Ahora sí que sí: Netflix aterriza en España y estas serán las consecuencias

netflix-logo

No por ser una noticia esperada, su llegada ha causado menor impacto. Por fin, después de años de dudas y rumores, se confirma: este mes de octubre, Netflix llega a España. La vod más importante e influyente del mundo acrecienta su expansión y aterrizará en nuestro país.

Y bien, ¿qué podemos esperar de este anuncio? ¿Qué supondrá la llegada del gigante de las comunicaciones? ¿De qué manera afectará a la industria del video on demand, que sigue tratando de hacerse paso en nuestro país? ¿Cuáles son las claves para poder entender su éxito o fracaso?

Netflix, o por qué todo el mundo habla de ella

El video on demand, los videoblubs online, han crecido muchísimo en los últimos años, convirtiéndose en una oferta de ocio que conquista a los espectadores que se apuntan a un nuevo modelo de televisión: uno que les transforma en jugadores destacados de la partida. Ya no se trata de un modelo unidireccional en el que la televisión ofrece un contenido. Sino que el usuario elige qué productos toma y cuáles no, definiendo así unos perfiles de consumidor que a la empresa le ayudan a modular estrategias de mercado más efectivas.

La historia de Netflix es bien curiosa. Según cuentan, en 1997, Reed Hastings, un empresario de software, olvidó devolver una película a su videoclub habitual, Blockbuster, por lo que tuvo que pagar una multa. Este hecho le hizo reflexionar sobre las verdaderas necesidades del usuario, hasta el punto de crear un nuevo concepto de empresa: ¿por qué, en lugar de pagar por el alquiler de una película cada vez, no se ofrecía una tarifa mensual que permitiera al usuario ver, por el mismo precio, todos los contenidos que quisiera? Éste no sólo fue el nacimiento de Netflix, sino la apertura a un nuevo modelo que la llegada de Internet no haría sino consolidar.

Hoy por hoy, Netflix es una de las empresas más interesantes del sector audiovisual. No sólo por plantar cara a los grandes canales de cable de Estados Unidos con un desarrollo totalmente novedoso, sino porque las cifras respaldan su modelo. La internacionalidad es una de sus grandes metas, con una intención bien clara: llegar a los 200 países en 2016. La compañía necesita expandirse para seguir creciendo, cosa que durante el último año no ha parado de hacer. A principios de 2015 contaba con 57,4 millones de suscriptores, con casi cinco millones de nuevos usuarios obtenidos en el último trimestre de 2014.

Aterrizaje en España, las luces…

Así pues, que Netflix llegase a España era sólo cuestión de tiempo. Pero, ¿por qué parece que lo tiene todo para ganar? Una de las claves principales es su potencia como marca, con una imagen cuya popularidad sigue incrementándose. La empresa, aún antes de llegar, ya tiene una gran cantidad de público ganado, ¿cómo es esto posible? Entre otras cosas, gracias a la apuesta por el contenido propio.

netflix-sense8

En 2013, se produjo el salto cualitativo, Netflix iba a producir su primera serie original: ‘House of Cards’. De esta forma, pasaba de ser una empresa “nexo” que unía a productores y consumidores a convertirse en un ente creador, generador de un contenido con un sello personal e intransferible. Si Netflix ha conseguido ponerse bajo el foco es porque ha apostado por un contenido de calidad, original y muy atractivo, algo que el espectador valora. Si HBO o AMC se diferencian del resto de canales por el tipo de series que ofrecen, en un par de años, Netflix ha logrado colocarse como un nombre a tener en cuenta. Todas y cada una de sus producciones: ‘Orange is The New Black’, ‘Marco Polo’, ‘BoJack Horseman’… han logrado despertar la atención. Primero, fue la curiosidad de ver qué podía ofrecer un “videoclub”, y después, ha funcionado el prestigio ganado con series que se han alzado con galardones como el Globo de Oro que este mismo año consiguió Kevin Spacey por su papel de Frank Underwood. Ahora, cada nueva serie llega al público con altas expectativas respecto a su calidad narrativa. Los grandes creadores quieren trabajar con Netflix. De hecho, uno de los estrenos más comentados en los últimos meses es el de ‘Sense8‘, la serie de los Wachowski para la plataforma.

