Animales y publicidad: ¿se protegen o son considerados meros objetos?

¿Quién no recuerda a Lassie, probablemente la perra más famosa del mundo? ¿Quién no se ha enamorado de Babe, el cerdo que quería ser un perro guardián de ovejas? ¿Y Flipper, el delfín que revolucionó las pantallas en los años sesenta? ¿O quién no recuerda al chimpancé que interpreta a la mona Chita en las películas de Tarzán? Estos y otros animales han sido grandes protagonistas en la escena televisiva.

Sin embargo, campañas como ADnimalsfree han iniciado acciones en el sector publicitario y audiovisual, para que no se utilicen animales salvajes en cine, TV y Publicidad. Con este punto de partida hablamos del uso de animales en televisión y publicidad, su efecto emotivo, los límites legales, y destacando algunas piezas publicitarias.

El efecto emotivo de los animales en publicidad

Desde hace años los animales son utilizados como estrategia comercial, apelando a los sentimientos sin otro fin más allá que el de fijar conceptos y vender mediante el carisma de los mismos todo tipo de productos y servicios. ¿Cuántos consumidores no se han emocionado viendo la mirada de un cachorro? ¿O se han comprado un producto por la mascota que estaba impresa en el packaging? ¿O cuántos han recordado una marca gracias a la presencia de una mascota?

Y es que los animales, sin duda, actúan en la estrategia comercial para obtener los objetivos buscados, reforzando una actitud favorable hacia el producto a comercializar. Son verdaderas entidades estratégicas que principalmente movilizan emociones apelando a los sentimientos, así logran que los recordemos, que tengamos en mente la marca, producto o servicio en cuestión y, por ende, terminemos comprando.

El caso más reciente lo encontramos con el último spot de Samsung que, teniendo presente que los animales han sido protagonistas de cientos de anuncios publicitarios durante décadas, ha elegido este mismo concepto para promocionar su sistema de mensajería ChatOn, con el lanzamiento de Galaxy Note 8. En él, se puede ver a un niño con su nueva tableta Galaxy Note 8 en el que utiliza el sistema de mensajería grupal ChatOn para comunicarse con animales de diferentes especies e invitarlos a una fiesta. Se consigue así transmitir el tan ansiado componente emocional.

Este es, sin duda, un claro ejemplo en el que se nos pone frente a nosotros cómo las marcas que manejan el marketing actual saben que no hay nada mejor como apelar a los sentimientos y emociones para vender. Aunque, tal y como considera Ricardo Devis, asesor en Estrategia y Comunicación, “la inclusión de animales en los anuncios publicitarios se debe –a excepción de los dedicados al reino animal: comida, enfermedades, etc.– al “principio de sustitución necesaria”, es decir, la divulgación requerida necesita de actores ajenos al producto divulgado”. Para Devis, las razones superficiales, clasificadas en razón de sus sustituciones asociadas, son las siguientes:

  • Logotipos animales: se asocia un animal a una imagen corporativa (cocodrilo/Lacoste), sustituyendo los usuales acrónimo o marca por una mera imagen animal. En este caso el animal es una adición combinatoria a las solas letras, sustituyéndolas.
  • Translación antropomórfica: derivada del previsible cansancio generado por los actores humanos, los animales sustituyen a éstos asumiendo las características y prerrogativas de aquéllos.
  • Nuda comparación: debido a la simplicidad de atributos comúnmente atribuibles a los animales (tigre/ferocidad, león/dominio, etc.), éstos se remarcan en su aplicación a comparaciones (velocidad: coche/guepardo) que preservan al mensaje publicitario de connotaciones más complejas, aumentando así su eficacia. El animal sustituye aquí a propiedades simples (o a sus contrarias).
  • Efectos especiales: aquí los animales podrían ser perfectamente sustituidos por cualesquiera otros seres, originalmente animados o no, como cafeteras parlantes, mesas andantes, etc., pues lo que se pretende es conseguir la sorpresa formal y la brillantez efectista (Budweiser/ranas).

