Todas las claves para conocer Fuchsia OS, el nuevo sistema operativo de Google

Fuchsia

Desde hace días, el sector del marketing no deja de hablar del nuevo sistema operativo de Google: Fuchsia OS. Se trata de un nuevo proyecto aparecido en los repositorios Git de Google y que próximamente se comenzará a desarrollar, o eso se intuye.

De hecho, en uno de los documentos del repositorio aparece la descripción que ha enloquecido a la red: “Rosa + Púrpura == Fucsia (un nuevo Sistema Operativo)”. Eso sí, todavía no sabemos cuál va a ser su finalidad. La particularidad es que sería convergente, lo que quiere decir que podría utilizarse tanto en móviles como ordenadores portátiles y de sobremesa. Ahora bien, ¿Google no tenía ya Android en su haber? ¿No tiene ya Chrome OS? ¿A qué viene entonces Fuchsia OS?

Fuchsia OS, ¿a qué has venido?

Poco sabemos todavía del nuevo sistema operativo que Google empezará a desarrollar próximamente. Eso sí, parece que la compañía ha decidido que sea de código abierto, por ello está publicado en su Git. Esto significa que estará abierto a la colaboración de la comunidad, y se podrá ver cómo avanzan los trabajos de desarrollo.

Pero ¿cómo es que se lanzan a la aventura de un nuevo sistema operativo que aún no está operativo? Lo primero que conviene analizar es la situación actual. En Google cuentan, para que podamos entendernos, con dos sistemas operativos que todos manejamos: Android y Chrome OS. Ambos como sabemos no conforman un único sistema operativo, sino dos diferentes con una relación desigual.

De un lado, Android está más orientado a mobile (móviles y tablets) y es, por así decirlo, uno de los reyes de los sistemas operativos móviles. Únicamente iOS ha sido capaz de mantener una cuota de mercado significativa frente a Android, pues Windows Phone, Ubuntu, Firefox OS, Tizen, entre otros, han intentado llevarse su pedazo del pastel en los móviles sin éxito.

De otro lado está Chrome OS, el sistema operativo en la nube de Google, que nació más orientado a portátiles y sobremesa, y funciona aparentemente como un proyecto independiente a Android. Su éxito tampoco es discutible, y de hecho está entre los sistemas operativos más utilizados, frente a Edge (Explorer) y Firefox.

¿Desaparecerá Android y Chrome OS con Fuchsia OS?

Según el experto en tecnología Yúbal FM, “quizá la clave de todo esté en que Google no termina de considerar la alianza entre Android y Chrome OS una convergencia de verdad. Y si entendemos la convergencia como un único sistema operativo capaz de funcionar en todo tipo de dispositivo, como vemos en Windows 10 o Ubuntu, tampoco les falta razón”.

Continúa Yúbal indicando que “lo que podría aportar Fuchsia si acaba siendo ese proyecto ambicioso que nos imaginamos es el hecho de ser un único sistema operativo. Esto haría que Google no tuviese que dividir su personal para mantener dos sistemas diferentes, por lo que sería más fácil de mantener con un equipo menor de personas”.

Por tanto, si bien es cierto que algunas voces aclamaban la fusión de ambos en el futuro al solucionar las diferencias de operación entre Chrome OS y/o Android, es probable que Fuchsia OS haya llegado para ese fin. O quizás no.

¿Estamos entonces hablando de un sustituto Android-Chrome OS o de un nuevo sistema operativo que se suma a la lista? Probablemente se sume a la lista, porque de un lado desarrollar un nuevo sistema operativo conlleva tiempo, de la misma forma que quitar de golpe sistemas tan arraigados entre los usuarios no beneficiaría a nadie. Sería, por tanto, una introducción escalonada.