Pues bien, si antes las plataformas de vod en España luchaban por conseguir los derechos de explotación de las series de Netflix, siendo un estupendo reclamo comercial para ganar clientes, ahora estas series sólo podrán llegar al espectador a través de la suscripción con el gigante norteamericano. ¿Por qué no se había podido ver aún ‘Daredevil’ (otra de las grandes triunfadoras de ficción de 2015) en España? Porque Netflix la estaba reservando para su aterrizaje en nuestro país.

A pesar de no conocerse cifras oficiales, todo parece indicar que los precios de suscripción en España seguirán la línea de los que ofrecen otras plataformas como Wuaki o Nubeox, con un paquete intermedio cuyo precio mensual rondaría los 8 euros. La idea sería ofrecer tres paquetes distintos, imitando el modelo americano. El primero y, más económico, tendría una resolución estándar y se podría ver en una pantalla. El segundo, permitiría dos pantallas simultáneas y el tercero, ofrecería la mejor calidad de imagen, incluso Ultra HD 4K, y hasta cuatro pantallas al mismo tiempo. Otras condiciones ventajosas para los suscriptores: un primer mes gratuito, sin obligatoriedad de permanencia y la compatibilidad con todos los dispositivos… responden no sólo al modelo que ha triunfado en Estados Unidos, sino a la necesidad de ser competitivos en España, ofreciendo lo que las plataformas de vod ya tienen en nuestro país.

…y las sombras

Y es que, finalmente, para una empresa, por positiva que sea su imagen, la llegada e implantación a un nuevo mercado, plagado de ofertas parecidas a la suya, ofrece un mar de dudas. La necesidad de abrirse paso en un sector que no es nuevo tiene también sus aspectos difíciles.

Precisamente, uno de los problemas con los que Netflix aterriza en nuestro país es su catálogo. Para empezar, dos de sus series emblemáticas, no estarán dentro de su oferta. Las exitosas ‘House of Cards’ y ‘Orange is The New Black‘, “culpables” de buena parte del éxito de la compañía están comprometidas con Canal+, que las ha estado ofreciendo en estos años, y que tiene derecho de tanteo sobre sus nuevas temporadas en pos de los acuerdos a los que llegó en su momento con Neftlix para el lanzamiento de éstas a nivel internacional.

La implantación de Netflix será paulatina y progresiva, siempre respondiendo a la demanda del público. Así pues, nos encontramos con un catálogo reducido que se irá incrementando con el tiempo. Los conceptos de calidad y cantidad sirven el debate. Para Netflix es más interesante ofrecer un catálogo corto pero bien estructurado. Por ejemplo, su impulso es el de ofrecer series completas, y no sólo temporadas, permitiendo al espectador disfrutar del contenido global y no sólo de una parte del mismo. En esta búsqueda de un trato preferente con el cliente tiene que ver también el algoritmo matemático que Netflix utiliza para recomendar a un usuario que ya ha disfrutado de una serie, otro producto de características similares.

Otra de las grandes dudas que Netflix plantea es su inversión o no en contenido propio en España, como decimos, uno de los hechos diferenciadores y que le ha valido un buen posicionamiento frente a los espectadores. En primera instancia, no se contempla esta posibilidad y ello le sitúa en una posición de desventaja respecto a otras plataformas más asentadas en nuestro país, como Movistar Series que, precisamente, siguiendo el ejemplo de Netflix en Estados Unidos, se ha lanzado a la producción propia, con ficciones que ya están levantando muchas expectativas y que le pueden ganar la consideración de una parte del público.

Netflix aterriza en España como un gigante del audiovisual pero, ¿le espera un camino de rosas? El vod en nuestro país, en general, ya lo tiene complicado, pues la cultura de pago por ver televisión no está asentada. Una oferta competitiva y un catálogo diferenciador podrán marcar la diferencia. También para el resto de las compañías de video on demand de nuestro país, la llegada de un duro competidor hará más difícil el juego, les obligará a ser más dinámicas, por lo que, en última instancia, es el espectador el que puede obtener beneficios de un mercado más disputado.

Imagen | Netflix
En BlogginZenith | ¿Están matando Netflix y la televisión a la carta el modelo tradicional de publicidad en televisión?

En campaña con Zenith

Un comentario

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>