Cine y negocio: ¿el problema era el precio de la entrada?

cine

El País titulaba el 22 de octubre de este año que los cines españoles “estaban desbordados por los precios populares”. Hacían referencia a la asistencia en masa a los cines españoles con motivo de la Fiesta del Cine, un evento de tres días organizado por la asociación de productores, los exhibidores y distribuidores con el apoyo de la ICAA (Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales).

El precio para ver una película en casi todas las salas españolas pasó de los seis a ocho euros habituales a 2,90 euros, provocando que miles de españoles acudiesen a los cines españoles. Esto generó un intenso debate en la sociedad: ¿es el precio de las entradas el principal motivo por el que la asistencia a los cines españoles ha caído en los últimos años?

La caída constante de la inversión publicitaria en el cine

Como Zenith ha venido informando en los últimos meses, el cine ha experimentado caída tras caída en lo que a la inversión publicitaria se refiere. A pesar de las ventajas que presenta como medio (mayor capacidad para captar la atención de los espectadores, mayores tasas de recuerdo, etc), esta casa estima caídas del 12,8 y 13,6 por ciento en la inversión publicitaria para los meses de septiembre y noviembre de 2013. Unos retrocesos que probablemente se mantengan en el próximo año.

Otras organizaciones como Warc y la Advertising Association también apuntan en la misma dirección, afirmando que en 2013 es probable que el retroceso de la inversión publicitaria en el sector cinematográfico alcance un 15%. Cifras importantes que ponen de relieve los cambios que ha experimentado la industria publicitaria en los últimos años, con el traslado de presupuestos de marketing hacia otros medios digitales como Internet o los móviles.

El sector, dominado por noticias negativas, vio como los meses de octubre y noviembre se convertían en su particular agosto. Gracias a las importantes rebajas en los precios de las entradas se vendieron siete veces más que en la semana anterior, según informa El Confidencial.

Tras probar diferentes fórmulas, la clave está en el precio

En los últimos años, los cines de medio mundo han probado diferentes estrategias para atraer más espectadores a sus salas. Desde tarifas planas (a cambio de X euros al mes los usuarios pueden ver un número determinado de películas o todas las que quieran) a otras fórmulas que siempre han girado en torno a la reducción del precio de las entradas.

Y la Fiesta del Cine de los dos últimos años corrobora que en el precio está la clave. En 2012, según datos de la Federación de Cines de España, pasaron por las salas españolas más de 763.000 espectadores en los tres días que dura la promoción, cuando la media se sitúa en cerca de 300.000. La recaudación en dicho período fue de 2,8 millones de euros. En 2013 es muy probable que los números sean similares o incluso mayores.

entrada_cine

La subida en el IVA cultural ha tirado al alza de los precios de las entradas del cine, que ya eran elevados para el público. Esto, junto a la feroz competencia que existe en estos momentos en el ámbito del entretenimiento (sobre todo por el empuje de los servicios digitales y la piratería), provocó que la asistencia a los cines españoles en los últimos años no haya despegado. Hasta que llegaron las ofertas en el precio de las entradas.

Los descuentos del mes de octubre generaron un intenso debate en nuestro país y fueron muchos los que afirmaron que estábamos ante una demostración de que el problema es el precio. La fiesta del cine demuestra la elasticidad de la demanda, titulaban en El Blog Salmón. “Al bajar los precios, sube la demanda”.

Una rebaja que algunos cines han decidido mantener en el tiempo

A raíz de lo sucedido son múltiples los cines que han optado por reducir más a menudo el precio de las entradas. Estos descuentos, que describen en este artículo de El Confidencial, no están disponibles todos los días de la semana y solo son accesibles bajo determinadas circunstancias.

Estas promociones le han servido a los cines como estrategia de marketing y comunicación y, a juzgar por los resultados a corto plazo, han sido todo un éxito. La pregunta que muchos se hacen ahora es si esto supondrá el resurgir del séptimo arte en nuestro país o si, por el contrario, el precio medio de las entradas se mantendrá en los niveles de los últimos años y el sector en general se resentirá.

En Bloggin Zenith | Zenith Vigía: “Inversión en Medios: en 2014 crecerá un 1%”

Imagen | Wikimedia

En campaña con Zenith

4 comentarios

  1. Yo creo que hay soluciones para el Cine: para conseguir más espectadores una puede ser el precio variable por días de la semana. Lo propuse en mi blog Casi Enteros http://blogs.20minutos.es/masquemedios/2013/11/02/el-exito-de-la-fiesta-del-cine/
    y tuvo cierta repercusión.
    Para aumentar la inversión publicitaria la solución puede venir también por una mayor flexibilidad (contratar salas concretas, días o sesiones particulares, pagar por audiencia,…Muchas de ellas ya las proponen algunos exclusivistas. Con la digitalización de las salas todo es posible (y encima ha abaratado considerablemente la producción).
    Si cada uno ponemos un poquito de imaginación, el Cine puede resurgir.
    ¡Ah! y gracias por la cita de Vigía.

