CES 2014: ¿cómo el Internet de las Cosas modificará nuestros hábitos?

IoT

La semana pasada se celebró en Las Vegas CES 2014, una de las conferencias de hardware y tecnología más importantes a nivel mundial. En ella se dan cita los principales fabricantes de dispositivos y otros agentes del mercado, resultando en cuatro días en los que se presentan las novedades más importantes de los próximos meses y años.

Uno de los protagonistas de la edición de este año ha sido el Internet of Things (IoT, Internet de las cosas), una rama de la electrónica que se refiere a la posibilidad de que todos los dispositivos de los hogares, de las ciudades, estén conectados a internet y entre sí, produciendo elevadas cantidades de información. En esta entrada analizaremos esta tendencia y veremos qué oportunidades se presentan para el sector de la publicidad y el marketing.

Todo conectado, todo produciendo información

Si se cumplen las predicciones de fabricantes y analistas, en los próximos años asistiremos a la expansión del IoT en todos los ámbitos de la sociedad. Las neveras, los lavavajillas, las lavadoras e incluso las lámparas de nuestras casas dejarán de ser entes aislados para conectarse a internet, bien sea por sus propios medios o a través de los smartphones.

Esta conexión tiene dos principales consecuencias: estos dispositivos generarán ingentes cantidades de información sobre su funcionamiento y sobre nuestras preferencias (una nevera que conoce los alimentos que hay dentro y sabe cuáles son los que más consumimos, por ejemplo) y, además, se convertirán en inteligentes. Al igual que ha ocurrido con los smartphones o los televisores –aunque éstos en menor medida– todo lo que nos rodea pasará a ser más completo, más informativo, más inteligente.

Esto supone un reto y una oportunidad a partes iguales. La oportunidad es clara: si los usuarios adoptan este tipo de tecnologías a un buen ritmo los fabricantes serán los principales beneficiados. El CEO de Cisco, uno de los principales protagonistas del IoT a través de diferentes iniciativas y gadgets, admitió la semana pasada que el impacto económico del IoT podría ser de entre 14 y 33 billones de dólares en 2025. Estos son billones españoles, no anglosajones. Gartner, en otro informe afirma que en 2020 el impacto del IoT será de más de 1.9 billones de dólares.

Hardware y software; dispositivos y servicios

“Va a ser un nuevo tipo de tecnología de la información. Antes de nada, va a tener que ser muy sencillo de utilizar”. Con estas palabras se refería John Chambers, CEO de Cisco, a la otra vertiente del IoT: el software y los servicios.

El hecho de que el IoT dependa en gran medida de la conexión de electrodomésticos o cualquier otra cosa que nos podamos imaginar no quiere decir que en el hardware, en lo físico, estén sus límites. Como indicaba Chambers, las empresas que quieran participar en este mercado deberán de crear servicios que saquen partido a estos dispositivos, que sean capaces de gestionar, ordenar y entender toda la información que éstos producen.

Los museos de la The Smithsonian Institution, por ejemplo, aprovechan toda la información que recogen routers y demás sensores para su análisis y para determinar cuestiones como: ¿cuáles son las rutas principales de nuestros visitantes? ¿Qué obras son las más vistas? ¿Cómo interactúan los visitantes con las exposiciones?

El IoT y el mundo de la publicidad y el marketing

nevera

Decíamos antes que la expansión del IoT supone una oportunidad y un reto a partes iguales. La oportunidad parece clara, pero el reto no tanto. Sin embargo, en la intersección del IoT con el mundo de la publicidad podemos ver por qué las empresas y los gobiernos deben tratar toda esta información con cautela.

En un momento en el que usuarios y marcas se muestran cada vez más preocupados por su privacidad –sobre todo a raíz de las revelaciones de Edward Snowden sobre la NSA– resulta esencial comprender que mucha de la información que estos dispositivos generen será personal. Y por lo tanto, debe ser tratada con altos estándares de seguridad y con sumo cuidado.

Como recientemente indicaban en GigaOm, las marcas han llegado a los usuarios hasta ahora a través de una vía principal: la vista, las pantallas de nuestros dispositivos gracias a campañas visuales. Sin embargo, con una nevera, un lavavajillas o una lavadora conectada esto deja de tener sentido. Por ello resulta clave que los profesionales del marketing piensen en nuevas formas para llegar a su público objetivo.

Algunas empresas ya lo han hecho: Starbucks dispone de máquinas de café conectadas en sus tiendas. Estas máquinas recuerdan nuestras preferencias de café y a través de nuestros smartphones pueden avisarnos de que nuestra bebida estará lista antes de entrar en la tienda si nosotros queremos. Algunas neveras de LG y Samsung disponen ya de conexión a internet y analizan los alimentos que hay en su interior: cuando queda poco de algo, recibiremos una notificación. Las marcas de productos alimenticios podrían aprovechar estas oportunidades para mostrar, por ejemplo, descuentos en dichos productos u otro tipo de promociones.

Y así un sinfín de aplicaciones para aprovechar un mundo realmente conectado. Respetando la privacidad y la información de los usuarios pero convirtiendo nuestros hogares y nuestras calles en un todo. ¿Aceptarán los usuarios el uso de este tipo de información por parte de las marcas?

En Bloggin Zenith | ¿Cómo pueden las marcas aprovechar el ‘wearable computing’?

Imagen | Comsoc

En campaña con Zenith

Un comentario

  1. me he puesto este artículo en favoritos para leerlo dentro de 6 años. Para entonces todo lo que aquí se cuenta será una obviedad. A día de hoy me parece todo un acierto que publiquen cosas de este tipo.

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>