Capítulos filtrados en Internet, ¿qué pasa cuando la cadena no controla sus contenidos?

capitulos-filtrados-supergirl

Desde que Internet entró en nuestras vidas, ha variado de manera considerable la forma en que consumimos ocio. Un ocio que, desde luego, también incluye a la televisión. Y es que estos dos medios parecen cada vez más unidos. Una de las prácticas más generalizadas en la red es el visionado de capítulos filtrados de series de ficción destinados, en un primer momento, a la televisión.

Resulta una costumbre más común de lo que podría parecer a simple vista. Y el hecho de que muchas veces se refiera al capítulo piloto de una ficción muy esperada, parece convertir este suceso en algo un tanto peculiar. ¿Se trata de una nueva estrategia de marketing?

La estrategia de los capítulos filtrados

Las primeras veces que capítulos de series fueron filtrados en Internet, creímos estar frente a un problema para las cadenas: alguien, desde dentro de la empresa, conseguía el material y lo lanzaba de manera ilegal a la red, distribuyéndolo de manera que los seguidores pudieran verlo antes de que la cadena hubiera previsto su estreno.

Pero la repetición de ciertas pautas parece indicar que, en algunas ocasiones, es el propio canal el que filtra intencionadamente ese capítulo de cara a seguir una nueva técnica promocional, muy sorprendente para algunos porque, a priori, parece ir totalmente en contra del interés de las cadenas (que quieren que su serie llegue intacta al gran día del estreno) pero, que, en realidad, se puede usar como un gran arma.

Todo esto tiene mucho que ver con la manera en que se programan las series en la televisión americana. Los Upfronts marcan, en mayo, el arranque del ciclo televisivo. Se trata de unas jornadas en las que las cadenas muestran los primeros tráilers de sus propuestas para el otoño de ese mismo año, es decir, para la nueva temporada que comienza próximamente. Después del verano, las parrillas arden ante los primeros envites de las cadenas. Pero esos pilotos suelen estar preparados desde la primavera, guardados en un cajón hasta que el otoño las libere. Así que, ¿podríamos lograr enganchar a más espectadores si ya les hemos permitido ver el primer capítulo de la nueva serie estrella?

Se dice que fue FOX la primera que llevó a cabo la filtración del episodio piloto de su serie ‘New Girl’, en verano de 2011, para levantar la expectación entre los fans, que, antes de su estreno oficial, recibían esa píldora. No se trató de una filtración propiamente dicha, pues se emitió (eso sí, de manera gratuita) en iTunes, Hulu, y también en hoteles y aviones. El capítulo tuvo dos millones de descargas, ¿le restó eso audiencia el día de su estreno? Ni mucho menos, la emisión convirtió a ‘New Girl’ en el mejor estreno de sitcom para FOX en diez años, con más de diez millones de espectadores, unas cifras sobresalientes.

De esta forma, las cadenas se habrían enfrentado a la idea de que Internet es un mundo ingobernable en el que es imposible controlar el contenido, para cambiar las tornas y tratar de sacar rentabilidad a ese problema. El filtrado de capítulos siempre tiene gran repercusión en otra de esas armas que el marketing ha concedido a las empresas que aprendan a usarlas: las redes sociales. Un capítulo visto en Internet, antes de su estreno, produce curiosidad, incluso para quienes no estuvieran interesados en la serie y que puede que ahora se animen a echarle un primer vistazo. Después, los comentarios en Facebook o Twitter, la charla social generada… parte directamente del público, de la audiencia que opina sin ataduras. Y esas opiniones, producidas cuando el piloto se filtra, dan la oportunidad a la cadena de detectar problemas y fallos en el capítulo, incluso tienen margen de maniobra para mejorarlos y, por supuesto, para diseñar una buena estrategia de promoción de cara al estreno oficial de la serie.

Canales que obtienen rendimientos


Sin duda, las ventajas de los capítulos filtrados están enfocadas desde la perspectiva de la repercusión social. Uno de los últimos casos es el del piloto de ‘Supergirl‘ la nueva serie de CBS que se estrena el 26 de octubre. Hay mucha expectativa generada en torno a una serie que sigue las directrices de una de las tendencias de la televisión actual: la moda de los superhéroes. Pues bien, quien haya estado interesado (y también quien no) ya ha podido disfrutar del piloto de la serie, disponible en Internet desde el pasado mayo. Si estamos o no ante una estrategia de la cadena, no podemos afirmarlo con seguridad pero lo que sí sabemos es que CBS ha conseguido que se esté hablando ya de ‘Supergirl’, una serie que no llegará, como decimos, hasta dentro de unos meses.

