El clickbait será cosa del pasado (si Facebook lo logra evitar)

Paseando por tu muro en Facebook es posible que te encuentres con titulares sensacionalistas que te han llamado la atención y que, irremediablemente, te han llevado a hacer clic. No eres un rara avis, tranquilo. Simplemente has caído en las garras del clickbait.

Como su nombre indica esta “técnica” trata de atraer la mayor cantidad de clics posible, así como fomentar los compartidos a través de las redes sociales. Es parte de la “magia” del contenido viral que tanto se busca y tan pocas veces se encuentra. Sin embargo, es una técnica que llevada al extremo, desencanta al lector. O eso al menos dice Facebook que se ha propuesto acabar con él en su red social.

El clickbait como estrategia

social tv

Si lo trasladamos a la pesca, es como cuando los peces ven un “cebo”. Pican pensando que es comida y, cuando menos se lo esperan, son cazados literalmente por el pescador. Esta descripción se puede asemejar al propio clickbaitUtilizar un cebo es parte de una estrategia que siguen desde siempre en el mundo periodístico.

“La curiosidad mató al gato”, dice un viejo refrán. Y esa cualidad innata de todo ser humano ─brecha de la curiosidad─ es la que trata de explotar muchos editores, proporcionando la justa información para provocar curiosidad al lector, que para calmar debe hacer clic en el enlace al que lleva.

A simple vista puede parecer lógico, pues siempre se intenta escribir títulos de post que capten la atención del usuario. El problema viene cuando esta estrategia se lleva al extremo, provocando en el usuario un desencanto al toparse con contenido de mala calidad o incluso falso.

De hecho, hay una guerra abierta por parte de redes sociales como Facebook en contra del clickbait. Pero antes de analizar la postura de la red social más grande del momento, ¿qué opinan a grandes rasgos los expertos acerca de este clickbait que estamos analizando?

Los expertos opinan sobre el clickbait

Muchos medios han centralizado sus esfuerzos en el clickbait como pilar de su propia estrategia con el fin de conseguir la máxima exposición posible. La finalidad no es otra que la ansiada viralidad, que tanto se busca no solo para que una noticia sea leída, sino que además sea compartida. Ese es el quid de la cuestión.

Sin embargo, lejos de ser una estrategia denostada, hay expertos que no la consideran ni mejor ni peor. Es el caso de José Manuel Rodríguez, editor de Medios Sociales en El Confidencial, que considera que “lo importante es que el titular no ofrezca una impresión errónea sobre el contenido de la noticia”. Ahí está la clave según él, en no engañar al lector.

Del mismo modo, Ríos considera que es una estrategia a la que se puede acudir sobre todo los medios nuevos: “Existen medios nuevos con propuestas muy sugerentes pero algunos se mueven con frecuencia en el peligroso terreno de tener que conseguir que sus contenidos tengan una gran repercusión”. Pero también considera que del clickbait también hay que aprender: “Me gusta mucho la forma en que juegan con las narrativas audiovisuales, […] me divierten y aprendo de ellos”.

En una postura totalmente contraria está el experto en tecnología Enrique Dans. Él afirma que la adaptación del periodismo al nuevo entorno definido por la red está siendo compleja y caer en el clickbait es un error.

Insiste que, en ocasiones, “esa adaptación peca de demasiado fácil, de simpleza, y cae, por ejemplo, en la confección de titulares completamente enunciativos para tratar de mejorar el SEO – con la pérdida que ello conlleva de toda creatividad e imaginación – o, como en el caso del clickbait, el linkbait o los listicles, de un estilo de redacción completamente inflacionado en la búsqueda de la impresión fácil que resulta, sobre todo, completamente insostenible”.

clickbait

Es por ello por lo que Dans considera que con el clickbait nos acercamos al sensacionalismo y al amarillismo, y que finalmente “se paga con lectores desencantados, con desprestigio y con pérdida de credibilidad a medio plazo. No caigamos en esas cosas. Frente a la idea de que el clic lo justifica todo, pensemos que es muy posible que haya clics que, por el bien de la imagen del medio, no queramos tener”.

Después está el caso del uso de esta técnica, de forma reconocida, por parte de El Mundo Today. Como cuenta Xavi Puig, uno de sus creadores, “hay que hacer un esfuerzo por ser fiel a la propia línea editorial, porque si te obsesionas con el tráfico acabas publicando basura. Nosotros tenemos la suerte de poder parodiar el clickbait y encima obtener más tráfico con ello, porque la parodia del clickbait es clickbait”.

A pesar de estas posturas, Facebook tiene claro que el paso al frente va a ser definitivo: no quiere lectores desencantados. Quiere que las lecturas de los artículos que se compartan sean veraces, no meros anzuelos con los que pescar lectores. Es por ello por lo que podrá coto al clickbait de una forma sencilla: haciéndolo desaparecer de nuestros muros.

Facebook pisa el freno al clickbait

Facebook

Es probable que dentro de poco tiempo dejemos de encontrar en nuestro newsfeed de Facebook titulares del tipo “probamos esta dieta, no creerás lo que pasó después”. El cambio fundamental vendrá dado en su algoritmo, que se actualizará para mostrar a los usuarios noticias no vinculadas a titulares clickbait.

Pero ¿qué tendrá en cuenta la red social de Mark Zuckerberg? En realidad dos factores principales. De un lado, analizará si el titular contiene información necesaria para entender sobre qué trata el artículo. En segundo lugar comprobará si el título crea expectativas engañosas para el lector: “Analizaremos si el titular exagera los detalles de una historia, y por otro lado, si el titular retiene información”, explican desde Facebook.

Pero ¿cómo es posible localizar todo esto? Básicamente estandarizando y modificando el algoritmo. Es decir, el sistema buscará frases que se usan comúnmente en los titulares clickbait, de forma muy parecida al filtro de spam de tu correo. Si una página publica rutinariamente mensajes clickbait, Facebook comenzará a clasificar negativamente los mensajes de esa página.

vídeos nativos en Facebook

“No se verán afectados la mayoría de los editores”, dijo Facebook, “pero las páginas que dependen del clickbait pueden esperar menos difusión”. No solo en inglés, sino que lo extenderán a otros idiomas. En definitiva, tranquiliza diciendo que si no haces nada mal, no hay por qué preocuparse.

Sin embargo, a pesar de ese clima de tranquilidad que quiere transmitir la red social, se ha generado un ambiente de tensión entre los medios que dependen de redes sociales como Facebook para mantener las visitas a su site y sus ingresos publicitarios, porque las visitas pueden caer repentinamente.

Al final, Facebook lo que desea es que sus usuarios vean en su muro titulares más informativos y claros, “una comunicación auténtica en nuestra plataforma”, como parte de uno de los valores de su feed de noticias.

“La gente nos ha dicho que le gusta ver más historias genuinas. Con esta actualización, la gente verá menos historias con clickbait y más de historias que quieren ver”, afirman desde Facebook. Solo el tiempo nos dirá si finalmente el clickbait, como dicen, será cosa del pasado.

En BlogginZenith | ¿Qué es y cómo funciona el “clickbait”? DicZionario

En campaña con Zenith
   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>