roald Dahl, uno de los autores más estimados del séptimo arte por lo imaginativo de sus historias. ‘Matilda’ o ‘Charlie y la fábrica de chocolate’ son algunos ejemplos.

‘Independence Day: Resurgence’

Lo raro con esta película es que una cinta que fue un éxito abrumador como ‘Independence Day’, con más de 800 millones de dólares de recaudación, haya tardado 20 años en tener una secuela. Los nuevos tiempos en los que las segundas partes son casi una obligación para las productoras: es un forma de autoafirmarse en el éxito de una producción, de decir al mundo que aquel filme fue importante; convierten en franquicia las grandes producciones y nos han traído esta entrega en la que no es una buena noticia para los fans que Will Smith no participe.

‘El escuadrón suicida’

Las líneas parecen muy claras al hablar de las tendencias de moda. Los superhéroes son unos de los personajes más cotizados no sólo del cine, sino también de la televisión. La nueva era digital ha permitido que los grandes superpoderes sean factibles para unos estudios que pueden construir por ordenador los efectos especiales más abrumadores. Por eso, no pierden la ocasión de cumplir ese sueño de llevar a la gran pantalla a los personajes que miles de personas ya han adorado en sus aventuras en viñeta. En este caso, además, una pequeña vuelta de tuerca, con un protagonismo especial para los malos. Y es que el antihéroe es el nuevo héroe, como bien vemos en todos los grandes éxitos de la televisión que han aupado a personajes como Tony Soprano, Walter White o Frank Underwood. Su estreno no llegará a los Estados Unidos hasta el 5 de agosto.

‘Tarzán’

En esta lista de propuestas de blockbusters nos encontramos con varios lugares comunes. Tarzán ha sido uno de los personajes recurrentes en la historia del cine que, ahora, en 2016, tiene un remake que quiere aprovechar todo los que los efectos digitales pueden ofrecer. La revisitación de clásicos ha funcionado con ‘Godzilla’ o ‘King Kong’, también. Uno de sus puntos fuertes es contar con el director de Harry Potter y también con una estrella que se hizo famosa en una serie de televisión: Alexander Skarsgard, quien triunfó con la serie de HBO ‘True Blood’. Curiosamente, muchos de los actores más populares ahora mismo en el cine han surgido de la pequeña pantalla. También es el caso de una peli de la que ya hemos hablado, ‘Warcraft’ y su protagonista, Travis Fimmel.

‘Jason Bourne’

La saga Bourne ha dado muchas alegrías a sus creadores. Esta película cumple con dos de las premisas de moda: es una adaptación literaria y se ha convertido en una rentable franquicia. Es curioso cómo el cine y la televisión cada vez se parecen más: al igual que una serie se proyecta en varias temporadas, una película que ha demostrado su valía en taquilla, también verá su vida prolongada, hasta que los espectadores sigan dándole crédito. Su estreno en Estados Unidos se dará el 29 de julio.

Los blockbusters se venden como una gran fiesta del celuloide, como una apuesta segura por el entretenimiento y la diversión más pura. Pero muchos no cumplirán con este cometido y la magia del cine se apagará antes de tiempo para ellos.

Imagen | YouTube

En BlogginZenith | La televisión hace el agosto en verano: estrategias televisivas para mantener audiencia en vacaciones

En campaña con Zenith

Un comentario

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>