  2. La mediática Fiesta del Cine de Octubre superó todos los record de participación con un millón y medio de espectadores que accedieron a las salas por 2,9 euros para ver una película en una gran pantalla. Los mismos días de la semana anterior a la promoción accedieron cerca de doscientas mil. El éxito ha sido multiplicar por 7,5 la afluencia de público gracias a una acertada propuesta de productores, exhibidores y distribuidores junto con el Ministerio de Cultura. Se han recaudado 4,4 millones de euros en estos tres días frente a los 1,4 millones del mismo periodo de la semana anterior. Solamente en concepto de IVA se ha incrementado la recaudación en medio millón de euros, al pasar de 240 mil € a 756 mil €. Todos contentos.
    Además del éxito en cuanto a datos económicos, hay otras reflexiones que ayudan a realizar un buen diagnóstico del enfermo, del enfermo imaginario; el cine en España, y por lo tanto la medicina que debe administrarse.
    El cine sigue teniendo un gran poder de atracción. Como dice Juan Ramón Gómez Fabra presidente de Fece, “la gran pantalla nos atrae”. Los espectadores han hablado claro: están dispuestos a pagar por ver una película en este formato y, a pesar de la piratería, del IVA y de la crisis, el cine es el cine, y si podemos venimos, y pagamos.
    Se trata de un producto muy elástico a la oferta, si bajan los precios se incrementa la demanda. Los precios han bajado un 60% ( de 7€ aprox a 2,9€) y la demanda se ha disparado 7,5 veces. Dependerá de exhibidores y distribuidores determinar el precio, pero serán los espectadores los que juzguen acertada o no la política de precios. Hasta ahora no ha habido consenso.
    Para el gran público el cine sigue siendo una alternativa de ocio tan válida como siempre. Se mantiene la recaudación en general a pesar de los cambios drásticos de las economías particulares y del país. Las subidas de precio del 3D han cubierto en parte la reducción de afluencia de espectadores.
    En el año 1997 acudieron al cine 107 millones de personas y en el 2012 un total de 92 millones, esto es un – 15% en 15 años. No es buen dato y no es un mercado en crecimiento, pero no es tan negativo como muchos se empeñan en trasladar. Soy optimista, prueba de ello es la apuesta por el medio con la adquisición de Movierecord Cine S.A.U. a Antena 3 Televisión. Estoy convencido de lo acertada de la decisión, no por romanticismo sino en beneficio del sector del cine y del publicitario, del mantenimiento de puestos de trabajo amenazados y del crecimiento de la economía salvando empresas que padecen la revolución tecnológica pero a las que simplemente basta con seguir reinventándose y adecuando sus modelos de negocio a esta realidad.
    El “enfermo imaginario” ya pareció morir allá por los ochenta con la explosión social que produjo el video doméstico en formato VHS y Betacam, pero no fue más que un síntoma que en poco tiempo devolvió la afluencia a las salas, conviviendo ambas propuestas de ocio. Todo volverá a su cauce, pero todo debe cambiar . El espectador volverá al cine cuando tenga un precio ajustado, no sé cuál será pero volverá. El exhibidor y distribuidor se esforzará en alcanzar acuerdos donde ambos ganen más. Todos ganaremos más con su reinvención porque ¿quién gana ahora si cierran las salas de cine en España?. De todas formas pensemos que en España tenemos cerca de 4 mil salas y en Alemanía también, pero ellos son el doble de población. En el numero de salas también se adaptará a la oferta y demanda…
    Con la afluencia de público el anunciante recobrará de nuevo su confianza en el medio, porque ya quedaron muy atrás los tiempos de los complejos procesos de transfer a 35mm, copias y la lentitud de la capacidad de reacción. Con la adecuación de las salas digitales se puede llevar a la gran pantalla cualquier campaña en tiempo real, y utilizar los espacios para todo un mundo de experiencias entre marcas y consumidores. El cine es el medio publicitario con mayor capacidad de recuerdo y notoriedad de marca, y con las posibilidades actuales se puede hacer lo que jamás se hizo y todos soñaron. Se han eliminado los costes de producción de copias y envíos, lo que ha rebajado muy notablemente el precio de contratación de campañas; sin saturación y adecuadas al medio y target, junto a una capacidad de segmentación más eficaz que nunca.
    De lo ocurrido en la Fiesta del Cine trataremos de sacar esa lectura sana y positiva sin demagogias, respondiendo a la demanda de los millones de espectadores que siguen encontrando en el cine ese lugar mágico donde disfrutar de las mejores historias; las que seguro contarán nuestras marcas a medida que están regresando a la gran pantalla.
    En Movierecord hemos sacado muchos productos nuevos y muy flexibles. Ya no hace falta contratar por semanas. Tenemos ofertas para solo sesión de hoche, ofertas por sala y dia, ofertas por sala, dia y sesión. Vendemos a coste por Mil y los datos son únicos (Rentrak) y validos para todos. Seguiremos haciendo las cosas diferente para tener resultados diferentes…Gracias. Alfonso Oriol Fabra. Movierecord Cine.