¿Vale la pena filtrar un episodio y ganar toda esta promoción extra? Si el contenido es de calidad, la respuesta parece ser afirmativa. La temporada pasada, The CW siguió la misma estrategia con el piloto de otra serie de superhéroes, ‘The Flash’. Curiosamente, la filtración llegó la misma semana en que la cadena anunció la confección de su parrilla. El estreno se convirtió en el más visto en el canal en los últimos cinco años con unas cifras de 4,5 millones de espectadores.

Sin duda, el hecho de que la mayoría de los capítulos filtrados se produzcan en verano, tiene también mucho que ver con la llegada de la Comic-Con, otro gran evento para las televisiones y series de ficción. La Comic-Con se traduce en unas jornadas en las que público y creadores se encuentran de manera festiva y amistosa para charlar sobre nuevas temporadas o nuevos proyectos. Por eso, resulta entendible que algunas de esas filtraciones se produzcan en fechas cercanas a la convención, para avivar la expectación del público y ofrecerle un contenido del que se pueda hablar durante las jornadas.

El caso Showtime

A la hora de hablar de capítulos filtrados, no podemos dejar de mencionar el caso del canal de cable Showtime, una de las cadenas que más ha empleado esta técnica de marketing. Para los fans, era práctica habitual poder ver, antes de su emisión oficial, capítulos de ‘Dexter‘ o ‘Californication’. Algunos defienden que ésta es una forma de llamar la atención de futuros suscriptores. Muchas veces, la mejor campaña puede ser mostrar directamente el producto y dejar que los espectadores valoren por sí mismos la calidad de una serie y, como consecuencia, su futura suscripción.


En el caso de ‘Homeland‘, una de las series más aclamadas temporada  tras temporada, también hemos podido ver muchos de los primeros capítulos en Internet. Showtime supo aprovechar la expectación generada por el final de la segunda temporada de la serie y el primer capítulo de la tercera tanda de episodios se difundió en Internet un mes antes de su estreno oficial. El pase por televisión pareció no acusar esta filtración, pues sus datos fueron excelentes, con un 1,88 millones de espectadores.

En referencia a ‘Homeland’ muchos arguyen un segundo motivo para que se produjera la filtración. La cercanía de los premios Emmy podría haber sido una de las causas que determinaran que Showtime se decidiera a llevar a cabo esta estrategia. Así se aseguraba de que mediáticamente se hablara de ella cuando las votaciones estaban cercanas y el último capítulo emitido en televisión se había visto en un lejano diciembre del año anterior.

Filtraciones imprevistas

En los casos que hemos visto, partimos de la base, nunca confirmada, de que las cadenas han usado esta herramienta como mecanismo de promoción entre los seguidores que se mueven en Internet y redes sociales. Pero existen otras ocasiones en las que las filtraciones se producen de manera claramente no intencionada y, por tanto, sí pueden perjudicar a la estrategia de las cadenas. Uno de los casos más recientes es el de la quinta temporada de ‘Juego de Tronos‘, de la que se filtraron los cuatro primeros capítulos por un posible fallo en las comunicaciones entre trabajadores de HBO. La verdad es que no se puede pensar que esta filtración perjudicó al estreno de la serie pues logró batir récords de audiencia con casi ocho millones de espectadores.

En estas situaciones en los que el canal sufre una mala pasada y sus capítulos se filtran por error, la reacción del público también suele ser positiva, pues se genera una corriente de simpatía hacia la producción perjudicada. Como sea, este hecho produce, sí o sí, que se hable de la serie en cuestión, por lo que la promoción está asegurada. En España, también hemos vivido casos de filtraciones, como sucedió con el estreno de la sexta temporada de ‘La que se avecina‘, que incluso pudo verse en YouTube. Cuando el capítulo se estrenó en Telecinco, consiguió la segunda mejor marca de su historia, con un 27,1% del share.

Imagen | CBS;
En BlogginZenith | Series y descargas en Internet: ¿una oportunidad para las marcas?

En campaña con Zenith

2 comentarios

  1. Sigo pensando que es una estrategia de marketing en toda regla. De eso no cabe duda.

  2. Es cierto que cada vez se filtran más capítulos, aunque no tengo claro si es marketing o si es algo que las cadenas no pueden controlar

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>