¿Qué es y cómo funciona el “consumidor healthcare”? DicZionario

consumidor heathcare
El interés por la salud ha experimentado un gran auge durante los últimos años en nuestra sociedad. Se trata de una tendencia que ya se refleja en los hábitos de los consumidores, así como en la oferta que llega por parte de empresas que comercializan con productos y servicios relacionados con el sector de la salud de alguna manera. Una de las consecuencias de todo esto, es la llegada del consumidor healthcare, que es muy exigente con todo lo relacionado con la alimentación, la RSC y la sostenibilidad, entre otras cosas.

A continuación, hablamos sobre el concepto de consumidor healthcare y ponemos algunos ejemplos sobre las nuevas tendencias que están llegando en este sentido.

Definición de “consumidor healthcare”

Durante la mesa redonda “Enamorar al consumidor es la clave del éxito“, organizada por el Instituto Consumer Health (ICH) y EASA, quedó definido el consumidor healthcare como aquel que tiene una actitud hedonista frente a la comida, que quiere tener una satisfacción y un disfrute en el momento, pero que cuenta con unos valores muy interiorizados, como es el caso de tener una necesidad de cuidarse, de consumir productos naturales, del reciclaje, así como de cumplir con la responsabilidad social, entre otras cosas. En este sentido, el mercado de los alimentos es uno en el que  más veremos este tipo de consumidores preocupados por la vida saludable, y que se caracterizan, principalmente, por ser clientes/pacientes que tienen en mente la idea de “somos lo que comemos“.

Según Sergio Elizalde, general manager de Hero para el Sur de Europa: “Actualmente, el consumidor es todista, quiere tener a su alcance productos de buena calidad con un precio correcto, que le haga vivir una experiencia y sentir que cumple con una responsabilidad social, y no es posible segmentar porque todos los clientes lo quieren todo a la vez”.

Algunos ejemplos

El Instituto Consumer Healthcare llegó a España en junio de 2016, destacando por ser la primera organización de profesionales en el país, que pone en conjunto los principales sectores del mercado de Consumer Healthcare: OTC, Suplementos, Personal Care, Patient Care y Nutrición, con el objetivo de fomentar su crecimiento. Hay que tener en cuenta, que, según datos de hmR, este sector ha facturado en un años un 3,1% respecto al año anterior (5.454,3 millones de euros).

El ICH, se enfoca, por un lado, en estos nuevos consumidores healthcare, que cada vez están más preocupados por la salud, son más autosuficientes, son más analíticos a la hora de tomar una decisión de compra, y reclaman una bidireccionalidad en su relación con las empresas. Por otro lado, también hay que fijarse en las  marcas y empresas que vienen de sectores como el gran consumo, farmacia o salud preventiva, por ejemplo.

La forma de promocionar, producir y vender productos está cambiando para dirigirse a este tipo de consumidor healthcare, de forma que ya vemos cambios en las etiquetas de los productos, y, también, en las campañas, que, cada vez más, se preocupan por transmitir la naturalidad de sus ingredientes y sus bondades.

El sector de la alimentación es uno de los protagonistas en este sentido. Así, cada vez vemos más productos saludables y ecológicos a la venta en los supermercados. Un ejemplo es Carrefour, que hace unos meses lanzó la marca Carrefour ECO, como respuesta a la creciente demanda de unos consumidores cada vez más preocupados por el medio ambiente, que buscan un equilibrio ecológico y una racionalización en la utilización de los recursos naturales. Otros supermercados como Lidl, Alcampo, Aldi o Eroski también han lanzado su propia línea de productos ecológicos.

Otro ejemplo interesante de la dirección que toman las marcas, por ejemplo, es el siguiente vídeo, que consiste en un spot de la conocida marca de arroz SOS, centrada en su producto integral, por ejemplo:

Otro ejemplo es el que nos ofrecía Bimbo ya en el año 2011, con un anuncio que contaba con Eduard Punset como protagonista, en el que se centraban en el pan Bimbo 100% natural:

Por otra parte, el sector de la belleza es otro a destacar, entre los que vemos cómo crece el nicho de los productos ecológicos y naturales. Según un informe de L’Observatorie des Cosmétiques, hay un cambio en la mentalidad de los consumidores, que, cada vez más, tratan de adquirir productos menos nocivos, lo que hace que las ventas en el sector de la cosmética ecológica aumenten, y se espera que se dupliquen para el año 2020.

Esto hace que cada vez más marcas intenten competir en este mercado y pasar los controles necesarios para poder lograr un certificado ecológico, algo que puede resultar complicado debido a las exigencias que hay. Por ejemplo, en el caso del grupo Pierre Fabre Dermocosmética, los expertos de una de sus marcas cosméticas, René Furterer, afirman que: “Un producto ecológico es aquel que se ha formulado con extractos vegetales obtenidos mediante al agricultura ecológica. En nuestro caso, cuando funcionamos con cultivos externos, tenemos un contrato en el que el agricultor se compromete a respetar nuestras normas de cultivo (no utilizar pesticidas, ni insecticidas)”. No solo eso, sino que, en los productos de belleza, los consumidores healthcare también quieren asegurarse de que compran aquellos en los que que no han experimentado con animales, por ejemplo.

Marcas como L’Oréal Paris ya se dirigen a sus consumidores con productos como su gama de Champús Originals Remedies, o el tinte natural para el pelo que puedes ver en el siguiente vídeo. En este caso, vemos cómo la compañía destaca los principales ingredientes del producto, así como la palabra “natural”.

Jan Heere, director general de Kiko Milano, hacía hace unos meses unas declaraciones a El Economista, en las que ya dejaba claro de cómo su firma es consciente de los nuevos retos marcados por las nuevas tendencias, y afirmaba que “la cosmética ecológica será un elemento fundamental. Vemos que la generación Z está muy concienciada por el entorno que nos rodea, la identidad de las empresas, el porqué de su labor, etc. Eso hace que cada día haya que buscar más fundamento en lo que hacemos. Esta tendencia nos va a obligar a mejorar y transformar los productos, y esto es una oportunidad.

También cabe destacar, cómo las marcas aprovechan el acceso inmediato que permiten las nuevas tecnologías y la personalización para relacionarse con los clientes. Además, no hay que olvidarse de las farmacias, que cada vez tienen más presencia en Internet, centrándose en aquellos productos que está permitido vender sin receta, consiguiendo así un mayor alcance y aprovechando la tendencia de los consumidores de llevar una vida saludable y cuidarse.

Las  marcas tienen el reto de cubrir las necesidades de unos consumidores cada vez más exigentes, que quieren estar muy informados sobre los productos que adquieren, su origen, si es saludable o no, así como sobre la empresa que hay detrás y las responsabilidad social, entre otras muchas cosas. En 2017 habrá que ver si el sector de la salud se sigue afianzando y vemos más cambios en el marketing y los productos de las empresas al respecto.

Imagen | pixabay

En BlogginZenith | E-farmacias: una oportunidad de negocio para un sector con dificultades

En campaña con Zenith
   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>