  3. En mi opinión creo que hoy en día hay que dar facilidades a las gente “no está el horno para bollos”, esto ha quedado muy claro después de la semana del cine y otras acciones puntuales de este tipo. Cuando se hace un esfuerzo la gente responde y de manera muy positiva; el cine siempre ha sido un plan muy popular entre los españoles, si queremos que la inversión publicitaria crezca en este medio tenemos que empezar por llenar las salas para llamar la atención de los anunciantes.

  4. Feliz Año antes que nada.
    En mi humilde opinión diré que, en España (sur de Europa) y en los tiempos que corren, con una tasa de paro y un PIB como la que todos sabemos y con unas políticas (no sólo las de ahora) poco innovadoras y como siempre improvisadas (ya ni menciono el tema de la piratería), diré que, por supuesto, el problema del cine es un problema de precio que ya se ha empezado a resolver, quizás un poco tarde, pero bueno, como diría aquel refrán, “más vale tarde que…”.
    Estoy en el negocio del cine desde hace unos 4 años (publicidad) y en ese tiempo he visto como el tema “precio de la entrada” ha ido cambiando de imagen pasando de un tema “tabú” a un “bueno quizás sí…” y eso en paralelo con una caída sostenida año a año en todas las salas del país (más de 3500, casi tantas como en Alemania, otro dato que da que pensar) y no porque las películas fueran malas o a la gente ahora le dé por ir a jugar a los bolos en su tiempo de ocio precisamente.
    Está claro que con la distribución de márgenes de esos 8,5 € de media que pagamos por un entrada y ese desproporcionado 21% de IVA que sólo tenemos nosotros (ese país del sur de Europa) tampoco se pueden hacer maravillas, pero todo lo que signifique un esfuerzo por parte de la industria (básicamente exhibidores y luego distribuidoras), si es percibido así por parte del espectador, pienso que es el objetivo de “marketing” que ahora mismo todos los que estamos en el sector deberíamos perseguir, pues no nos olvidemos del factor psicológico, importantísimo en este tipo de productos/servicios de ocio.
    Lo de la “Fiesta del Cine” fue un aviso pues en realidad tampoco es nada nuevo; que duda cabe que si eso fuera así los 365 días del año tampoco tendríamos unas taquillas así cada día, pero entre eso y los 8,5 € pienso que hay cierto margen y más entre semana, que el cine abre igual y gasta casi lo mismo en luz y demás.
    De esto saben bastante las compañías de compra colectiva las cuales prácticamente todas han utilizado el cine como reclamo para “enganchar” a clientes o captar nuevos. Es sorprendente ver cómo ponen x miles de entradas de a 5-6 € y se agotan en apenas unas horas o pocos días… si ellos hace tiempo que lo hacen y la gente responde (y ojo porque hablamos de uno de los “core target” del cine, gente joven, urbana, con poder adquisitivo), será que ese es el precio al cual “esa gente” estamos dispuestos a pagar por una entrada ¿no?
    De aquí a un tiempo volveremos a leer artículos como éste y quizás sonreiremos y nos parecerá que ha pasado una eternidad pero sí, pienso por otro lado que estamos en el camino correcto y poco a poco empezaremos a ver los frutos: menos precio = más espectadores = más facturación y más facturación también en palomitas (obviamente con algo menos de rentabilidad)= más recaudación para el Sr. Montoro… este sí que pase lo que pase gana siempre, pero en fin, es lo que hay por ahora.
    Ah! y para los de la “publi”, más espectadores = mejor imagen del soporte (que ya de por sí es buena) = más campañas = más facturación por el mismo CPM 🙂

    En fin, que se trata de un Win-Win claro y contundente…

    Un saludo a tod@s!

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>