Cómo el coche autónomo puede darle un nuevo empujón a la publicidad exterior

coche autónomo

Parece que el coche autónomo tomará protagonismo durante los próximos años. De hecho, Ford prevé que en sólo cinco años vamos a ver los coches autónomos en las carreteras de Reino Unido y EE.UU. Business Insider da un paso más, e insiste en que, en 2020, habrá diez millones de automóviles autónomos en las carreteras. Los gigantes del automóvil y la tecnología como Google, Uber, Apple, Ford y Volkswagen se están preparando para la batalla.

A continuación, analizamos cómo el aumento de vehículos autónomos va a cambiar la industria de la publicidad, y cómo puede ser una completa revolución para la publicidad exterior.

El coche autónomo transformará la industria publicitaria

A medida que los coches autónomos vayan creciendo, aumentará la batalla de las grandes compañías por captar la atención de los pasajeros, así como por los ingresos del marketing. Es de esperar, que firmas tecnológicas como Google, que cuenta con su propio coche autónomo en un proyecto ambicioso, traten de alcanzar la atención de los ojos de tantos consumidores como sea posible.

Con millones de ojos puestos en la carretera, esto crea toda una nueva oportunidad en el mundo de los pasajeros, el que puede haber todo tipo de nuevas formas de publicidad, con más pantallas, que afectarían a las aplicaciones móviles, y, también, a la publicidad exterior. Según BI Intelligence, habrá unos 380 millones de coches conectados en las carreteras para el año 2021. Se trata del mismo año en el que llegará el coche autónomo comercial de Ford, que no tendrá ni volante ni pedales.

Otras marcas como Uber, Apple y Volkswagen también están avanzando en la misma dirección de los coches autónomos. Además, recientemente ha salido a la luz la alianza Renault-Nissan con Microsoft para crear este tipo de vehículos. ¿Cómo afectará todo esto al mundo publicitario y a las marcas?

Más entretenimiento dentro del coche

La forma de viajar cambiará por completo con el coche autónomo. Esto implica nuevas oportunidades, tanto para las compañías tecnológicas que lanzan los coches, como para terceras partes. Google, por ejemplo, tiene el punto de mira puesto en que su coche sea una extensión de su smartphone. De esta forma, podría llegar toda una nueva manera de descargar aplicaciones, de modo que, con el perfil de usuario de Android, sería posible acceder desde el coche a nuestra cuenta de Netflix u otras plataformas.

Lo que se espera, es que lleguen nuevas pantallas más grandes al vehículo, que los pasajeros pueden utilizar para descargar nuevas aplicaciones y utilizar para ver contenidos, jugar y entretenerse. Los diseños de los coches, permitirán así consumir noticias, ofrecer entretenimiento, así como la opción de poder trabajar desde el ordenador en la nube durante el viaje. Todo esto también abre una puerta a nuevas oportunidades  para la publicidad basada en la localización, y los anunciantes que pueden alcanzar a los viajeros con anuncios personalizados. Los coches autónomos públicos, podrían contar incluso con su propio canal dentro del coche, en el que podrían emitir anuncios publicitarios.

Además de todo esto, también hay que pensar en la publicidad exterior y las vallas publicitarias que todos conocemos, puesto que la llegada de los coches autónomos puede hacer que el panorama en este sentido cambie por completo.

Una publicidad exterior reinventada

Cuando los vehículos autónomos estén en las carreteras, los conductores y pasajeros ya no prestarán tanta atención a las vallas publicitarias exteriores como se hacía hasta ahora. Por eso, la publicidad exterior deberá cambiar de forma radical para asegurarse de que no están simplemente lanzando un mensaje publicitario. Deben ser mucho más inteligentes, interactivas y alcanzar a su target de forma personalizada.

Una de las nuevas formas de hacer publicidad exterior que están comenzando a tomar forma, es la de monitorizar el comportamiento y los hábitos del consumidor durante el viaje a través del smartphone. Una nueva plataforma en Estados Unidos ya se dedica a esta novedosa forma de publicidad exterior. Se trata de Radar, un nuevo modo para las vallas publicitarias para ver quién está conduciendo y enviar los datos a los anunciantes. Así, los anuncios exteriores pueden hacer un seguimiento de los teléfonos móviles de los pasajeros, y capturar información sobre patrones de tráfico, que luego se transforman en perfiles demográfico.

Estos datos no serían de sexo y edad, por ejemplo, sino que se trataría de patrones de viaje como rutas, para luego poder mostrar los anuncios exteriores a esas audiencias concretas. De esta forma, las agencias de medios necesitan comenzar a invertir en una publicidad exterior inteligente, puesto que la publicidad exterior más tradicional y unidireccional quedará fuera de órbita.

Como vemos, los coches autónomos tienen el poder de transformar la publicidad exterior, así como la forma en la que viajamos. Una de las preocupaciones de los profesionales de marketing es, si todas estas nuevas formas de hacer una publicidad tan dirigida y personal, puede afectar a la privacidad de los usuarios, puesto que los anunciantes necesitarán muchos datos sobre la rutas que hacen los usuarios, entre otras cosas. Sin embargo, todavía queda mucho camino para saber cómo afectarán todas estas novedades a la vida de los usuarios. Durante los próximos años veremos cómo todo el panorama de los vehículos autónomos va tomando forma y cómo la publicidad adquiere protagonismo en este sentido.

Imagen | portal gda

En BlogginZenith | Publicidad exterior en la ciudad: así son las últimas tendencias

En campaña con Zenith

Un comentario

  1. Todo esto implica una gran cantidad de posibilidades para la publicidad, habrá que ver qué dirección toma

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>