Como vemos, la imaginación no tiene límites, y hay expertos, como Devis, que hacen una clasificación del uso de los animales en general en publicidad. Ahora bien, ¿qué límites tiene el uso de animales en sector publicitario? ¿Los hay?

¿Existen límites legales?

La Ley General de Publicidad no hace mención explícita al uso de animales en el sector audiovisual. Sin embargo, habría que tener presente la Ley 32/2007, de 7 de noviembre, para el cuidado de los animales, en su explotación, transporte, experimentación y sacrificio. Concretamente su artículo 4, relacionado con las explotaciones de animales: “Las Administraciones Públicas adoptarán las medidas necesarias para asegurar que, en las explotaciones, los animales no padezcan dolores, sufrimientos o daños inútiles. Para ello, se tendrán en cuenta su especie y grado de desarrollo, adaptación y domesticación, así como sus necesidades fisiológicas y etológicas de acuerdo con la experiencia adquirida, los conocimientos científicos y la normativa comunitaria y nacional de aplicación en cada caso”.

Mientras que en la Industria del Cine estamos acostumbrados a leer al final de las películas la leyenda “ningún animal ha sido maltratado en el rodaje de este film”, en publicidad se siguen manteniendo prácticas poco éticas con la fauna salvaje. Al menos, así lo aseguran desde la Fundación para la Adopción, Apadrinamineto y Defensa de los Animales (FAADA). Y por eso, desde hace varios años, han puesto en marcha la campaña adnimalsfree.org con la que pretenden concienciar y denunciar el uso de animales que deberían vivir en libertad, para producciones audiovisuales.

De hecho, Marta Molas, experta en comunicación, nos pregunta lo siguiente: ¿por qué no somos conscientes del coste que supone para los animales? Además, denuncia que “cuando los ponemos delante de una cámara, dejan de comportarse como animales, perdidos en un mundo que no es el suyo y obligados a vivir antinatura. Y entre todos, podemos liberarlos de aparecer en guiones y rodajes”.

ADnimalsfree, entre la denuncia y los aplausos

Esta campaña que vemos en el vídeo la ha lanzado FAADA y quieren concienciar e informar a los profesionales del sector de la problemática que supone utilizar animales salvajes en spots o programas. Y para ello piden adhesiones a ADnimalsfree. Según la Agencia, “cuando los guionistas, redactores o creativos queremos transmitir emociones y sensaciones como la grandeza, la belleza, la fuerza, la agresividad o la magnificencia, la mayoría de veces recurrimos a la imagen de animales salvajes para mostrarlas”.

Con ello, afirman, se les provoca a estos animales “sufrimiento innecesario poniéndolos frente las cámaras, obligándoles a realizar cosas que en su entorno nunca harían y lo peor de todo, los dejamos de tratar como animales. Y eso conlleva un riesgo enorme, porque para ellos, las consecuencias tanto físicas como psicológicas perdurarán para siempre”.

Entre las campañas que denuncian, están las siguientes:

Sin embargo, lejos de quedarse sólo en la crítica, ellos apuestan por dedicarle el mismo espacio a aplaudir las piezas en las que se utilizan recursos como animaciones o cualquier tipo de alternativa para demostrar que con imaginación, y no necesariamente más presupuesto, se puede comunicar el mismo mensaje sin perjudicar a ningún animal. Estas son las piezas:

Sin duda, esta campaña está haciendo que haya una concienciación en torno a la explotación animal en el ámbito publicitario. Ahora bien, ¿estáis, pues, de acuerdo con el hecho de que la industria de la publicidad no protege a los animales? ¿Creéis que se olvida de ellos y los tratan como meros objetos?

Imagen | Adforum
En Bloggin Zenith | El producto ecológico llega al supermercado cada vez con más fuerza

En campaña con Zenith

Un comentario

  1. A mi este post me ha servido para concienciarme. Nunca antes había reparado en ello la verdad. Asumimos como prácticas habituales el uso de animales en publicidad sin conocer el impacto que estas actividades tienen en ellos. Gran artículo.

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>