Otros apuntan que sí, que Fuchsia podría ser el sistema operativo que sustituya a Android y Chrome OS. Por ello, la intención que esconde sea la de unificar y dejar atrás la crítica que más ha perseguido a Android desde su nacimiento: la fragmentación. Un dolor de cabeza para los creadores de programas que han tenido que adaptar sus aplicaciones a diferentes formatos de pantalla y de sistema operativo.

Esta teoría la sostiene Android Police, que considera que utilizarían un sólo sistema operativo para todos sus productos. El sitio sugiere esto debido a que Fuchsia está creado para funcionar con las arquitecturas de teléfonos, tablets y ordenadores.

Así explica esta teoría el experto en tecnología Óscar Gutiérrez, quien apunta que “Google usaría Fuchsia, al principio, como Samsung utiliza Tizen. El sistema operativo comenzaría a aparecer en dispositivos de bajo perfil para probar su desempeño. Asimismo, Fuchsia tendría un papel menos relevante como el motor de dispositivos para el hogar conectado”, es decir, más orientado al Internet de las cosas (IoT).

En definitiva, aunque disponemos de poca información acerca de Fuchsia OS, varios pueden ser los motivos que habrían llevado a Google a realizar este nuevo desarrollo. Así lo apunta Arturo Valero, Data & Technology Director de Zenith: “uno de ellos podría ser que Fuchsia OS es un proyecto de código abierto y no estaría basado en Linux como sus antecesores, esto quiere decir que Google podría estar quitándose de en medio a un intermediario en el desarrollo de sus aplicaciones o bien por pura desintermediación o bien por la falta de rendimiento de Linux en algunos dispositivos (Linux tiene un impacto en el rendimiento de dispositivos menores como GPS, etc)”.

Valero también considera que “otro de los motivos podría ser la búsqueda real de la convergencia, aunque en la actualidad ya dispone de dos sistemas operativos para móvil y para PC no existe una convergencia real entre ambos sistemas”.

Por tanto, para él la realización de un único sistema podría buscar precisamente eso: mismos desarrollos, sinergias entre sistemas, mismos equipos de desarrollo, etc. Sin embargo, Arturo Valero apunta que esto choca frontalmente con la estrategia de uno de sus competidores más cercanos, Apple, cuya estrategia es la de buscar la experiencia más óptima para los usuarios en cada dispositivo, así tienen iOS para móvil, watchOS para sus relojes o macOS para sus ordenadores.

El último motivo que da Valero de los muchos que podría haber sería la lucha más directa con Microsoft y su sistema convergente Windows 10. “Todo puede ser”, asevera.

¿IoT y AR con Fuchsia?

iot

Otro punto importante a tener en cuenta es que Fuchsia sería un sistema operativo que se emanciparía de Linux. En su lugar utilizarían un Kernel propio llamado Magenta, y que estaría basado en LK (LittleKernel), diseñado para ser utilizado en sistemas embebidos (equipos que cuentan con una función especializada y que con frecuencia no requieren del uso de un sistema operativo real), como informan desde The Verge. Es decir, un proyecto diseñado para el IoT.

Por tanto, con pocos caminos aún descubiertos y la mayoría de ellos apuntando al Internet de las Cosas, como apunta Yúbal FM, “todo parece indicar que Fuchsia no sería un sustituto de Android o Chrome OS, sino un nuevo sistema con el que Google aspira a dominar el IoT. Aunque claro, si va a ser un sistema convergente siempre queda la posibilidad de que aspiren a más”. Hay quien incluso asegura que podría ser utilizado en interfaces de realidad aumentada. Solo el tiempo nos lo dirá.

Imagen | Xataka; Pixabay
En BlogginZenith | El Internet de las Cosas: ¿una nueva etapa para la publicidad?

En campaña con Zenith

2 comentarios

  1. Yo soy de los que opinan que finalmente fusionarán todo en Fuchsia. No tiene sentido disponer 3 sistemas operativos. Pero no llegará pronto, eso sí está claro.

  2. Cualquier cosa que haga Google va a ser un éxito. Y en este caso, también.

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>